Antagonista del serrato anterior

El músculo esquelético, o “músculo voluntario”, es un tejido muscular estriado que se une principalmente al hueso mediante tendones. El músculo esquelético permite el movimiento de los huesos y mantiene la postura.[1] La parte más ancha de un músculo que tira de los tendones se conoce como vientre.

El músculo liso es involuntario y se encuentra en partes del cuerpo donde transmite la acción sin intención consciente. La mayor parte de este tipo de tejido muscular se encuentra en los sistemas digestivo y urinario, donde actúa impulsando hacia delante los alimentos, el quimo y las heces en el primero y la orina en el segundo. Otros lugares donde se encuentra el músculo liso son el útero, donde ayuda a facilitar el parto, y el ojo, donde el esfínter pupilar controla el tamaño de la pupila[3].

Los músculos agonistas también reciben el nombre de músculos principales, ya que producen la mayor parte de la fuerza y el control de una acción[6]. Los agonistas hacen que se produzca un movimiento mediante su propia activación[7]. Por ejemplo, el tríceps braquial se contrae, produciendo una contracción de acortamiento (concéntrica), durante la fase ascendente de una flexión de brazos (extensión del codo). Durante la fase descendente de una flexión de brazos, el mismo tríceps braquial controla activamente la flexión del codo al tiempo que produce una contracción de alargamiento (excéntrica). Sigue siendo el agonista, porque mientras resiste a la gravedad durante la relajación, el tríceps braquial continúa siendo el motor principal, o controlador, de la acción articular.

Más Información
¿Por qué me duele las articulaciones cuando cambia el tiempo?

Agonista, antagonista sinergista

El movimiento voluntario requiere una transformación sensoriomotora entre los marcos de referencia extrínseco e intrínseco (Kandel et al., 2012). Para ejecutar un movimiento con características específicas de punto final, incluidos aspectos de cinemática, fuerza e impedancia, la transformación sensoriomotora puede asignar directamente el espacio muscular al espacio de la tarea; el sistema nervioso central (SNC) necesita regular las actividades musculares para cumplir la especificación cinemática y cinética del punto final. Si el espacio muscular se relaciona directamente con el espacio de la tarea, el movimiento del punto final podría planificarse o predecirse basándose en el marco de referencia del espacio muscular en el que se codifican las órdenes motoras del SNC a los músculos. El marco de referencia en el espacio muscular proporciona un marco para explicar cómo los humanos planifican, ajustan y logran un movimiento de punto final deseado cuando gobiernan múltiples músculos en la extremidad ejecutora.

Sin embargo, es una cuestión abierta: ¿son las sinergias musculares primitivas fundamentales o consecuencias de otras primitivas? Algunos investigadores han considerado que las sinergias motoras son componentes básicos del movimiento (d’Avella et al., 2006; Latash, 2008; Cheung et al., 2009; Dominici et al., 2011; Bizzi y Cheung, 2013). Sin embargo, otros investigadores han considerado que al menos algunos tipos de sinergias motoras no son primitivas, sino compuestos de impedancia mecánica (Hogan y Sternad, 2012).

Antagonista del infraespinoso

Fig. 2El músculo agonista PLT aumentó su masa muscular con el entrenamiento SSC de plantarflexión, mientras que el músculo antagonista TA se atrofió. Se determinaron los valores de a masa muscular (normalizada por la longitud de la tibia) b número de fibras musculares por sección transversal del músculo y c área media de las fibras musculares. En los músculos PLT, el aumento del número de fibras musculares por sección transversal acompañó al aumento de la masa. En los músculos TA, se observó atrofia a nivel de fibra muscular individual. N = 9 por grupo, a excepción del recuento total de fibras musculares de los músculos PLT. Una subpoblación de todas las secciones de músculo PLT (N = 3 a 8 por grupo) cumplió el requisito para el recuento directo de fibras – el requisito de que todas las regiones de la sección muscular estuvieran libres de defectos técnicos típicamente incurridos al preparar y crioseccionar un músculo tan relativamente pequeño. Otras medidas (por ejemplo, el área de las fibras musculares) se obtuvieron de todas las secciones de músculo PLT (N = 9 por grupo) porque se basaban en el enfoque de muestreo de la morfología cuantitativa estereológica. Los valores son medias ± SE. *Diferente del valor no entrenado, P < 0,05Imagen a tamaño completo

Más Información
Causas del debilitamiento del suelo pélvico: lo que debes evitar

Sentadilla antagonista

El extremo móvil del músculo que se une al hueso del que se tira se denomina inserción del músculo, y el extremo del músculo unido a un hueso fijo (estabilizado) se denomina origen. El músculo tira en lugar de empujar. Al activarse, el músculo tira de la inserción hacia el origen.

Más Información
Pérdida del Control Neuromuscular del Hombro

Aunque en una acción pueden intervenir varios músculos, el principal músculo implicado se denomina músculo motor o agonista. Durante la flexión del antebrazo, por ejemplo al levantar una taza, el músculo principal es el bíceps braquial. Dado que puede ser asistido por el braquial, éste se denomina sinergista en esta acción (Figura 11.1.1). Un sinergista también puede ser un fijador que estabiliza el origen del músculo.

Figura 11.1.1 – Músculos principales y sinergistas: El bíceps braquial flexiona la parte inferior del brazo. El brachoradialis, en el antebrazo, y el brachialis, situado profundamente al bíceps en la parte superior del brazo, son sinergistas que ayudan en este movimiento.

Un músculo con la acción opuesta al motor principal se denomina antagonista. Los antagonistas desempeñan dos papeles importantes en la función muscular: (1) mantienen la posición del cuerpo o de la extremidad, como mantener el brazo extendido o permanecer erguido; y (2) controlan el movimiento rápido, como en el boxeo de sombra sin dar un puñetazo o la capacidad de controlar el movimiento de una extremidad.