Operación del síndrome del túnel carpiano

El síndrome del túnel carpiano es una afección frecuente que provoca entumecimiento, hormigueo y dolor en la mano y el antebrazo. La afección se produce cuando uno de los nervios principales de la mano -el nervio mediano- se aprieta o comprime en su recorrido por la muñeca.

En la mayoría de los pacientes, el síndrome del túnel carpiano empeora con el tiempo. Si no se trata durante demasiado tiempo, puede provocar una disfunción permanente de la mano, incluida la pérdida de sensibilidad en los dedos y debilidad. Por este motivo, es importante diagnosticar y tratar rápidamente el síndrome del túnel carpiano.

Sin embargo, si la presión sobre el nervio mediano continúa, puede provocar daños en el nervio y empeorar los síntomas. Para evitar daños permanentes, en algunos pacientes puede recomendarse una intervención quirúrgica para aliviar la presión sobre el nervio mediano.

Reproducido y adaptado de Rodner C, Raissis A, Akelman E: Síndrome del túnel carpiano. Orthopaedic Knowledge Online Journal. Rosemont, IL, Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos, 2009; 7(5). Consultado en marzo de 2016.

El techo del túnel es una fuerte banda de tejido conjuntivo llamada ligamento carpiano transverso. Como estos límites son muy rígidos, el túnel carpiano tiene poca capacidad para estirarse o aumentar de tamaño.

¿Qué hay que saber sobre el síndrome del túnel carpiano?

El síndrome del túnel carpiano está causado por la presión sobre el nervio mediano. El túnel carpiano es un estrecho conducto rodeado de huesos y ligamentos en la palma de la mano. Cuando se comprime el nervio mediano, los síntomas pueden incluir entumecimiento, hormigueo y debilidad en la mano y el brazo.

Más Información
¿Sufres de hormigueos en tus manos y pies?

¿Cuál es la gravedad del túnel carpiano?

En la mayoría de los pacientes, el síndrome del túnel carpiano empeora con el tiempo. Si no se trata durante demasiado tiempo, puede provocar una disfunción permanente de la mano, incluida la pérdida de sensibilidad en los dedos y debilidad. Por este motivo, es importante diagnosticar y tratar rápidamente el síndrome del túnel carpiano.

¿Qué empeora el túnel carpiano?

Actividades como enviar mensajes de texto, pintar o tejer pueden agravar el síndrome del túnel carpiano. Estas actividades requieren el uso constante de las muñecas y las manos. Si no descansas adecuadamente de estas actividades, la inflamación puede aumentar en la muñeca, ejerciendo más presión sobre el nervio mediano.

Causas del síndrome del túnel carpiano

El síndrome del túnel carpiano (STC) progresa gradualmente. Al principio puede notar sensación de hormigueo en los dedos, que más tarde puede derivar en entumecimiento. Esto aparece y desaparece, pero con el tiempo las sensaciones empeoran. Duran un poco más y pronto se vuelven lo bastante dolorosas como para interrumpir el sueño. El síndrome del túnel carpiano también puede alterar tus actividades cotidianas, ya que pierdes el agarre de bolígrafos, utensilios y otros objetos.

El STC se produce cuando se pinza un nervio de la muñeca, lo que suele ser consecuencia de la actividad diaria. Esto implica el uso frecuente de herramientas manuales, instrumentos musicales y otros trabajos manuales. Los profesionales sanitarios también sugieren que el culpable puede ser la mecanografía u otros trabajos informáticos, pero el tema sigue siendo objeto de debate.

Más Información
Tengo un dolor en la rodilla cada vez que la extiendo o estiro ¿Qué puedo hacer?

Lo peor de este trastorno, sin embargo, es que comienza lentamente y se convierte poco a poco en una afección dolorosa. Si no se trata, puede empeorar y acabar limitando los movimientos. Siga leyendo para saber más sobre el síndrome del túnel carpiano y cómo puede afectar a su vida.

Síntomas del síndrome del túnel carpiano

El síndrome del túnel carpiano puede poner su vida patas arriba. Es un problema común que puede afectar a una o ambas manos, dificultando la realización de las actividades cotidianas. Aunque los tratamientos ayudan, es importante entender cómo ciertos hábitos que puede tener en realidad empeoran esta condición.

En Kellogg Brain and Spine, ubicado en Portland y Wilsonville, Oregon, nuestro equipo puede ayudarle cuando usted está tratando con el síndrome del túnel carpiano. El Dr. Jordi Kellogg es nuestro estimado neurocirujano, quien también proporciona atención y tratamiento para el trastorno del túnel carpiano a través de medidas conservadoras y cirugía.

El túnel carpiano es en realidad un pequeño canal en la muñeca que está formado por los huesos de la muñeca. Este canal alberga los tendones y nervios que inervan los dedos. Uno de los nervios principales que atraviesa el túnel carpiano es el nervio mediano.

El síndrome del túnel carpiano se produce cuando el nervio mediano se comprime en el túnel carpiano. Esto provoca diversos síntomas, como entumecimiento y dolor en la mano o la muñeca. Suele comenzar de forma leve, pero empeora a medida que el nervio se comprime durante periodos de tiempo más prolongados.

Síndrome del túnel carpiano deutsch

El síndrome del túnel carpiano es bastante fácil de diagnosticar. Su médico le escuchará describir sus síntomas y realizará una exploración física completa de la mano o manos afectadas. Es posible que realice pruebas adicionales para determinar su gravedad y descartar otras neuropatías o síndromes de compresión.

Más Información
Músculo radial corto o segundo radial

Hay varias pruebas que pueden informar sobre el diagnóstico del túnel carpiano. Ciertas posiciones y movimientos (denominados maniobras por los médicos) desencadenan los síntomas, mientras que otros ayudan a calibrar la pérdida de sensibilidad.

La ecografía es una técnica que el médico puede utilizar para examinar el nervio mediano y comprobar su estado. Si el nervio está comprimido, suele ser más ancho justo encima del punto de compresión. El nervio aparecerá abultado justo antes de la zona donde está siendo presionado, como una manguera de jardín que tiene un atasco. Con la ecografía, el médico puede encontrar dónde está la dilatación e incluso medir el tamaño del nervio. También ayuda a identificar dónde hay alguna anomalía anatómica, como un músculo anormal, un crecimiento en el túnel, como un tumor o un quiste, o un ensanchamiento de los vasos sanguíneos.