Fortalecimiento del tronco para su hijo con autismo

La fisioterapia para el autismo se centrará, en general, en el desarrollo de las habilidades motoras gruesas, como rodar, sentarse, gatear, caminar, saltar, etc. Estas habilidades pueden estar deterioradas en algunos niños autistas como resultado de un bajo tono muscular. Los problemas de motricidad gruesa y de coordinación pueden interferir en el funcionamiento cotidiano básico del niño y afectar a su desarrollo social y físico.

Todos los tratamientos serán adecuados a la edad y estarán relacionados con los niveles de desarrollo. A una edad temprana, la fisioterapia se centrará principalmente en las habilidades básicas de movimiento, como sentarse, levantarse y caminar. A medida que el niño crezca, el tratamiento se centrará en habilidades de movimiento más complejas, como saltar, subir escaleras, lanzar y atrapar. Estas habilidades son vitales para la participación social en deportes y juegos en general, así como para el desarrollo físico.

El fisioterapeuta también colaborará estrechamente con los padres, cuidadores y profesores del niño para enseñarles técnicas que le ayuden a desarrollar la fuerza muscular, la motricidad gruesa y la coordinación en casa y en la escuela.

¿Por qué es importante la fisioterapia para el autismo?

Los niños con trastorno del espectro autista suelen tener un rendimiento motor deficiente. Se recomienda una intervención fisioterapéutica temprana para optimizar el desarrollo motor. Los fisioterapeutas pueden estimular el aprendizaje y ayudar a los niños a compensar las alteraciones motoras.

¿Cómo ayuda la fisioterapia a los niños autistas?

La fisioterapia incluye actividades y ejercicios que desarrollan las habilidades motoras y mejoran la fuerza, la postura y el equilibrio. Por ejemplo, este tipo de terapia pretende ayudar al niño a desarrollar el control y la fuerza muscular para que pueda jugar más fácilmente con otros niños.

Más Información
Lumbar: cadera y rodilla: juntas como equipo

¿Cuál es el mejor enfoque para el autismo?

Los enfoques conductuales son los más probados para tratar los síntomas de los TEA. Han sido ampliamente aceptados por educadores y profesionales sanitarios y se utilizan en muchas escuelas y clínicas de tratamiento. Un tratamiento conductual notable para las personas con TEA es el llamado Análisis Conductual Aplicado (ABA).

Terapia ocupacional – Enfoque multidisciplinar en Tamil

Un fisioterapeuta puede considerarse el corazón de un enfoque educativo innovador mediante el cual el terapeuta puede ayudar a maximizar el potencial de los niños con dificultades de aprendizaje profundas y múltiples.

La fisioterapia puede ayudar a su hijo diagnosticado de trastorno del espectro autista (TEA), retraso global del desarrollo (TGD), parálisis cerebral, trastornos genéticos o discapacidades físicas adquiridas. Nuestro terapeuta puede ayudar a su hijo a descubrir sus habilidades motoras gruesas, como sentarse, gatear, ponerse de pie, caminar, dar patadas a una pelota y saltar.

La fisioterapia suele ser el primer paso para ayudar a los niños con parálisis cerebral. Puede ayudar a mejorar las habilidades motoras y evitar que los problemas de movimiento empeoren con el tiempo. Los niños con casos más leves de parálisis cerebral pueden necesitar sólo un poco de fisioterapia para tratar su afección.

30- experto mundial en autismo josephine barbaro y trevor

Cuando un niño recibe por primera vez un diagnóstico de autismo, puede ser un momento extremadamente abrumador y confuso para los padres. En el informe de evaluación inicial, las primeras recomendaciones suelen ser terapia del habla, conductual u ocupacional. Los niños con problemas de comunicación necesitan adquirir primero estas importantes habilidades antes de iniciar otros tipos de terapia. Sin embargo, investigaciones recientes han demostrado que muchos niños autistas también tienen dificultades con la motricidad gruesa, el tono bajo, las anomalías de la marcha y la planificación motora. Estos problemas pueden variar en gravedad y afectar al niño desde un deterioro leve hasta afectar significativamente a su calidad de vida. La fisioterapia puede ayudar en todas estas áreas.

Más Información
Repercusión de la nutrición en dolores en la espalda

La motricidad gruesa se define como los movimientos amplios con los brazos, las piernas, el torso y los pies. Los niños con autismo, en promedio, están aproximadamente 6 meses por detrás de sus compañeros de desarrollo típico con respecto a sus habilidades motoras gruesas (MacDonald, Lord, & Ulrich, 2014). ¿A qué se debe esto? Aunque las habilidades motoras gruesas no dependen del contexto social, a menudo se dominan observando a los demás e imitando lo que hacen. Esta es un área en la que los niños con autismo tienen dificultades, y puede ayudar a explicar la razón de algunos de estos retrasos. Otras razones por las que los niños con autismo pueden tener retrasos en sus habilidades motoras gruesas incluyen:

Antes y después de la fisioterapia intensiva y la intervención precoz

El autismo es un trastorno del desarrollo que dura toda la vida. El autismo afecta a la forma en que una persona se relaciona con el mundo que le rodea; para el individuo autista, el mundo parece una masa de personas, lugares y objetos que parecen capaces de interactuar intuitivamente (por sí mismos, sin indicaciones ni enseñanzas).

Más Información
Aprende a hacer un masaje de tórax y abdomen para relajar y mejorar la respiración

En general, los niños autistas tienden a ser personas calladas a las que les gusta mantenerse aisladas; a menudo evitan el contacto visual, ya que prefieren mantenerse al margen de las conversaciones en lugar de involucrarse en ellas. Esto también es característico debido a las dificultades de comunicación y a la ansiedad de que, si dicen algo, no sea lo correcto.

Muchos niños con autismo también tienen limitaciones físicas asociadas, pueden retrasarse en el logro de los hitos del desarrollo, a veces estas dificultades son pasadas por alto por los padres, ya que luchan por involucrarse.