Cuántas veces al día debe masajearse al bebé

Antes de que los bebés sean capaces de entender el lenguaje, solemos comunicarnos con ellos y consolarlos a través del tacto. Si un bebé llora, por ejemplo, los padres lo cogen en brazos, lo abrazan o lo acarician. El masaje infantil forma parte de este impulso natural.

El masaje infantil se introdujo hace unos 30 años en las salas de neonatología para favorecer el desarrollo de los bebés prematuros en las unidades de cuidados intensivos. Un estudio realizado en 2004 reveló que los bebés ingresados en unidades de cuidados intensivos que recibían masajes pasaban menos tiempo en el hospital, obtenían puntuaciones ligeramente mejores en las pruebas de desarrollo y presentaban un número ligeramente menor de complicaciones posnatales.

En la actualidad, existe la creencia generalizada de que los masajes para bebés pueden aumentar la conciencia de la madre sobre las necesidades de su bebé y favorecer su vínculo temprano, así como mejorar su sensación de bienestar si sufre depresión posparto u otros problemas de salud mental. Las pruebas no son concluyentes a este respecto, pero los padres afirman que el masaje infantil es una forma encantadora de establecer un vínculo afectivo con su bebé.

No hay una edad mínima para empezar a dar masajes a los bebés. Aunque el contacto afectivo puede darse desde el nacimiento, algunos bebés pueden encontrar demasiado estimulante el masaje formal y estructurado en las primeras semanas.

¿A qué edad hay que empezar a dar masajes a los bebés?

No hay una respuesta absolutamente definitiva ya que, por supuesto, todos los bebés son diferentes. En general, el masaje infantil es adecuado desde el nacimiento, pero la mayoría de los padres empiezan a asistir a clases cuando el bebé tiene entre 4 y 6 semanas. Antes de esa edad, aunque a los bebés les encantan las caricias cariñosas, estar en una clase puede resultarles abrumador.

Más Información
¿Puede mejorar sin cirugía la estreches de canal cervical y lumbar?

¿Cuál es la importancia del masaje infantil?

El masaje infantil favorece el vínculo afectivo, el crecimiento y mucho más

Los estudios demuestran que el vínculo afectivo aumenta el sentimiento de apego de los padres, así como su deseo de nutrir y cuidar a su bebé. El masaje también puede aumentar el flujo de oxígeno y nutrientes a las células y mejorar los patrones respiratorios y la salud de los pulmones (respiración).

¿Cuántas veces debemos masajear a un recién nacido al día?

Dedica un rato al día a masajear al bebé cuando la habitación esté cálida y relajada. Empieza a darle masajes al menos una o dos veces al día durante 10 o 15 minutos.

A qué edad hay que dejar de dar masajes a los bebés

Creo que el masaje infantil es un secreto que hay que compartir. Tiene tantos beneficios y creo que nuestra sociedad se beneficiaría de él con todo el estrés al que nos enfrentamos cada día. – Luana L, Pensilvania, RN

Numerosos estudios han demostrado los muchos beneficios que tiene para el desarrollo el contacto positivo como parte de la vida temprana del bebé. El tacto es el primer lenguaje de tu bebé y el masaje infantil es uno de los métodos más naturales y agradables de proporcionar este contacto nutritivo temprano. Haga clic en el vídeo de la derecha para escuchar a Sam y Charlotte, que asistieron a una clase de masaje infantil en 2018.Vea más beneficios e información sobre cómo es asistir a una clase a continuación.

BeneficiosCuando hablamos de los beneficios del masaje infantil vemos 4 categorías principales – Estimulación, Relajación, Alivio e Interacción. A continuación veremos algunos de los beneficios más comúnmente mencionados del masaje infantil junto con la forma en que nuestro programa los apoya.

Más Información
Dolores de cabeza o cefaleas tensionales y su relación con la hígado:vesícula (estrés)

LOS NIÑOS QUE RECIBEN MASAJE CON REGULARIDAD VEN REDUCIDO EL ESTRÉS, MEJORAN SU SISTEMA NERVIOSO Y MEJORAN LA AUTORREGULACIÓN Y LA CONCIENCIA CORPORAL. En estudios pertinentes, los padres han informado de mejoras en muchos aspectos del desarrollo, como el tono muscular, la movilidad articular, los problemas gastrointestinales y la respuesta a formas de terapia (como la fisioterapia). Es especialmente útil para los niños que necesitan un apoyo adicional, como los bebés prematuros, los bebés adictos y los bebés seropositivos.Nuestras clases enseñan a los padres/cuidadores a incorporar el tacto nutritivo de forma segura en sus vidas y con la atención individualizada que merece su bebé.

Cuándo iniciar el masaje con aceite para el recién nacido

En muchos hospitales y centros de maternidad, los recién nacidos se colocan sobre el pecho de la madre para que tengan el mayor contacto posible piel con piel. El tacto suave y cariñoso puede ayudar a los bebés pequeños a fortalecerse y sentir menos ansiedad. Los bebés que reciben caricias rutinarias muestran un 50% más de contacto visual y tienen 3 veces más probabilidades de tener una expresión general positiva que los bebés que no las reciben.

El masaje infantil puede calmar al bebé y reducir su llanto, facilitar la digestión y aliviar los cólicos, los gases y el estreñimiento, aumentar el aumento de peso diario, mejorar la adaptación del bebé al sueño nocturno y ayudarle a dormir más profundamente, aliviar la congestión nasal y las molestias de la dentición, ayudar a desarrollar un buen tono muscular, coordinación y flexibilidad, mejorar la conciencia corporal, reforzar el sistema inmunitario, mejorar la textura de la piel, ayudar a calmar y relajar tanto a usted como a su bebé y aumentar su confianza.

Elige un producto suave para masajear la piel de tu bebé, como una loción o un aceite para bebés. Nuestras lociones y aceites de suavidad clínicamente probada son suaves, no contienen parabenos, ftalatos ni colorantes, y están formulados para la delicada piel del bebé.

Más Información
Tengo una sobrecarga en la cabeza del peroné: ¿Qué puedo hacer?

Cómo masajear la cabeza de un recién nacido

El masaje infantil ofrece muchos beneficios al bebé, tanto a nivel físico como psicológico y emocional. Les ayuda a desarrollar la conciencia corporal y a coordinar los movimientos, a relajarse y a desarrollar más rápidamente el ciclo sueño-vigilia.

Un masaje hace esto más que nada, ya que nos permite comunicarnos con amor con nuestro bebé, comprender sus necesidades y calmar cualquier tensión. Para un bebé, el masaje es una terapia sensorial, placentera y física.

La estimulación de la epidermis del bebé mediante el masaje es importante para su desarrollo físico. Ayuda a los bebés a coordinar movimientos y acelera el proceso de mielinización del cerebro y el sistema nervioso. En pocas palabras, acelera las conexiones entre las células cerebrales, que transmiten información.

Cuando al estrés se le añade más estrés, el cuerpo empieza a desconectar todos los procesos sensoriales, lo que a su vez dificulta el proceso cognitivo. El masaje permite enseñar al bebé a relajarse físicamente cuando está estresado.

El masaje es especialmente importante para los bebés prematuros, ya que ayuda al desarrollo del sistema nervioso (hiperreflexia), a los comportamientos de “evitación”, a disminuir los episodios de apnea del lactante y a aumentar los estados de vigilia tranquila y alerta activa.