Hemartrosis

Este es un artículo de acceso abierto distribuido bajo los términos de la Licencia de Atribución Creative Commons, que permite el uso, distribución y reproducción sin restricciones en cualquier medio, siempre que se cite al autor original y la fuente.

Descargo de responsabilidad:Este artículo fue publicado originalmente por Medknow Publications & Media Pvt Ltd y fue migrado a Scientific Scholar tras el cambio de editor; por lo tanto, Scientific Scholar no tiene ningún control sobre la calidad o el contenido de este artículo.

Al evaluar las articulaciones con diversas modalidades de diagnóstico por imagen, es importante centrarse en los tejidos blandos extraarticulares que pueden simular clínicamente una patología articular. Una de estas estructuras extraarticulares es la bursa. La bursitis puede diagnosticarse clínicamente de forma errónea como dolor articular, tendinoso o muscular. Los procesos patológicos suelen ser el resultado de una inflamación secundaria a una fricción local excesiva, una infección, una artritis o un traumatismo directo. Por lo tanto, es importante comprender la anatomía y patología de las bursas comunes del esqueleto apendicular. El propósito de este ensayo pictórico es caracterizar las bursas clínicamente relevantes del esqueleto apendicular mediante diagramas e imágenes multimodales correspondientes, centrándose en la anatomía normal y los procesos patológicos comunes que las afectan. El objetivo es familiarizar a los radiólogos con las características radiológicas de la bursitis.

¿Qué es la bursitis infrarrotuliana?

La bursitis infrarrotuliana es una afección de la rodilla que cursa con hinchazón y dolor debajo, encima y debajo de la región de la rótula. Este tipo de inflamación también se conoce como “rodilla del clérigo”.

¿Qué es la bursitis infrapatelar superficial y profunda?

Bursitis infrapatelar

Las bursas infrarrotulianas pueden ser superficiales o profundas. La bursa infrapatelar superficial se sitúa entre el tubérculo tibial y la piel suprayacente, mientras que la bursa infrapatelar profunda se sitúa entre la cara posterior del tendón rotuliano y la tibia[4].

Más Información
¿Qué estiramientos puedo hacer si tengo una protrusión discal lumbar?

¿Qué significa bursitis suprapatelar?

La bursitis se produce cuando una de las bursas se inflama o se irrita. Suele ocurrir en articulaciones que se utilizan mucho, como el hombro, el codo y la rodilla. La bursitis suprapatelar se produce cuando se inflama la bursa suprapatelar.

Bursitis suprapatelar

La enfermedad de Osgood-Schlatter es una causa frecuente de dolor crónico en la cara anterior de la rodilla en atletas jóvenes que se presenta con dolor, sensibilidad e inflamación importantes en el punto de inserción del ligamento rotuliano en el tubérculo tibial. El ligamento rotuliano conecta los músculos cuádriceps al polo superior de la rótula y luego el polo inferior de la rótula a la tibia proximal en el tubérculo.

El dolor empeora progresivamente con el tiempo debido al uso excesivo y continuo, lo que acaba limitando la actividad. El dolor se agrava con cualquier traumatismo directo en la rodilla, al arrodillarse, ponerse en cuclillas, subir escaleras o correr, y se alivia con reposo y hielo. Adolescentes de entre 9 y 14 años que están experimentando una fase de crecimiento rápido y participan en actividades o deportes que implican correr, saltar, cortar o ponerse en cuclillas, lo que aumenta el riesgo de desarrollar una OSD. Prevalece en varones, pero a medida que aumenta la participación deportiva femenina también lo hace la incidencia de OSD en mujeres. Normalmente, la rodilla afectada es unilateral (asimétrica), pero es bilateral en el 25-50% de los casos.

Bursitis prepatelar

Cada vez se recurre más a los médicos de familia para evaluar los trastornos musculoesqueléticos. La rodilla es susceptible de sufrir lesiones traumáticas y, a menudo, es el foco de enfermedades sistémicas. El conocimiento de estos trastornos y patrones de lesión es fundamental para realizar un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento eficaz de los derrames de rodilla.

Más Información
¿Cómo me puedo el kinesiotape para el dolor de muñeca al apoyar la mano en el suelo?

Una anamnesis exhaustiva y una exploración física meticulosa establecen el diagnóstico en la gran mayoría de los casos. El uso adecuado de pruebas manuales, estudios de diagnóstico por imagen y artrocentesis puede ayudar aún más al clínico a llegar al diagnóstico correcto (Tabla 1).

La evaluación de una rodilla agudamente inflamada debe comenzar con una anamnesis exhaustiva. Es importante saber si se ha producido una lesión aguda en la rodilla o si la inflamación ha evolucionado de forma atraumática (Tabla 2). Deben determinarse los antecedentes de lesiones y tratamientos previos, incluida la cirugía, en todos los pacientes que presenten inflamación de la rodilla.

Si se trata de un traumatismo, el clínico debe preguntar la fecha y el mecanismo de la lesión, qué deporte se practicó, si es que se practicó alguno, y si la lesión fue causada por un golpe directo. Los antecedentes que sugieren una fractura incluyen un mecanismo de lesión que implique una colisión a alta velocidad, la aparición de un “chasquido” en el momento de la lesión, una edad superior a 55 años y la incapacidad para soportar peso inmediatamente después de la lesión. Las lesiones del ligamento cruzado anterior (LCA) suelen presentarse tras una desaceleración sin contacto, un movimiento de “corte” o una hiperextensión, a menudo acompañados de un “chasquido”, con la incapacidad de continuar con la práctica deportiva y la inestabilidad de rodilla asociada.

Derrame articular deutsch

Una hernia deportiva es una lesión que suele afectar a los deportistas que practican deportes de alta intensidad que requieren cambios bruscos de dirección o movimientos de torsión. Una hernia deportiva se produce cuando los músculos, ligamentos y tendones de la parte inferior del abdomen y la región inguinal se tensan o desgarran.

Más Información
¿Cómo repercute la disfunción de intestino delgado sobre el sistema Músculo:esquelético?

Olvídate de su aspecto, ¿y de su función? ¿Por qué es importante tener unos glúteos grandes y fuertes para que el cuerpo funcione bien? Estos músculos trabajan junto con el cerebro para generar mucha fuerza y mantener el cuerpo en pie cuando la gravedad intenta tirarlo hacia abajo. También protegen la articulación de la cadera de los impactos y de las fuerzas de cizallamiento que podrían causar daños a largo plazo.

En una radiografía de artritis de cadera grave, el espacio articular está ausente, lo que significa que el cartílago se ha desgastado y los huesos pueden rozarse entre sí. La radiografía también muestra el desarrollo de espolones óseos y la deformidad de los huesos de la articulación.

Hay muchas causas de dolor inguinal, o molestias en la zona donde el abdomen se une a las piernas. Las más frecuentes son las distensiones musculares, tendinosas y ligamentosas, que suelen afectar a los deportistas pero que pueden afectar a cualquier persona, aunque también hay otras causas directas o indirectas, como una hernia inguinal, una fractura de cadera, la artritis de cadera e incluso los cálculos renales.