Tratamiento de la ciática

La ciática es una afección que puede provocar dolor en la espalda y las piernas. Se produce cuando el dolor recorre el trayecto del nervio ciático. Este nervio nace en la parte inferior de la columna vertebral y recorre la cadera, las nalgas y la parte posterior de la pierna hasta llegar al pie.

La ciática se siente como un dolor nervioso que se irradia desde la nalga hasta la parte posterior de la pierna, a menudo al sentarse, estornudar, toser o ir al baño. También puede sentir dolor lumbar y/o hormigueo, pinchazos, entumecimiento o debilidad en la pierna.

Aunque el dolor de ciática puede ser intenso, la mayoría de las personas notan que los síntomas mejoran con el tiempo. Como la ciática se considera una afección lumbar más grave, es aconsejable acudir al médico en los primeros días de aparición de los síntomas. Para diagnosticar la ciática, el médico elaborará un historial médico y examinará la columna vertebral y las piernas.

El Real Colegio Australiano y Neozelandés de Radiólogos recomienda que la radiografía u otro tipo de pruebas de imagen ante un dolor lumbar sólo sean necesarias si se presentan otros síntomas importantes. Si padece ciática, comente con su médico si es necesario realizar pruebas de imagen, que pueden serlo o no, según las circunstancias. Para más información, visite el sitio web Choosing Wisely Australia.

Dolor de ciática

¿Alguna vez te has pinzado un nervio levantando una caja pesada o moviendo muebles? Te agachas, levantas y, zas, un dolor punzante te recorre la pierna. A todos nos ha pasado, pero en algunos casos este dolor puede durar más de lo habitual, a veces semanas. Si es así, puede tratarse de una neuritis ciática, más conocida como ciática.

Más Información
Cervicalgia o Dolor cervical

La ciática afecta a casi tres millones de estadounidenses cada año. Las personas con ciática sufren un dolor que se irradia desde la parte baja de la espalda hasta la pierna y que puede alterar la vida diaria. Pero con la orientación adecuada, incluso los síntomas más molestos -como el dolor de cadera y el entumecimiento- pueden resolverse.

El nervio ciático es el mayor del cuerpo y está unido por cinco raíces nerviosas. El nervio ciático, que se extiende por las nalgas y el muslo hasta la planta del pie, tiene como función principal conectar la médula espinal con la piel y los músculos de la zona lumbar. La compresión, irritación o inflamación de esta fibra puede provocar un dolor insoportable en el nervio. Si no se trata, la ciática puede causar lesiones nerviosas a largo plazo.

Ciática bilateral

La ciática es un dolor que desciende por la pierna desde la parte inferior de la espalda[1] y que puede afectar a la parte posterior, externa o anterior de la pierna[3]. Suele aparecer de forma repentina después de realizar actividades como levantar objetos pesados, aunque también puede aparecer gradualmente[5] y suele describirse como un dolor punzante[1]. [1] Normalmente, los síntomas se presentan en un solo lado del cuerpo[3]. Sin embargo, algunas causas pueden provocar dolor en ambos lados[3]. A veces se presenta dolor en la parte baja de la espalda[3]. Puede haber debilidad o entumecimiento en varias partes de la pierna y el pie afectados[3].

Más Información
Dorsalgia

Alrededor del 90% de los casos de ciática se deben a una hernia discal espinal que presiona una de las raíces nerviosas lumbares o sacras[4]. La espondilolistesis, la estenosis espinal, el síndrome piriforme, los tumores pélvicos y el embarazo son otras posibles causas de ciática[3]. La prueba de elevación de la pierna recta suele ser útil para el diagnóstico[3]. La prueba es positiva si, al levantar la pierna mientras la persona está tumbada boca arriba, el dolor se dispara por debajo de la rodilla[3]. [3] En la mayoría de los casos no es necesario realizar pruebas de imagen[2], pero pueden obtenerse si la función intestinal o vesical se ve afectada, si hay una pérdida significativa de sensibilidad o debilidad, si los síntomas son de larga duración o si existe la preocupación de que haya un tumor o una infección[2]. Las afecciones que pueden presentarse de forma similar son las enfermedades de la cadera y las infecciones como el herpes zóster temprano (antes de la formación de la erupción)[3].

Últimas etapas de la ciática

La ciática es una irritación del nervio ciático, que es el mayor nervio del cuerpo humano. El nervio ciático se origina en varios nervios de la parte baja de la espalda. Estos nervios se ramifican hacia fuera desde la columna vertebral y luego se unen en cada nalga para formar el nervio ciático, que luego irradia hacia abajo por cada pierna. El dolor del nervio ciático se irradia a lo largo del mismo trayecto.

Más Información
Dolor de hombro

La ciática puede afectar a personas de casi cualquier edad, excepto a los muy jóvenes. Los síntomas pueden empeorar con la edad, pero también pueden mejorar. La forma en que uno controla sus síntomas desempeñará un papel importante. Uno debe ser capaz de mantener un estilo de vida activo, como hacer deporte, cuando tiene síntomas de ciática, pero la decisión relativa a la restricción de actividades no debe tomarse como una regla generalizada y siempre debe ser individualizada. El dolor es siempre una buena guía, pero no debe ser la única. La debilidad y el entumecimiento son dos síntomas neurológicos que deben tenerse en cuenta y tomarse muy en serio.

El primer síntoma típico es el dolor que se irradia desde la zona lumbar o la región glútea hacia una pierna. El dolor parece provenir del nervio ciático en la región glútea debido a su ubicación, pero el dolor casi siempre se origina en un nervio irritado en la parte inferior de la columna vertebral.