Tratamiento de la artrosis lumbar y de cadera

Los rayos X utilizan haces invisibles de energía electromagnética para obtener imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una película. Las radiografías estándar se realizan por muchas razones. Por ejemplo, para diagnosticar tumores o lesiones óseas.

Las radiografías se realizan utilizando radiación externa para producir imágenes del cuerpo, sus órganos y otras estructuras internas con fines diagnósticos. Los rayos X atraviesan los tejidos corporales hasta llegar a unas placas tratadas especialmente (similares a las películas de las cámaras fotográficas) y se obtiene una imagen de tipo “negativo” (cuanto más sólida es una estructura, más blanca aparece en la película). En lugar de película, ahora las radiografías se suelen hacer utilizando ordenadores y medios digitales.

Cuando el cuerpo se somete a rayos X, las diferentes partes del cuerpo dejan pasar cantidades variables de los haces de rayos X. Las imágenes se obtienen en grados de luz y oscuridad. Depende de la cantidad de rayos X que penetran en los tejidos. Los tejidos blandos del cuerpo (como la sangre, la piel, la grasa y los músculos) dejan pasar la mayor parte de los rayos X y aparecen de color gris oscuro en la película. Un hueso o un tumor, que son más densos que los tejidos blandos, dejan pasar pocos rayos X y aparecen blancos en la radiografía. En una fractura ósea, el haz de rayos X atraviesa la zona fracturada. Aparece como una línea oscura en el hueso blanco.

¿Puede un radiólogo diagnosticar la artrosis?

Los síntomas de la artrosis pueden aparecer antes de que el daño pueda verse en las radiografías estándar. Por este motivo, los radiólogos del Hospital for Special Surgery suelen utilizar las formas de imagen más sensibles, como la resonancia magnética (RM), la tomografía computarizada (TC) y la ecografía, que son superiores para detectar la artrosis precoz.

Más Información
Anatomía de las cervicales: Conoce sus huesos: ligamentos: articulaciones y movimientos

¿Qué es la artrosis lumbar?

La artrosis lumbar es una forma de artritis degenerativa en la parte baja de la espalda que causa dolor, rigidez e inflamación en las articulaciones entre las vértebras. En la parte posterior de cada vértebra hay dos articulaciones facetarias que conectan los huesos de la columna vertebral y permiten una pequeña cantidad de movimiento.

¿Cuáles son los primeros signos radiológicos de la artrosis?

RESULTADOS DE RAYOS X/IMÁGENES: Los hallazgos radiográficos en la OA incluyen la formación de osteofitos, el estrechamiento del espacio articular, la esclerosis subcondral y los quistes. La presencia de un osteofito es el marcador radiográfico más específico de la OA, aunque es indicativo de una enfermedad relativamente avanzada.

¿Cuál es el mejor tratamiento para la artritis en la zona lumbar?

Distancia entre la cara posterior del arco anterior del atlas y la cara anterior del dorsal superior a 3 mm en posición neutra y/o durante la flexión (Fig. 1). Puede causar estenosis del canal atlanto-axial presentándose como un intervalo atlanto-dentario posterior <14 mm (Fig. 1).

Desplazamiento de las masas laterales del atlas más de 2 mm en relación con la del axis y asimetría de las masas laterales en relación con el dorsal, respectivamente (Fig. 2). La subluxación rotatoria y lateral se diagnostica en radiografías anteroposteriores (AP) de boca abierta. La subluxación anterior suele coexistir debido a la estrecha relación anatómica entre el atlas y el axis. Fig. 2Subluxación atlanto-axoidea lateral y rotatoria. Vista AP en boca abierta en un hombre de 53 años con AR. Hay estrechamiento de las articulaciones atlanto-axiales con erosiones superficiales (flecha negra) y desplazamiento lateral del axis con respecto a las masas laterales del atlas (flecha blanca); además signos que indican desplazamiento rotatorio con asimetría de la distancia entre el cubil y las masas laterales del atlasImagen tamaño completo

Más Información
Cuida tu salud y tu espalda: ¿Qué puedo desayunar?

¿Qué aspecto tiene la artritis en la columna vertebral?

La artrosis (OA) es uno de los trastornos más comunes de las articulaciones. Las articulaciones más frecuentemente afectadas son la cadera, la rodilla, el hombro, el dedo gordo del pie y la base del pulgar. La degeneración del cartílago articular, que conduce a la osteoartritis, puede producirse de forma natural con el paso del tiempo o como afección secundaria a una lesión asociada, como un traumatismo o una lesión por esfuerzo repetitivo o laboral. La degeneración del cartílago articular es un proceso gradual.

Los resultados de las imágenes radiográficas dependen de la fase en que se encuentre la osteoartritis. El médico que solicita las imágenes utilizará la descripción y gradación de la artrosis (“localizada o difusa” y “leve, moderada o grave”, etc.) para determinar las opciones de tratamiento. Los tratamientos incluyen terapia conservadora no quirúrgica o cirugía.

Independientemente de la articulación afectada, la artrosis se revela en las radiografías convencionales (rayos X) por unas características que la diferencian de otros trastornos articulares, como la artritis reumatoide. Concretamente, una radiografía de una articulación con artrosis mostrará un estrechamiento del espacio entre los huesos de la articulación donde el cartílago se ha desgastado, como se muestra en la imagen siguiente.

Osteoartritis columna lumbar radiografía

La artritis es la inflamación de una o más articulaciones del cuerpo. Los dos tipos más comunes son la artrosis (también conocida como enfermedad articular degenerativa) y la artritis reumatoide (AR). La artrosis puede aparecer con el envejecimiento o tras un traumatismo u otra lesión en una articulación. La AR es una enfermedad autoinmune que suele aparecer en adultos jóvenes y en la que las propias defensas del organismo atacan el revestimiento de la articulación.

Es probable que su médico le realice un examen físico completo y análisis de sangre para detectar inflamaciones y diagnosticar su enfermedad. Otras pruebas pueden incluir radiografías óseas, tomografía computarizada, resonancia magnética o ecografía. El tratamiento dependerá del tipo, gravedad y localización de la artritis y puede incluir medicación, terapia o cirugía.

Más Información
Tuve una fractura en el metatarso: Ayer me quitaron el yeso y no me dieron recomendaciones ¿Qué debo hacer?

Artritis significa inflamación de una o más articulaciones del cuerpo. Una articulación es una zona en la que dos o más huesos entran en contacto y se mueven unos contra otros. La causa subyacente varía según el tipo de artritis. Existen más de 100 formas de artritis, siendo las dos más comunes la artrosis y la artritis reumatoide. La artrosis, también conocida como enfermedad articular degenerativa, está causada en parte por la degeneración de partes de la articulación como el cartílago y aumenta con la edad. El creciente desgaste y deterioro de las partes de la articulación afectada puede dar lugar a una inflamación reactiva. La artritis reumatoide (AR), por su parte, es una enfermedad autoinmune en la que las propias defensas del organismo atacan el revestimiento normal de la articulación. En este tipo de artritis, la inflamación del revestimiento articular y del interior de los huesos provoca daños en las articulaciones, especialmente en el cartílago. Otras causas relativamente frecuentes de artritis son las lesiones, la alineación anormal de las extremidades, las infecciones, las afecciones autoinmunes distintas de la artritis reumatoide y los depósitos anormales en las articulaciones, como en el caso de la gota.