Causas del dolor de coxis

El dolor de coxis (coccigodinia) afecta a las mujeres 5 veces más que a los hombres y es más frecuente en personas obesas (Fogel, Cunningham & Esses 2004). Puede empezar por sí solo o estar relacionado con un traumatismo debido al parto o a una caída.

El coxis en sí puede ser muy sensible al tacto, pero el dolor puede proceder de estructuras circundantes como la parte inferior de la columna vertebral, los músculos, los ligamentos o los tejidos blandos (Patel, Appannagari y Whang 2008). Si el dolor es de larga duración (> 3 meses), también puede haber algún tipo de sensibilización central (haga clic aquí para obtener una explicación).

El tratamiento implica un enfoque holístico, no sólo hurgar en el cóccix. Es importante examinar la columna vertebral, los músculos abdominales, las posturas al sentarse y al moverse, comprender la historia de cómo empezó y examinar el suelo pélvico.

Como se ve en la imagen siguiente, los músculos del suelo pélvico se unen al cóccix. Si estos músculos están hiperactivos, pueden tirar del cóccix y provocar dolor. A veces, las mujeres también se quejan de dificultades para defecar o de relaciones sexuales dolorosas debido a esta hiperactividad de los músculos.

¿Cómo puedo evitar que me duela el coxis al sentarme?

Reducir el tiempo que pasas sentado. Inclinarse hacia delante si hay que sentarse. Tomar un baño caliente para relajar los músculos y aliviar el dolor. Utilizar un cojín de gel en forma de cuña o un cojín coccígeo (una almohada “donut”) al sentarse.

¿Es grave el dolor en el cóccix?

La mayoría de las veces, el dolor de coxis no es grave. A veces puede ser un signo de lesión. En casos muy raros, el dolor de coxis puede ser un signo de cáncer. Es posible que te hagan una radiografía o una resonancia magnética para buscar signos de lesión, como una fractura ósea o un tumor que presione el hueso.

Más Información
¿Cómo realizar la respiración costal básica?

¿Debo preocuparme si me duele el coxis?

Debe llamar a su médico inmediatamente si tiene dolor en el coxis y cualquiera de los otros síntomas siguientes: Aumento repentino de la hinchazón o el dolor. Estreñimiento prolongado. Entumecimiento, debilidad u hormigueo repentinos en una o ambas piernas.

Dolor de coxis al sentarse

La coxidinia es un dolor en el cóccix. El principal síntoma de la coccigodinia es la sensibilidad acompañada de un dolor sordo en la zona del cóccix, en la parte inferior de la columna vertebral, entre las nalgas. Este dolor suele empeorar al sentarse o apoyarse sobre la espalda.

La coccigodinia puede ser una afección difícil de diagnosticar, ya que muchos trastornos imitan los síntomas y el tipo de dolor presentes en la coccigodinia. Es importante que acudas a tu médico si notas algún síntoma de coccigodinia para asegurarte de descartar estas otras afecciones.

Aunque la coccigodinia no se considera una afección grave, hay muchas otras afecciones que pueden causar los mismos síntomas que la coccigodinia y que pueden ser más graves (como una fractura de coxis, cadera o columna vertebral). Es importante que acudas al médico lo antes posible para descartar otras afecciones o iniciar el tratamiento de inmediato, sobre todo en los casos que puedan ser más graves.

Más Información
Auto:masaje del pie usando palo de madera

Una lesión de coxis puede ser dolorosa y de curación muy lenta y difícil. Muchas personas encuentran alivio al dolor con tratamientos caseros. Los antiinflamatorios de venta libre, como el ibuprofeno o el naproxeno, pueden ayudar a reducir la inflamación del cóccix que causa dolor.

Ejercicios para el dolor de coxis

Sentarse en una posición incómoda durante un largo periodo de tiempo, como en el trabajo o al conducir, puede ejercer demasiada presión sobre el coxis. Esto provoca dolor y molestias que empeorarán cuanto más tiempo permanezcas en esta posición.

A medida que envejecemos, los pequeños discos de cartílago (un tejido duro y flexible) que ayudan a mantener el cóccix en su sitio pueden desgastarse. Los huesos que forman el cóccix también pueden fusionarse con más fuerza. Esto puede aumentar la tensión sobre el cóccix y provocar dolor.

En raras ocasiones puede producirse una infección en la base de la columna vertebral o en los tejidos blandos y causar coxidinia, como un absceso pilonidal (una dolorosa acumulación de pus que suele desarrollarse en la hendidura de las nalgas).

Sin embargo, algunas personas no pueden tomar AINE porque son alérgicas a ellos o tienen un mayor riesgo de desarrollar úlceras de estómago. En ese caso, toma paracetamol en su lugar. El ibuprofeno en gel para frotar en la piel también puede ser una opción.

Las inyecciones de corticoesteroides en la zona alrededor del coxis pueden reducir la inflamación y el dolor. A veces se combinan con anestésicos locales para que sean aún más eficaces.

Tailbone humano

El dolor de cóccix o coxis es una de las dolencias que las personas pueden experimentar en algún momento de su vida. El dolor puede variar en intensidad y hacer que las actividades cotidianas resulten incómodas. El dolor intenso del hueso de la cola es insoportable y puede pasar factura a su salud física y mental.

Más Información
Rotura de fibras

Normalmente, el coxis duele por estar sentado en la misma posición durante muchas horas. Ello puede deberse a que el pequeño hueso triangular “coxis” presente en la parte inferior de la columna vertebral se fractura.

La palabra “cóccix” tiene un origen griego y es la transformación del término “cuco”. Como la forma del coxis se parece al pico de un pájaro, los expertos le dieron ese nombre. El dolor que sale disparado del cóccix es la “coccigodinia”, y puede ir de leve a intenso.

Ten en cuenta que el pequeño hueso de la cola desempeña algunas funciones importantes. No sólo estabiliza la posición sentada, sino que también proporciona un espacio por el que discurren músculos, ligamentos y tendones. Su profesional médico puede referirse a su coxis como “cóccix”, que es su término médico.