Postura correcta

La postura se refiere a la alineación y posición correctas del cuerpo. Una buena postura significa que el cuerpo está dispuesto de modo que ninguna estructura está sobrecargada, que las presiones sobre el cuerpo se distribuyen uniformemente y que los músculos no están tensos.

Cuando piensas en una buena postura, te viene a la cabeza la imagen estereotipada de un soldado en posición de firmes. La mirada al frente, los hombros hacia atrás y el estómago metido. Pero esta postura militar no es una buena postura, ya que los músculos suelen estar rígidos y tensos. Para una buena postura, el cuerpo debe estar correctamente alineado, pero también suelto y flexible. Una mala postura puede causar o agravar un dolor existente. También puede provocar dolores generales, fatiga muscular y otros problemas de salud.

Las malas posturas nos pueden sorprender. Trabajar frente al ordenador, sentarse en el sofá a ver la tele, estar de pie en un partido de fútbol, levantar una maleta del maletero del coche… si no prestas atención a tu postura, es fácil que te encorves, te encorves o te tenses.

¿Cuáles son los 3 componentes principales del control postural?

En el control postural intervienen el sistema vestibular, la visión y la propiocepción. A partir de estos tres sistemas se produce una comunicación de ida y vuelta con el cerebro y el cuerpo para producir estabilidad o movilidad.

¿Cuáles son las causas de una mala postura?

A medida que envejecemos, malos hábitos como encorvarse y la inactividad provocan fatiga y tensión muscular que, en última instancia, conducen a una mala postura. Las complicaciones de una mala postura incluyen dolor de espalda, disfunción de la columna vertebral, degeneración articular, hombros redondeados y barriga.

Más Información
Dolor al doblar la rodilla: limitación al correr para jugar fútbol ¿Qué tendré y que puedo hacer para mejorar?

¿Cuánto tiempo se tarda en corregir la postura?

“Pero crear el hábito de una buena postura puede llevar algún tiempo”, dice el Dr. Bang. Como con cualquier otra rutina de ejercicios, se necesitan entre cuatro y seis semanas para ver un cambio real”.

Mantener una buena postura deutsch

“Tú controlas [el mensaje] que transmites”, escribe Barbara Pachter en su libro The Essentials of Business Etiquette. “Si proyectas una imagen segura, creíble y serena, la gente te responderá como si fueras todo eso”.

¿Sus señales no verbales transmiten el mensaje correcto? ¿Pareces accesible manteniendo el contacto visual y utilizando gestos que hacen que los demás se sientan cómodos? ¿Se inclina hacia delante para escuchar y participar?

Esos detalles físicos pueden abrir oportunidades en los negocios y crear barreras innecesarias si no les presta atención. Tenga en cuenta los siete consejos siguientes, que pueden provocar grandes cambios que le ayuden a atraer nuevas oportunidades de negocio a su vida.

Cuando esté de pie, mantenga los pies firmemente plantados en el suelo, separados a la anchura de los hombros, y distribuya su peso por igual en ambas piernas. Incline los pies hacia fuera y en dirección a su interlocutor para indicarle que está escuchando sus ideas y opiniones.

“Se trata de una postura asertiva”, explica Pachter. “Es una postura que proyecta confianza, no inseguridad. Estás abierto a la persona con la que hablas. Y puedes mantenerte firme, independientemente de tu estatura”.

Efecto de un programa de ejercicios para la corrección postural sobre el dolor musculoesquelético

Los artículos de Verywell Mind son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud mental. Los revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y tras actualizaciones sustanciales. Más información.

Más Información
Rectificación cervical

El lenguaje corporal se refiere a las señales no verbales que utilizamos para comunicarnos. Estas señales no verbales constituyen una gran parte de la comunicación diaria. De hecho, el lenguaje corporal puede representar entre el 60% y el 65% de toda la comunicación.

¿Por qué es importante el lenguaje corporal? El lenguaje corporal puede ayudarnos a entender a los demás y a nosotros mismos. Nos da información sobre cómo se sienten las personas en una situación determinada. También podemos utilizar el lenguaje corporal para expresar emociones o intenciones.

Las expresiones faciales, los gestos y la mirada a los ojos suelen identificarse como los tres tipos principales de lenguaje corporal, pero también pueden utilizarse otros aspectos como la postura y la distancia personal para transmitir información. Entender el lenguaje corporal es importante, pero también es esencial prestar atención a otras pistas como el contexto. En muchos casos, conviene considerar las señales como un grupo en lugar de centrarse en una sola acción.

Ejercicios posturales

La postura es la forma de sentarse o levantarse. Una buena postura posiciona el cuerpo correctamente y garantiza que el peso esté equilibrado. Esto significa que el esqueleto, los músculos y los ligamentos no se estiran en exceso ni se tensan.

Más Información
Nutrición y dolor de espalda: muscular y articular

Una buena postura asegura que la columna vertebral tenga tres curvas. También mantiene fuertes y equilibrados los músculos de cada lado de la columna. Te ayudará a prevenir el dolor de espalda y puede hacer que te muevas más y te canses menos.

En algunos casos, las personas nacen con condiciones genéticas que afectan a la forma de la columna vertebral y las caderas. Esto puede influir en la postura desde el nacimiento. Estas afecciones pueden tratarse para reducir los efectos nocivos que pueden tener en la postura con el paso del tiempo.

La infrautilización también puede ser un problema. Por ejemplo, la debilidad de los músculos de la espalda a ambos lados de la columna puede afectar a nuestra capacidad para mantener una buena postura. Lo mismo ocurre con los músculos de la pared abdominal en la parte delantera de nuestro cuerpo.

Intenta no cruzar las piernas cuando estés sentado, ya que puedes estirar demasiado un lado de los músculos de las piernas. Esto puede cambiar la alineación de la columna con el tiempo, sobre todo si siempre cruzas las piernas de la misma manera.