Flat foot deutsch

El pie plano es una afección común, también conocida como pie plano, en la que los arcos de la parte interior de los pies se aplanan cuando se ejerce presión sobre ellos. Cuando las personas con pie plano se ponen de pie, los pies apuntan hacia fuera, y toda la planta de los pies cae y toca el suelo.

El pie plano suele ser indoloro. Si no le duele, no necesita tratamiento. Sin embargo, si el pie plano le está causando dolor y limitando lo que quiere hacer, entonces puede estar justificada la evaluación de un especialista.Productos y ServiciosMostrar más productos de Mayo Clinic

SíntomasLa mayoría de las personas no presentan síntomas asociados al pie plano. Sin embargo, algunas personas con pie plano experimentan dolor en los pies, especialmente en la zona del talón o del arco. El dolor puede empeorar con la actividad. Puede producirse hinchazón a lo largo de la parte interior del tobillo.

CausasEl pie plano no es inusual en bebés y niños pequeños, porque el arco del pie aún no se ha desarrollado. En la mayoría de los casos, el arco del pie se desarrolla durante la infancia, pero hay personas que nunca lo desarrollan. Las personas sin arco pueden tener problemas o no.

¿Cuándo se recomienda la cirugía para el pie plano?

Si padece pie plano, una afección en la que existe poco o ningún espacio bajo el arco del pie cuando está de pie, es posible que necesite una operación de pie plano. Los síntomas son: Dolor al correr o caminar, sobre todo en la parte interna del tobillo y el pie. Hinchazón del tobillo.

¿Hay que tratar el pie plano?

El pie plano suele ser indoloro. Si no siente dolor, no es necesario ningún tratamiento. Sin embargo, si el pie plano le causa dolor y limita lo que quiere hacer, puede estar justificada la evaluación de un especialista.

Más Información
Estiramientos: Masajes y ejercicios para el tratamiento de la fascitis plantar

¿Cuáles son las tres causas principales del pie plano?

Los pies planos están causados por diversas afecciones, como lesiones, obesidad y artritis. El envejecimiento, la genética y el embarazo también pueden contribuir a la aparición de pies planos. También es más probable tener pies planos si se padece una enfermedad neurológica o muscular, como parálisis cerebral, distrofia muscular o espina bífida.

Ejercicios para pies planos pdf

in PodologíaJuly 24, 2020 Tagged With: soportes para el arco, arcos caídos, pies planos, tratamiento para pies planos cerca de mí, tratamiento para pies planos San Antonio TX, dolor de pies, podólogo cerca de mí Los pies planos también se conocen como “arcos caídos”. Como su nombre indica, las personas que tienen esta condición no tienen arcos en el interior de sus pies. En su lugar, toda la planta del pie queda plana al tocar el suelo. Esta afección es normal en los niños pequeños porque sus arcos todavía tienen que desarrollarse, y normalmente lo hacen durante la infancia. Las personas que no tienen arcos suelen padecer esta afección como consecuencia de una lesión o del desgaste de los tendones del pie.

Es frecuente que las personas tengan arcos de diferente tamaño. Si crees que tienes los pies planos, tienes que ir al médico para que confirme tu condición. Cuando visite al médico, lo mejor es que lleve un par de zapatos que utilice con frecuencia. El podólogo puede pedirle que observe las tensiones de sus zapatos.

Más Información
Cervicalgia con Ejercicios

En ausencia de dolor, no hay de qué preocuparse por tener los pies planos. No obstante, es importante tener en cuenta que tener los pies planos puede contribuir a causar problemas en los tobillos y las rodillas debido a problemas de alineación. Algunas personas pueden experimentar dolor durante las actividades o hinchazón en los tobillos. Si siente molestias, su médico puede recomendarle alguno de estos tratamientos:

Dolor de pies planos

Un pie plano o de arco bajo no se considera anormal, ya que la altura del arco no influye en el funcionamiento del pie. Sin embargo, un pie que se dobla excesivamente hacia dentro, con la mayor parte del peso pasando por el borde interior, es motivo de preocupación, como se muestra en el pie izquierdo de la imagen inferior.

Se considera que estos pacientes tienen un pie plano patológico. En la mayoría de los casos, los síntomas responden a ejercicios de estiramiento, ortesis (plantillas) y calzado de apoyo. Si el paciente no responde al tratamiento conservador, puede plantearse la cirugía.

El pie plano patológico puede dividirse en flexible y rígido, y según se trate de un adulto o de un niño. El diagnóstico se realiza mediante un examen clínico del pie y de la marcha del paciente. Las causas antes mencionadas son variadas y a menudo se requieren investigaciones en forma de radiografías y escáneres para confirmar la gravedad y las causas subyacentes.

La operación suele consistir en una combinación de técnicas para restaurar la alineación del pie con la parte inferior de la pierna. Esto incluye osteotomías (cortar huesos para realinearlos), fusión de articulaciones, alargamiento de tendones y transferencias, así como dispositivos implantados para ayudar a mantener la corrección.

Más Información
Tendinitis de Aquiles: tratamiento en fisioterapia

Calambres en los pies

Los pies planos no suelen causar problemas, pero pueden sobrecargar los músculos y ligamentos (el tejido que une dos huesos en una articulación). Esto puede provocar dolor en las piernas al caminar.

Algunas personas con pie plano notan que su peso se distribuye de forma desigual, sobre todo si su pie tiene sobrepronación. Si el pie se sobreprona, es probable que el calzado se desgaste rápidamente. La sobrepronación también puede dañar la articulación del tobillo y el tendón de Aquiles (el tendón grande de la parte posterior del tobillo).

En ocasiones, el pie plano puede deberse a una anomalía que se desarrolla en el útero, como un problema en una articulación o la fusión de dos o más huesos. Esto también se conoce como coalición tarsal y provoca que los pies sean planos y rígidos.

Las afecciones del sistema nervioso (cerebro y médula espinal) también pueden provocar la caída del arco del pie. Esto se debe a que, con el tiempo, los músculos se vuelven gradualmente más rígidos y débiles y pierden flexibilidad. Entre estas afecciones se encuentran la parálisis cerebral, la espina bífida y la distrofia muscular.