Tratamiento de la artrosis

Con la osteoartritis, el cartílago de una articulación empieza a romperse y el hueso subyacente empieza a cambiar. Estos cambios suelen desarrollarse lentamente y empeorar con el tiempo. La osteoartritis puede causar dolor, rigidez e hinchazón. En algunos casos también provoca una reducción de la funcionalidad y discapacidad; algunas personas ya no pueden realizar tareas cotidianas o trabajar.

Además de estos tratamientos, las personas pueden ganar confianza para controlar su OA con estrategias de autocontrol. Estas estrategias ayudan a reducir el dolor y la discapacidad para que las personas con artrosis puedan realizar las actividades que son importantes para ellas. Estas cinco estrategias sencillas y eficaces de control de la artritis pueden ayudar.

¿Cuál es el mejor tratamiento para la artritis de rodilla?

Los AINE de venta libre, como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) y el naproxeno sódico (Aleve), tomados en las dosis recomendadas, suelen aliviar el dolor de la artrosis. Los AINE más potentes pueden adquirirse con receta médica.

¿Cómo se diagnostica la artrosis de rodilla?

Las radiografías proporcionan imágenes claras y detalladas de la articulación de la rodilla y pueden revelar espolones óseos o estrechamiento de la articulación, la característica clásica para diagnosticar la artrosis de rodilla. Una articulación de la rodilla sana parece tener un espacio entre los huesos en una radiografía porque el cartílago actúa como un cojín entre el fémur y la tibia.

Más Información
Si?ndrome de TIETZE: ¿Qué es y cuál es su tratamiento?

¿Qué es la artritis de rodilla?

La artrosis hace que el cartílago de la articulación de la rodilla se vuelva más fino y que las superficies de la articulación se vuelvan más rugosas, lo que significa que la rodilla no se mueve con la suavidad que debería, y puede sentirse dolorida y rígida. La artrosis puede afectar a cualquier persona de cualquier edad, pero es más frecuente en mujeres mayores de 50 años.

Síntomas de la artrosis

Las articulaciones de todo el mundo pasan por un ciclo normal de daños y reparaciones a lo largo de su vida, pero a veces el proceso de reparación de nuestro cuerpo puede provocar cambios en su forma o estructura. Cuando estos cambios se producen en una o varias articulaciones, se habla de artrosis.

Los extremos de los huesos están recubiertos por una superficie lisa y resbaladiza llamada cartílago. Esto permite que los huesos se muevan unos contra otros sin fricción y protege la articulación de la tensión.

La rodilla también tiene otros dos anillos de un tipo diferente de cartílago conocidos como meniscos, que ayudan a repartir el peso uniformemente por toda la articulación de la rodilla, y también hay cartílago debajo de la rótula.

La artrosis hace que el cartílago de la articulación de la rodilla se vuelva más fino y que las superficies de la articulación se vuelvan más rugosas, lo que significa que la rodilla no se mueve tan suavemente como debería, y puede sentirse dolorida y rígida.

Más Información
Fracturas de tobillo ¿Qué es? Tratamiento y ejercicios de rehabilitación

Si padece artrosis de rodilla, es probable que a veces sienta dolor y rigidez en la rodilla. Puede afectar sólo a una rodilla, sobre todo si se ha lesionado en el pasado, o puede tenerla en ambas. El dolor puede empeorar al final del día o cuando mueves la rodilla, y puede mejorar cuando descansas. Es posible que por la mañana sientas algo de rigidez, pero no suele durar más de media hora.

Artritis de rodilla

Cláusula de exención de responsabilidad sobre el contenido El contenido de este sitio web se ofrece únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, servicio, producto o tratamiento no respalda ni apoya en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario colegiado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía exhaustiva sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que pidan siempre consejo a un profesional sanitario registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Sanidad no asumirán responsabilidad alguna por la confianza depositada por cualquier usuario en los materiales contenidos en este sitio web.

Más Información
Cefalea por neuralgia de Arnold y tratamiento

Artrosis de rodilla deutsch

Con la osteoartritis, el cartílago de una articulación comienza a romperse y el hueso subyacente empieza a cambiar. Estos cambios suelen desarrollarse lentamente y empeoran con el tiempo. La osteoartritis puede causar dolor, rigidez e hinchazón. En algunos casos también provoca una reducción de la funcionalidad y discapacidad; algunas personas ya no pueden realizar tareas cotidianas o trabajar.

Además de estos tratamientos, las personas pueden ganar confianza para controlar su OA con estrategias de autocontrol. Estas estrategias ayudan a reducir el dolor y la discapacidad para que las personas con artrosis puedan realizar las actividades que son importantes para ellas. Estas cinco estrategias sencillas y eficaces de control de la artritis pueden ayudar.