¿Qué es la hidroterapia?

Dolor crónico – La hidroterapia es un tratamiento recomendado para pacientes con cualquier tipo de dolor crónico. La hidroterapia reduce el dolor favoreciendo el movimiento normal, aumentando la longitud de los músculos e incrementando su fuerza y control. Entre las afecciones que pueden beneficiarse se incluyen la fibromialgia, el síndrome de dolor regional complejo y las afecciones musculoesqueléticas de larga duración.

Neurología – Las personas con afecciones neurológicas suelen poder realizar en la piscina actividades que no pueden llevar a cabo en tierra firme. La hidroterapia también se utiliza para reducir los espasmos musculares en pacientes con lesiones cerebrales traumáticas graves y para aumentar la fuerza en muchas enfermedades neurológicas.

Afecciones cardiovasculares / pulmonares – La hidroterapia puede utilizarse para mejorar la resistencia muscular y cardiopulmonar en ancianos, o para la rehabilitación tras casos de insuficiencia cardiaca crónica o una exacerbación de una enfermedad respiratoria.

Lesiones musculoesqueléticas: tanto si están relacionadas con el deporte como con la edad, la hidroterapia puede ayudar a mejorar la función tras una lesión musculoesquelética. Entre las afecciones más comunes tratadas se incluyen: artrosis, artritis reumatoide, espondilitis anquilosante, esguinces de tobillo, desgarros del músculo supraespinoso y lumbalgia.

¿Para qué sirve la hidroterapia?

Además de ayudar a la recuperación, la hidroterapia mejora la resistencia y proporciona beneficios cardiovasculares sin aumentar la tensión en las articulaciones. En el agua, los pacientes suelen tener mayor movilidad y equilibrio, lo que les permite mejorar su fuerza, reducir el dolor muscular y articular y, en general, recuperarse más rápidamente.

Más Información
Se me duerme la cara lateral de la pierna izquierda: desde el glúteo a la rodilla ¿Qué puedo hacer?

¿Qué es la hidroterapia explicada?

La hidroterapia es una forma de medicina física que utiliza la aplicación terapéutica del agua de diversas maneras, tanto interna como externamente, en el cuerpo. Las aplicaciones tópicas de compresas de agua fría o caliente, las compresas, los baños, las piscinas, los vapores, los sudores, las duchas, los enemas y los lavados de colon son formas de hidroterapia.

¿Con qué frecuencia se debe hacer hidroterapia?

Una sesión de mantenimiento puede ser una vez al mes o una vez cada dos meses. Si su intención es someterse a una limpieza completa e intensa, puede realizar hasta una sesión a la semana durante tres a seis sesiones.

Cómo funciona la hidroterapia

¿Qué es la estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS)? La TENS utiliza la estimulación eléctrica para tratar el dolor mediante una combinación de factores, como la liberación de endorfinas y la sobrecarga de las señales de dolor con impulsos nerviosos adicionales.

Dolor de espalda y salud de la columna vertebral: Enfermedades comunes y riesgosEn algún momento de su vida, todo el mundo sufrirá algún grado de dolor de espalda. Para algunos, este dolor puede ser una breve punzada que se soluciona en unas horas o, como mucho, en unos días, mientras que para otros será un dolor continuo que les perseguirá el resto de sus vidas. Conocer la causa del dolor y recibir un tratamiento adecuado puede ayudarle a mejorar su calidad de vida.

Más Información
Reflejo tónico laberíntico

Tipos de hidroterapia

¿Cree que la piscina es sólo para niños? Piénselo otra vez. La hidroterapia puede ser una parte valiosa de la fisioterapia, ya que incorpora ejercicios de bajo impacto, recuperación de lesiones y salud articular. Hay muchos grandes beneficios de incluir la hidroterapia en un régimen de terapia física, por lo que animamos tanto a los médicos y los pacientes a explorar plenamente esta opción PT extremadamente eficaz.

Para muchos de nuestros pacientes de fisioterapia en el Hospital Ortopédico de Wisconsin, la hidroterapia ha sido extremadamente útil. Este régimen común (pero a menudo bajo-prescrito) es fácil en las articulaciones y proporciona una respuesta de bajo impacto para la recuperación. Ofrecemos hidroterapia en nuestra Clínica de Nueva Berlín en el Club de Princeton, donde los pacientes pueden trabajar con nuestros profesionales de PT para la terapia acuática en una piscina, piscina de resistencia, así como una bañera de hidromasaje.

En la hidroterapia o terapia acuática, los fisioterapeutas ayudan a los pacientes a realizar ejercicios suaves en el agua. Gracias al conocimiento de los principios exclusivos del agua, como la flotabilidad, la presión hidrostática, la cohesión y la viscosidad, los fisioterapeutas ayudan a los pacientes a realizar actividades que de otro modo resultarían difíciles en tierra.

Para qué sirve la hidroterapia

1. Relaja y rehabilita los músculos lesionadosAl sumergirse en agua caliente, los músculos se relajan y aumenta la temperatura corporal. El aumento de la temperatura también incrementa el flujo sanguíneo y mejora la circulación, y esto puede ayudar a curar tejidos lesionados y rehabilitar músculos o articulaciones dañadas.

Más Información
Mi madre tiene un ganglión en la muñeca producto de una caída: ¿Qué me recomiendan?

2. La hidroterapia aumenta la circulación de glóbulos blancos por el cuerpo, lo que permite que la linfa (un fluido del sistema inmunitario que ayuda a deshacerse de los materiales no deseados del organismo) se desplace por el cuerpo de forma más eficaz, “limpiándonos” de forma efectiva. Unido a los efectos de refuerzo inmunológico del ejercicio, estarás dando a tu cuerpo ventaja frente a los resfriados y virus invernales.

3. Puede reducir el estrés y el dolorLa hidroterapia con agua caliente se ha utilizado durante siglos para calmar y aliviar. Sin embargo, los estudios también han demostrado que la hidroterapia aumenta la liberación de endorfinas en el cuerpo, que son ansiolíticos y antiestrés naturales. Las endorfinas también actúan como un analgésico natural para reducir aún más el dolor muscular.