Cómo dilatar más rápido durante el parto

Descarga nuestra guía gratuita de posiciones de partoDescubre 20 posiciones de parto diferentes (con imágenes de ejemplo) que te muestran cómo puedes acortar y facilitar el partoSoy…PadreProfesional del partoDescarga la guía gratuita de posiciones de partoNo te enviaremos spam. Dese de baja en cualquier momento.

Las mejores posturas para un parto más cómodoDurante el parto y el alumbramiento, es importante recordar que la gravedad es tu amiga. Diferentes posiciones y frecuentes cambios de movimiento/posición pueden realmente ayudar a tu bebé a encajar en tu pelvis y conseguir una posición óptima para el parto.Ten en cuenta que la mejor manera de atravesar el parto y la mejor manera de dar a luz es de la forma en que te sientas más cómoda.Hablemos de algunas posiciones de parto diferentes para un parto más cómodo y quizás incluso ¡un parto más corto!

Beneficios de moverse durante el partoMoverse durante el parto no sólo puede ayudar a acelerar el proceso de parto, sino que mantenerse activa y erguida también puede garantizar que tu bebé tenga la ayuda de la gravedad para colocarse en una posición de parto óptima.La posición de parto más ideal es aquella en la que el bebé está con la cabeza hacia abajo, la barbilla metida y mirando hacia tu columna vertebral, así:

¿Qué posturas te ayudan a dilatar más rápido?

Intenta estar erguido

Uno de tus mayores aliados es la gravedad. Cuando estás erguida -de pie, sentada o de rodillas-, el peso de tu bebé presiona el cuello del útero, favoreciendo su apertura. Una posición erguida también puede ayudar a colocar al bebé en la mejor posición para el parto.

¿Cómo puedo sentarme más para dilatar?

Según Brichter, sentarse en una pelota de ejercicios o de parto en posición neutra con las piernas abiertas prepara el cuerpo para el parto aumentando el flujo sanguíneo, abriendo la pelvis y favoreciendo la dilatación cervical. También puedes probar a hacer ejercicios con la pelota, como rotaciones circulares de cadera, balanceos y suaves rebotes.

Más Información
Cómo influye el estado de la flora intestinal en nuestra salud

¿Cómo puedo conseguir que se abra el cuello del útero?

También pueden administrarse medicamentos para ayudar a inducir el ablandamiento y la dilatación del cuello uterino. Los fármacos orales o vaginales en supositorio, como el misoprostol y otras prostaglandinas, también se utilizan habitualmente para madurar el cuello uterino.

Cómo dilatar más rápido a partir de 4 cm

El parto es un proceso mediante el cual el feto pasa del medio intrauterino al extrauterino. Es un diagnóstico clínico que se define como el inicio y la perpetuación de contracciones uterinas con el objetivo de producir el borramiento y la dilatación progresivos del cuello uterino. Actualmente no se conocen bien los mecanismos exactos responsables de este proceso.1 La inducción del parto se refiere al proceso por el cual se inician contracciones uterinas por medios médicos o quirúrgicos antes del comienzo del parto espontáneo.

En los últimos años, ha aumentado la conciencia de que si el cuello uterino es desfavorable, es menos probable que se produzca un parto vaginal satisfactorio. Se han introducido varios sistemas de puntuación para la evaluación cervical. En 1964, Bishop evaluó sistemáticamente a un grupo de mujeres multíparas para la inducción electiva y desarrolló un sistema de puntuación cervical estandarizado. La puntuación de Bishop (Tabla 1)1 ayuda a delinear a las pacientes que tendrían más probabilidades de lograr una inducción exitosa. La duración del parto está inversamente correlacionada con la puntuación de Bishop; una puntuación superior a 8 describe a la paciente con más probabilidades de lograr un parto vaginal satisfactorio. Las puntuaciones de Bishop inferiores a 6 suelen requerir el uso de un método de maduración cervical antes que otros métodos.2-4

Más Información
¿Qué debo hacer si tengo una lesión de SLAP?

Cómo acelerar la dilatación a partir de 2 cm

Aunque cada persona es diferente, para algunas la posición estándar de parto en el hospital -semi o totalmente tumbada- no siempre es la ideal. Por ejemplo, el simple hecho de la gravedad y de estar más erguida puede ayudar a que el bebé se desplace por el canal del parto durante el trabajo de parto.

Por otra parte, cuando estás tumbada boca arriba, el útero comprime los vasos sanguíneos principales, lo que puede privar al bebé de oxígeno y hacer que te sientas mareada o con náuseas. “La mayoría de las mujeres se sienten mejor cuando no están tumbadas de espaldas durante el parto”, afirma la enfermera-partera Katy Dawley, doctora y directora del Instituto de Partería de la Universidad de Filadelfia (Pensilvania).

Además, cuando estás reclinada, la cabeza del bebé ejerce presión sobre los nervios pélvicos del sacro, lo que podría aumentar el dolor durante las contracciones. De nuevo, cada persona es diferente y la posición estándar puede estar perfectamente bien, sobre todo si tienes una epidural completa, pero si no te sientes cómoda, díselo a la enfermera de partos para que puedas probar otras posturas.

Cómo dilatar más rápido a partir de 3 cm en casa

Aunque probablemente no desencadenen el parto de inmediato, estos movimientos pueden mejorar la alineación de la embarazada y ayudar a colocar al bebé en posición para el alumbramiento. Los expertos explican cómo hacerlos de forma segura y eficaz.

Pero, ¿es seguro? “Es importante que todas las embarazadas hablen con su médico sobre la inducción del parto y los planes para intentarlo en casa”, dice la Dra. Ilana Ressler, endocrinóloga reproductiva certificada de Illume Fertility en Connecticut. La Dra. Ressler también añade que todas las mujeres que corren mayores riesgos médicos o de embarazo deben evitar intentar iniciar el parto por sí mismas.

Más Información
Masaje para principiantes

Dicho esto, reconoce que algunas embarazadas pueden intentar “crear circunstancias favorables” para que el parto se produzca de forma natural. Esto puede implicar animar al bebé a ponerse en posición y mejorar la alineación del cuerpo de la embarazada mediante el ejercicio. La buena noticia es que esto se puede hacer de forma segura mediante movimientos intencionados y de bajo impacto.

Añade que, para que el parto empiece bien y siga avanzando, lo mejor es que el bebé esté en la posición óptima (con la cabeza hacia abajo y, a ser posible, mirando hacia la espalda con la barbilla recogida). Las embarazadas también deben favorecer una correcta alineación corporal para conseguir más espacio en la zona lumbar, lo que permite al bebé rotar y descender. “Lo que yo buscaría es simplemente trabajo postural, e intentar aportar algo de equilibrio al cuerpo y a la pelvis”, dice Brichter. Los siguientes movimientos pueden ayudar a preparar el cuerpo para el parto.