Dolor muscular de aparición retardada deutsch

OverviewUn calambre muscular es una contracción repentina e involuntaria de uno o varios músculos. Si alguna vez te has despertado por la noche o te has quedado paralizado por un repentino calambre, sabrás que los calambres musculares pueden provocar un dolor intenso. Aunque generalmente son inofensivos, los calambres musculares pueden hacer temporalmente imposible el uso del músculo afectado.

El ejercicio o el trabajo físico prolongados, sobre todo cuando hace calor, pueden provocar calambres musculares. Algunos medicamentos y ciertas afecciones médicas también pueden causar calambres musculares. Por lo general, los calambres musculares se pueden tratar en casa con medidas de autocuidado.Productos y ServiciosMostrar más productos de Mayo Clinic

¿Qué causa las contracciones musculares involuntarias en las piernas?

El uso excesivo de un músculo, la deshidratación, una distensión muscular o simplemente mantener una posición durante un periodo prolongado pueden provocar un calambre muscular. En muchos casos, sin embargo, se desconoce la causa. Aunque la mayoría de los calambres musculares son inofensivos, algunos pueden estar relacionados con una afección médica subyacente, como: Suministro sanguíneo inadecuado.

¿Por qué me tiemblan los isquiotibiales?

“Las fasciculaciones se producen cuando la inervación del sistema nervioso periférico al músculo no funciona correctamente y un músculo se activa involuntariamente, provocando su fasciculación”, dice el Dr. Ondo. “Esto es muy común y estas fasciculaciones suelen pasar desapercibidas, pero en algunos casos, las personas sí sienten la contracción del músculo”.

¿Por qué tengo calambres en los isquiotibiales?

Los calambres en los isquiotibiales pueden deberse a un calentamiento incorrecto o a una actividad excesiva. La distensión muscular es la causa más común de los calambres. Cuando no calientas o estiras antes de hacer ejercicio, los músculos pueden sentirse estresados, haciéndolos vulnerables a calambres y otras lesiones.

Más Información
La gimnasia abdominal hipopresiva ¿Una gimnasia solo de mujeres?

Dolores musculares de aparición retardada

Un calambre muscular es una contracción involuntaria de un músculo que se produce de repente y no se relaja. Si alguna vez has sufrido un calambre, probablemente aún recuerdes el dolor repentino, tenso e intenso causado por un músculo bloqueado en un espasmo.

Aunque se desconoce la causa exacta de los calambres musculares (idiopáticos), algunos investigadores creen que el estiramiento inadecuado y la fatiga muscular provocan anomalías en los mecanismos (procesos corporales) que controlan la contracción muscular.

Los músculos son haces de fibras que se contraen y expanden para producir movimiento. Un programa regular de estiramientos alarga las fibras musculares para que puedan contraerse y tensarse con más vigor al hacer ejercicio.

Cuando su cuerpo está mal acondicionado, es más probable que experimente fatiga muscular, lo que puede alterar la actividad refleja neural espinal. El sobreesfuerzo agota el suministro de oxígeno de un músculo, lo que provoca la acumulación de productos de desecho y espasmos. Cuando comienza un calambre, la médula espinal estimula al músculo para que siga contrayéndose.

Los calambres musculares son más probables cuando se hace ejercicio en climas cálidos porque el sudor drena los líquidos, la sal y los minerales del cuerpo (es decir, potasio, magnesio y calcio). La pérdida de estos nutrientes también puede provocar espasmos musculares.

Más Información
Dolor en la parte interna de la pierna: desde la ingle hasta la mitad de la parte interna del muslo: ¿Qué puede ser?

Rehabilitación de una distensión isquiotibial

Cuando la mayoría de la gente piensa en los músculos, piensa en los músculos que se ven justo debajo de la piel, sobre todo los de las extremidades. Se trata de los músculos esqueléticos, llamados así porque la mayoría de ellos mueven el esqueleto, pero existen otros dos tipos de músculos: el músculo liso y el músculo cardíaco. El cuerpo tiene más de 600 músculos que contribuyen significativamente al peso corporal.

El músculo es uno de los cuatro tipos de tejido primario del cuerpo y está formado por células especializadas llamadas fibras. El cuerpo contiene tres tipos de tejido muscular: músculo esquelético, músculo cardíaco y músculo liso (véase la Figura 7.1). Los tres tejidos musculares tienen algunas propiedades en común; todos presentan una cualidad denominada excitabilidad, ya que sus membranas plasmáticas pueden cambiar sus estados eléctricos (de polarizadas a despolarizadas) y enviar una onda eléctrica denominada potencial de acción a lo largo de toda la membrana. La fascia es el tejido conjuntivo fibroso que envuelve los músculos.

Los músculos esqueléticos actúan no sólo para producir movimiento, sino también para detenerlo, por ejemplo resistiendo a la gravedad para mantener la postura. Se necesitan pequeños ajustes constantes de los músculos esqueléticos para mantener el cuerpo erguido o equilibrado en cualquier posición. Los músculos también impiden el movimiento excesivo de los huesos y las articulaciones, manteniendo la estabilidad del esqueleto y evitando daños o deformaciones de la estructura ósea.

Lesión en los isquiotibiales

Uno de cada tres atletas que sufren una lesión inicial de isquiotibiales volverá a lesionarse los isquiotibiales al año de volver a jugar. Se cree que la debilidad del músculo isquiotibial debida a una cicatrización incompleta o incorrecta (tejido cicatricial) suele provocar una nueva lesión de isquiotibiales.

Más Información
Tú: Fisioterapeuta!

Los músculos isquiotibiales (bíceps femoral, semitendinoso y semimembranoso) son músculos largos que cruzan dos articulaciones (la cadera y la rodilla) y funcionan contrayéndose y expandiéndose. El movimiento de contracción o expansión de los músculos isquiotibiales viene determinado por las señales que se envían al cerebro. Cuando un músculo se contrae de forma involuntaria (es decir, cuando la señal para que el músculo se contraiga supera a la señal para que se expanda o se relaje), puede producirse un espasmo de los músculos isquiotibiales.

Los músculos isquiotibiales, junto con los cuádriceps, los gemelos, los pies, las manos y los abdominales, son los grupos musculares más afectados por los espasmos musculares. Un espasmo muscular puede ser una pequeña punzada o extremadamente doloroso y hacer que dejes inmediatamente de hacer lo que estés haciendo hasta que se te pase el dolor. Un espasmo puede afectar a todo el músculo, a parte de él o a otros músculos adyacentes.