Causas de la obesidad mórbida

Hay varios factores que pueden influir en el aumento y la retención del exceso de peso. Entre ellos se incluyen la dieta, la falta de ejercicio, los factores ambientales y la genética. Algunos de estos factores se comentan brevemente en la siguiente sección. El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre ofrece más información sobre las causas del sobrepeso y la obesidad.

Los genes también pueden contribuir a que una persona sea más propensa a engordar. Los científicos creen que los genes pueden aumentar la probabilidad de que una persona padezca obesidad, pero que también pueden ser necesarios factores externos, como una alimentación abundante o poca actividad física, para que una persona tenga exceso de peso.2

Los estudios también han descubierto que cuanto menos duermen las personas, más probabilidades tienen de padecer sobrepeso u obesidad. Esto se debe en parte a que las hormonas que se liberan durante el sueño ayudan a controlar el apetito y el consumo de energía del organismo.1

¿Cuáles son las 3 causas principales de la obesidad?

Son muchos los factores que pueden contribuir a un aumento excesivo de peso, como las pautas alimentarias, los niveles de actividad física y las rutinas de sueño. También influyen los determinantes sociales de la salud, la genética y la toma de determinados medicamentos.

¿Cuál es la razón principal de la obesidad?

Aunque existen influencias genéticas, conductuales, metabólicas y hormonales en el peso corporal, la obesidad se produce cuando se ingieren más calorías de las que se queman con las actividades diarias normales y el ejercicio. El cuerpo almacena este exceso de calorías en forma de grasa.

Más Información
Ejercicio para flexibilizar y fortalecer

¿Qué alimentos causan obesidad?

¿Los alimentos más relacionados con el aumento de peso? Según los investigadores, son las patatas fritas, las bebidas azucaradas, los dulces y postres, los cereales refinados, las carnes rojas y las carnes procesadas. El menor aumento de peso y la pérdida de peso se asocian a los cereales integrales, las frutas y las verduras.

Enfermedad de la obesidad

Cuando una persona ingiere más calorías de las que consume, su organismo almacena las calorías sobrantes en forma de grasa. Un par de kilos de grasa corporal extra no suelen causar problemas a la mayoría de las personas. Pero cuando las personas mantienen un patrón de comer más calorías de las que queman, cada vez se acumula más grasa en su cuerpo.

Los problemas de peso suelen ser hereditarios. Algunas personas tienen una tendencia genética a engordar más fácilmente que otras. Aunque los genes influyen mucho en el tipo y la talla corporal, el entorno también desempeña un papel.

El médico calcula el IMC a partir de la estatura y el peso de una persona, y luego traza ese número en una tabla para ver en qué categoría de peso se encuentra. Hay tablas diferentes para chicos y chicas. El IMC calcula la cantidad de grasa corporal que tiene una persona. Las personas con un IMC elevado tienen más probabilidades de sufrir problemas de salud relacionados con el peso.

Más Información
Masaje y ejercicios para la recuperación de la parálisis facial

Como el músculo pesa más que la grasa, una persona musculosa puede tener un IMC alto, pero no demasiada grasa corporal. Del mismo modo, es posible que alguien tenga un IMC bajo o ideal, pero aún así tenga demasiada grasa corporal.

Factores predisponentes de la obesidad

Hay varios factores que pueden influir en el aumento y la retención del exceso de peso. Entre ellos se encuentran la dieta, la falta de ejercicio, los factores ambientales y la genética. Algunos de estos factores se comentan brevemente en la siguiente sección. El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre ofrece más información sobre las causas del sobrepeso y la obesidad.

Los genes también pueden contribuir a que una persona sea más propensa a engordar. Los científicos creen que los genes pueden aumentar la probabilidad de que una persona padezca obesidad, pero que también pueden ser necesarios factores externos, como una alimentación abundante o poca actividad física, para que una persona tenga exceso de peso.2

Los estudios también han descubierto que cuanto menos duermen las personas, más probabilidades tienen de padecer sobrepeso u obesidad. Esto se debe en parte a que las hormonas que se liberan durante el sueño ayudan a controlar el apetito y el consumo de energía del organismo.1

Factores que influyen en el aumento de peso

Con la avalancha diaria de cobertura mediática sobre obesidad, peso y salud, es fácil que la gente se sienta abrumada. Pero hay medidas sencillas que pueden ayudar a mantener el peso a raya y reducir el riesgo de muchas enfermedades crónicas.

Más Información
Aprende a mejorar la circulación de las piernas con ejercicios de pilates

La Lista de control del peso saludable es un recurso no sólo para las personas, sino también para quienes ayudan a otros a mantenerse sanos: Padres, cuidadores, profesores, profesionales sanitarios, coordinadores de centros de trabajo, profesionales de la salud pública, líderes empresariales y comunitarios y responsables de la política sanitaria.

Las calorías son importantes para el peso, y algunos alimentos nos facilitan el control de las calorías. Una alimentación sana es clave para gozar de buena salud y mantener un peso saludable. Lo importante no es sólo qué y cuánto comemos, sino también, al parecer, cómo lo hacemos.

La edad, el sexo, el tamaño corporal y el nivel de actividad física dictan cuántas calorías se necesitan al día para adelgazar o mantenerse en un peso saludable. Con dos de cada tres adultos estadounidenses con sobrepeso u obesidad, está claro que muchos de nosotros necesitamos ingerir menos calorías.