Bolas de Kegel ejercicio y masaje

Los dispositivos electrónicos controlan si aprieta correctamente y le informan al respecto, además de ofrecerle “juegos” para mantenerle ocupado. Sin embargo, al ser técnicamente avanzados, además de ingeniosos son caros. Los conos son una alternativa mucho más barata y no eléctrica (entre 25 y 30 libras, con un tipo disponible con receta médica).

¿Sabías que los conos vaginales son versiones modernas de las bolas chinas Ming? Antes sólo se podían comprar en sex-shops y se asociaban más a las antiguas técnicas de “tocador” que al control de la vejiga. Pero las cosas buenas perduran en el tiempo y ahora los conos vaginales se venden incluso con receta médica.

He tenido muchas clientas que han utilizado tanto el sistema Aquaflex como el Kegel8, que hacen exactamente el mismo trabajo, aunque el Kegel8 es un poco más bonito y agradable al tacto, con un bonito puntero que te ayuda a ver hasta dónde debes introducirlo (y que ahora se vende con receta médica). Los conos Aquaflex tienen un cordón de recuperación más fino que, según parece por los comentarios en Internet, pone nerviosas a algunas personas, pero yo nunca he tenido problemas con nadie. La ventaja de este diseño es que puedes volver a ponerte las bragas dándote más opciones de dónde usarlas.

Ejercicios para los músculos del suelo pélvico masculino

Los balones Ben Wa tienen una historia variada; su origen y método de construcción varían según el lugar. La mayor parte de la información relativa a las bolas Ben Wa es vaga y probablemente apócrifa. Originalmente consistían en una sola bola que se colocaba en la vagina y se utilizaba para mejorar el acto sexual, pero luego evolucionaron hasta convertirse en múltiples bolas recubiertas de metal y unidas por una cadena o un cordón de seda para facilitar su extracción. El uso de las bolas Ben Wa crea una sutil estimulación, no destinada a llevar a la usuaria al orgasmo inmediato, sino más bien a provocar. Es posible dejar las bolas Ben Wa en la vagina todo el día, o utilizarlas sentado en una mecedora,[3] para conseguir un efecto que algunos consideran placentero. Los expertos en salud advierten contra la colocación prolongada de objetos extraños en la vagina por el riesgo de infección[4].

Más Información
¿Cómo tratar el quiste de Baker? Guía para pacientes

Las bolas de Ben Wa también pueden utilizarse para aumentar la fuerza de los músculos del suelo pélvico, de forma parecida a como se han utilizado las prácticas sexuales taoístas durante siglos[5] y los ejercicios de Kegel en la actualidad. De forma similar a los ejercicios de Kegel, las bolas Ben Wa y otros equipos de levantamiento de pesas vaginales con forma son recomendados por ginecólogos y obstetras para aumentar la elasticidad vaginal y el control de la vejiga[6]. Las pesas vaginales vienen en forma esférica y se utilizan en pesos crecientes para fortalecer la vagina, lo que mejora el rendimiento sexual[cita requerida].

Bolas de Baoding

Es probable que hayas oído hablar de los ejercicios de Kegel, que pueden ayudarte a fortalecer el suelo pélvico tanto si vas a tener un bebé como si ya lo has tenido, si tienes problemas de incontinencia o simplemente si quieres mejorar tu vida sexual. Pero puedes conseguir un entrenamiento aún mejor con las bolas de Kegel, que son pequeños juguetes o dispositivos con peso que, una vez introducidos en la vagina, pueden trabajar para fortalecer el suelo pélvico a medida que aprietas y sueltas alrededor de las bolas.

Más Información
Impulsos eferentes

El Elvie Trainer es la mejor bola de Kegel en general, ya que tiene un diseño único en forma de c que se adapta cómodamente dentro de la mayoría de las vaginas y utiliza la tecnología de biofeedback junto con una aplicación para asegurarse de que está haciendo los ejercicios correctamente, mientras que también el ajuste automático de la resistencia a medida que sus músculos pélvicos se hacen más fuertes. También nos encanta el juego de bolas de Kegel Luna Beads de la lujosa empresa de juguetes sexuales LELO, ya que incluye cuatro bolas de Kegel intercambiables para personalizar el peso y fortalecer el suelo pélvico o aumentar el placer durante las relaciones sexuales.

Empieza apretando y soltando durante unos minutos al día y ve aumentando hasta llegar a los 15 minutos diarios, lo que con el tiempo fortalece el suelo pélvico. (No te preocupes, son fáciles de quitar una vez que te relajas gracias a un largo cordón).

Pesas Kegel

Para las mujeres que sufren trastornos pélvicos, cuando llega el momento de fortalecer el suelo pélvico, los ejercicios de Kegel son imprescindibles. Sin embargo, si no se añade resistencia a los ejercicios, es difícil conseguir mejoras significativas a menos que se realice un ejercicio de Kegel entre 80 y 100 veces al día. El problema de realizar tantos ejercicios de Kegel al día es que se necesita una gran cantidad de tiempo y energía, que a menudo son difíciles de conseguir en nuestras ajetreadas vidas.

Más Información
¿Por qué me duele demasiado la cintura en tiempos de frío?

Los ejercicios de Kegel se realizan para fortalecer el suelo pélvico, que está formado por músculos importantes. Este grupo de músculos proporciona apoyo a órganos vitales de la mujer como la vejiga, el canal vaginal, el útero y el recto. Los dispositivos como las bolas de Kegel (también llamadas bolas ben wa o huevos), las pesas vaginales, los conos y otros están pensados para complementar los ejercicios de Kegel tradicionales y conseguir un entrenamiento eficaz en menos tiempo y ver los resultados más rápidamente.

Los ejercicios del suelo pélvico, con o sin pelotas de Kegel, ayudan a reforzar el suelo pélvico y pueden ayudar a resolver problemas comunes en las mujeres, como el prolapso de órganos pélvicos, la incontinencia, el control de la vejiga y la sensación de fortalecimiento de los músculos vaginales.