La biblia de las emociones

Dado que los seres humanos somos criaturas complejas con razón, voluntad y emoción, ningún esquema reduccionista que nos encasille como seres puramente intuitivos o puramente racionales puede explicar por qué razonamos o por qué disentimos del modo en que lo hacemos. Los conocimientos de la neurociencia y la psicología social, como el modelo intuicionista social de Haidt de psicología moral, pueden ayudar a explicar la dimensión no racional de las creencias y el desacuerdo. Sin embargo, el modelo de Haidt, basado en supuestos neodarwinistas y naturalistas, invita a una evaluación crítica basada en las Escrituras y la tradición cristiana.

La tradición cristiana también afirma la compleja relación entre razón y emoción. El rechazo de los seres humanos como seres puramente racionales en el intuicionismo social de Haidt es paralelo a una corriente de antropología teológica cristiana que se remonta a Agustín y que concibe a los seres humanos como “fundamentalmente orientados e identificados por el amor “3. Según James K. A. Smith, Agustín ve a los seres humanos como “criaturas fundamentalmente no cognitivas y afectivas “4 que “se abren camino por el mundo sintiendo [su] forma de recorrerlo “5. Tanto Haidt como Agustín coinciden en que sentimos nuestro mundo antes de razonar sobre él6.

Qué dice la biblia sobre reprimir las emociones

La Biblia nos enseña que nuestros pensamientos son el factor determinante que controla nuestras acciones. Proverbios 23:7 dice: “Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él”. Romanos 8:6 dice: “Porque el tener mentalidad carnal es muerte; pero el tener mentalidad espiritual es vida y paz”. Note que la mentalidad carnal no sólo tiende a la muerte – ¡es la muerte!

Más Información
Presión arterial

Nadie puede actuar consistentemente diferente a como piensa; por lo tanto, no podemos cambiar nuestras acciones sin cambiar nuestro pensamiento. No es solo lo que pensamos lo que necesita cambiar, sino que debemos cambiar nuestro proceso de pensamiento. Nuestras emociones están directamente relacionadas con nuestra forma de pensar.

Todas las personas tienen una percepción, o imagen, en su interior de cómo son. Esta imagen no se basa necesariamente en hechos, sino en sentimientos. Una experiencia negativa puede distorsionar la percepción que una persona tiene de sí misma durante toda su vida.

Por ejemplo, algunas personas que son guapas pueden pensar que son feas o indeseables por las palabras poco amables que les dijeron de niños. Algunos que alcanzan un gran éxito siguen viéndose a sí mismos como fracasados, lo que se convierte en una profecía autocumplida.

¿Qué dice la Biblia sobre la inteligencia emocional?

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Más Información
Me diagnosticaron hernias discales ¿Qué puedo hacer?

Tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de llorar, y tiempo de bailar; tiempo de arrojar piedras, y tiempo de juntar piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de no abrazar; tiempo de buscar, y tiempo de perder; tiempo de guardar, y tiempo de desechar;

Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando Cristo, que es vuestra vida, se manifieste, entonces también vosotros os manifestaréis con él en la gloria. Haced morir, pues, lo que hay de terrenal en vosotros: inmoralidad sexual, impureza, pasiones, malos deseos y codicia, que es idolatría. …

Someter tus emociones a Dios

Canadian Biblical Counseling Coalitionhttps://biblicalcounselingcanada.ca/BCC Méxicohttps://www.consejero.org/Brazilian Asociación de Consejeros Bíblicoshttp://abcb.org.br/Biblical Counseling UKhttps://www.biblicalcounselling.org.uk/Network de Biblical Soulcare Alemaniahttps://biblischeseelsorge.org/en/Growth Counselling Institutehttps://growthcounselling.nz/

Las Escrituras están repletas de emociones, tanto de Dios como del hombre. La Biblia es una colección de libros dirigidos a personas por una Persona. Es la revelación de un Dios personal a personas humanas hechas a su imagen. Puesto que las emociones son un componente importante de la personalidad, la Biblia trata necesariamente de emociones, entre otras cosas. La Biblia revela con frecuencia las emociones de Dios para que nuestras vidas, incluidas nuestras emociones, puedan honrarle y glorificarle plenamente. Por ejemplo, las Escrituras hablan con frecuencia de la ira de Dios. En términos inequívocos, Dios quiere que entendamos no sólo lo que piensa sobre el pecado, sino también cómo se siente al respecto. ¿Por qué? Evidentemente, para que conozcamos mejor al Señor y, en particular, para que comprendamos mejor su santidad y su amor. La Biblia habla de la ira de Dios para que podamos aprehender, racional y emocionalmente, nuestro dilema moral ante Su santa justicia y para que podamos experimentar la profundidad de Su amor por nosotros cuando derramó Su justa ira sobre Su Hijo en lugar de sobre nosotros. “La Escritura no sólo habla de emociones, sino que también habla a nuestras emociones y a través de ellas. La Biblia misma es literatura emocional, llena de expresiones emocionales y diseñada no sólo para comunicarse con nuestra racionalidad, sino también para conmovernos emocionalmente, afirmando así nuestra emocionalidad”[1].

Más Información
Cervicalgia con presencia de mareos recurrentes: a esto se le añade dolor en el coxis ¿qué puede ser?