Cuello torcido

La contractura del cuello es tanto una deformidad funcional y estética devastadora para los pacientes como un problema desafiante para los cirujanos reconstructivos [1] . Las contracturas graves son más frecuentes en los países en vías de desarrollo, como consecuencia tanto de la amplia difusión de la inseguridad de los servicios de incendios como de la inadecuación de la atención primaria y secundaria a las quemaduras de estas víctimas. Cuando se deja que las quemaduras profundas se curen espontáneamente, los pacientes desarrollan una contractura grave del cuello [2] .

Se han sugerido varios métodos para liberar las contracturas postquemadura del cuello. Cuando una contractura se limita a una zona pequeña, las plastias en Z y los colgajos cutáneos locales pueden resolver con éxito estos problemas [3] .

Sin embargo, cuando las contracturas afectan a una zona amplia, es difícil reconstruir la parte anterior del cuello con métodos convencionales, como el injerto de piel de grosor dividido o los colgajos locales, porque el injerto de piel de grosor dividido suele provocar recontractura postoperatoria, y la cantidad de piel no implicada disponible para utilizar como colgajo local es insuficiente [4] .

¿Por qué el cuello es propenso a las contracturas?

La extrema movilidad del cuello lo hace propenso a la formación de contracturas. 4. Es probable que las incisiones verticales en la piel de la zona cervical anterior, ya sean accidentales o quirúrgicas, den lugar a bandas cicatriciales contracturadas.

¿Cuál es la definición de contractura?

Una contractura es una tensión fija de músculos, tendones, ligamentos o piel. Impide el movimiento normal de la parte del cuerpo asociada. Una lesión, como una quemadura grave, puede provocar una contractura de la piel. La piel se vuelve cicatrizada y no elástica, lo que limita la amplitud de movimiento de la zona afectada.

Más Información
Crecederas Osgood Schlatter

¿Cuál es el grado de contractura del cuello?

La gravedad de la contractura se dividió en tres grados: (1) leve a moderado, que es de ángulo cervicomental liso, extensión del cuello restringida pero una distancia normal entre la barbilla y el ángulo manubrio esternal; (2) grave, que es de ángulo cervicomental bucal y distancia acortada entre la barbilla y …

Distonía cervical

La contractura del cuello vesical (CCV) es una complicación bien descrita que puede producirse tras el tratamiento quirúrgico de afecciones benignas y malignas de la próstata. Desgraciadamente, la recidiva de la CCV después del tratamiento es un problema frecuente, a pesar de que muchas series informan de un éxito precoz (1-6). Sinónimo de estenosis vesicouretral, la BNC puede variar en complejidad desde contracturas anulares simples y cortas hasta estenosis obliterantes refractarias a tratamientos repetidos. El tratamiento de la BNC requiere un enfoque personalizado y puede abarcar desde procedimientos sencillos en consulta hasta reconstrucciones quirúrgicas complejas. En esta revisión, examinamos diversas estrategias de tratamiento empleadas en pacientes con BNC.

A pesar del creciente número de pacientes tratados por cáncer de próstata con radioterapia o cirugía (7), una proporción relativamente pequeña de pacientes desarrolla CBN que justifica una intervención quirúrgica adicional (8-10). Antes de la era de la cirugía robótica, la BNC se observaba con frecuencia tras la prostatectomía retropúbica abierta (11,12). Sin embargo, la cirugía robótica ha dado lugar a una disminución significativa de la incidencia de CBN, muy probablemente debido a una mejor visualización y exposición en el momento de la anastomosis vesicouretral. Resulta impresionante que las series recientes de centros robóticos de gran volumen informen de tasas de BNC cercanas a cero (5,8,9,11-15). Otros factores, como la menor pérdida de sangre y una anastomosis en funcionamiento, pueden contribuir a la menor tasa de CNB observada con la plataforma robótica. La BNC también puede producirse como complicación del tratamiento quirúrgico de la hiperplasia prostática benigna (HPB). Aunque la resección transuretral convencional de la próstata (RTUP) ha dado lugar a tasas de BNC de hasta el 12,3% (16,17), la BNC es relativamente infrecuente (3-5%) con los tratamientos de la HBP desarrollados recientemente, como la vaporización de la próstata con plasma (3-5%) (18-21).

Más Información
Dolor de tobillo

Síntomas de tortícolis

Una mujer de 36 años se quemó con agua hervida sobre las camisas. La quemadura alcanzó la superficie anterior y lateral del cuello. A partir del día 2, se empezó a aplicar bFGF sobre las zonas dérmicas profundas de la quemadura y se eliminó la escara en la medida de lo posible. En el día 21, se demarcó la necrosis de la zona central y se procedió al desbridamiento y al injerto de piel de grosor parcial de 15/1000 pulgadas de su muslo lateral (Fig. 1). A los 10 meses del postoperatorio, aunque el fenómeno de “imagen de marco” se mantuvo ligeramente, la función, la rotación, la máxima extensión y flexión del cuello, y la estética en menos contractura de la cicatriz y la coincidencia de color con el cuello eran aceptables (Fig. 1).Fig. 1Caso clínico del uso de bFGF. Una mujer de 36 años se quemó accidentalmente el cuello mientras llevaba la ropa puesta. El bFGF comenzó desde el día 2 hasta el día 21 (a, b, c). Se retiró la escara y se aplicó en el cuello un injerto de piel de grosor dividido de 15/1000 pulgadas (d). La morbilidad de la zona donante es mínima (e) y se conserva el movimiento del cuello (f), aunque se observan algunas cicatrices leves “en cuadro” (g)Imagen a tamaño completo

Más Información
Cefalea tensional

Tensión cervical

OverviewLa distonía cervical, también llamada tortícolis espasmódica, es una enfermedad dolorosa en la que los músculos del cuello se contraen involuntariamente, haciendo que la cabeza se tuerza o gire hacia un lado. La distonía cervical también puede hacer que la cabeza se incline incontroladamente hacia delante o hacia atrás.

Se trata de un trastorno poco frecuente que puede aparecer a cualquier edad, aunque la distonía cervical suele afectar a personas de mediana edad, sobre todo a mujeres. Los síntomas suelen empezar gradualmente y luego llegan a un punto en el que no empeoran sustancialmente.

La distonía cervical no tiene cura. El trastorno a veces se resuelve sin tratamiento, pero las remisiones sostenidas son infrecuentes. La inyección de toxina botulínica en los músculos afectados suele reducir los signos y síntomas de la distonía cervical. La cirugía puede ser apropiada en unos pocos casos.Productos y Servicios

El tipo más común de torsión asociada a la distonía cervical es cuando se tira de la barbilla hacia el hombro. Algunas personas experimentan una combinación de posturas anómalas de la cabeza. También puede producirse un movimiento espasmódico de la cabeza.