Dieta equilibrada

Adoptar nuevos hábitos más saludables puede protegerle de problemas de salud graves como la obesidad y la diabetes. Los nuevos hábitos, como la alimentación sana y la actividad física regular, también pueden ayudarle a controlar su peso y a tener más energía. Después de un tiempo, si mantiene estos cambios, pueden convertirse en parte de su rutina diaria.

La información que figura a continuación describe las cuatro etapas por las que puede pasar al cambiar sus hábitos o comportamientos de salud. También encontrará consejos que le ayudarán a mejorar su alimentación, sus hábitos de actividad física y su salud en general. Las cuatro etapas del cambio de un comportamiento saludable son

Dar el salto de pensar en el cambio a pasar a la acción puede ser difícil y llevar tiempo. Preguntarse por las ventajas (beneficios) y los inconvenientes (cosas que se interponen) de cambiar de hábitos puede ser útil. ¿Cómo mejoraría tu vida si hicieras algunos cambios?

Piense en cómo los beneficios de una alimentación sana o de la actividad física regular pueden relacionarse con su salud general. Por ejemplo, supongamos que su nivel de glucosa en sangre, también llamado azúcar en sangre, es un poco alto y usted tiene un padre, hermano o hermana que padece diabetes de tipo 2. Esto significa que usted también puede desarrollar diabetes de tipo 2. Esto significa que usted también puede desarrollar diabetes de tipo 2. Puede que le resulte más fácil mantenerse físicamente activo y comer sano sabiendo que eso puede ayudarle a controlar la glucemia y protegerle de una enfermedad grave.

¿Qué es una dieta equilibrada para una vida sana?

Seguir una dieta sana que incluya mucha fruta, verdura, cereales integrales y una cantidad moderada de grasas insaturadas, carne y lácteos puede ayudarte a mantener un peso estable. Tomar una buena variedad de estos alimentos cada día deja menos espacio para los alimentos ricos en grasas y azúcares, una de las principales causas del aumento de peso.

Más Información
Opiniones y consejos para pacientes

¿Con qué 2 alimentos puedes sobrevivir?

Técnicamente, una persona puede sobrevivir hasta bien entrada la edad adulta sin mayores problemas de salud a base de huevos y patatas.

¿Cuál es la dieta más sencilla con la que se puede vivir?

Según esta dieta, cada comida debe consistir en cuatro puñados de alimentos -un puñado de proteínas, uno de hidratos de carbono y dos de verduras- más una cucharada de grasa. Esto significa que no hay que contar las calorías ni pesar las porciones de comida, lo que puede resultar difícil si se está de viaje o no se dispone de báscula de cocina.

Dieta y nutrición

Nuestro objetivo es facilitar el acceso a información científica fiable que ayude a cualquier persona en su camino hacia una dieta sana y sostenible. En esta sección encontrará información sobre el sobrepeso y la obesidad, así como algunos consejos sobre alimentación y actividad física para perder peso de forma sensata.

En Inglaterra, casi 7 de cada 10 hombres y 6 de cada 10 mujeres tienen sobrepeso o son obesos, y una cuarta parte de los adultos son obesos. El sobrepeso o la obesidad aumentan el riesgo de padecer enfermedades graves, como diabetes de tipo 2, cardiopatías coronarias y algunos tipos de cáncer.

El riesgo de desarrollar estas enfermedades aumenta cuanto mayor es el sobrepeso. La obesidad también puede afectar a su calidad de vida y provocar problemas psicológicos, como depresión y baja autoestima. Lo ideal es evitar el sobrepeso comiendo sano y haciendo ejercicio con regularidad, y mantener esta actitud durante toda la vida. Pero los problemas de aumento de peso son frecuentes, así que aquí tiene información que le ayudará a perder peso de forma sensata y saludable.

Más Información
Espina bífida

El peso corporal viene determinado por la cantidad de energía obtenida de los alimentos en comparación con la cantidad de energía que utiliza el cuerpo. La energía sobrante de la comida y la bebida se almacena en forma de grasa. Para perder peso, la energía que se obtiene de los alimentos debe ser inferior a la que se utiliza, es decir, comer menos y hacer más ejercicio. No existe una “solución rápida” para la obesidad. La pérdida de peso requiere tiempo y compromiso. Sin embargo, incluso perder y mantener una pequeña cantidad de peso (como el 3% del peso corporal si se es obeso o alrededor del 5% para la mayoría de las personas) puede producir beneficios significativos para la salud y reducir el riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con la obesidad como la diabetes tipo 2 y enfermedades del corazón. Perder el 5% de su peso significa, por ejemplo, perder 5 kg si pesa 100 kg.

Cómo seguir una dieta

Lo que los niños comen y beben durante sus primeros años puede afectar a su salud durante muchos años. Los hábitos alimentarios generales se forman en los primeros años de vida, por lo que es importante animar a los niños a comer alimentos nutritivos.

Se recomienda que los niños no tomen más de cuatro raciones de pescado azul a la semana, y las niñas no más de dos, porque el pescado azul puede contener un bajo nivel de contaminantes que pueden acumularse en el organismo.

La carne procesada (como las salchichas, el beicon, la carne curada y los productos cárnicos reformados) y los productos de pollo suelen ser los favoritos de los niños. Deben limitarse, ya que tienen un alto contenido en grasa y sal.

No des a los niños leche desnatada o con un 1% de grasa como bebida principal hasta que tengan al menos cinco años, porque ninguna de ellas contiene suficiente vitamina A y la leche desnatada no contiene suficientes calorías.

Más Información
Cuidado con los analgésicos y antiinflamatorios: pueden no ser la solución de tu dolor recurrente de cabeza

La leche entera de cabra y oveja, siempre que esté pasteurizada, puede utilizarse como bebida a partir del año de edad. A partir de los seis meses, se pueden utilizar para cocinar en alimentos como la salsa de queso y las natillas.

Plan de dieta saludable

Comer una ración de pescado azul -como el salmón y la trucha- cada semana también puede ayudar a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiacas. Los altos niveles de ácidos grasos omega-3 del pescado azul son buenos para la salud del corazón.

Como la vitamina D ayuda al organismo a absorber el calcio, asegúrese de salir al aire libre (el cuerpo obtiene la vitamina D del sol) y consumir muchos alimentos que la contengan, como el pescado azul y los cereales enriquecidos.

Seguir una dieta sana que incluya mucha fruta, verdura, cereales integrales y una cantidad moderada de grasas insaturadas, carne y lácteos puede ayudarte a mantener un peso estable. Tomar una buena variedad de estos alimentos cada día deja menos espacio para los alimentos ricos en grasas y azúcares, una de las principales causas del aumento de peso.