Síntomas poco frecuentes de la fibromialgia

“La fibromialgia es la mejor enfermedad falsa que existe. Puedo estar en la cama todo el día, tengo que ir al médico todos los meses, tengo que tomar montones de medicamentos que cuestan mucho y parecen hacer muy poco, no tengo que socializar, ¡y tengo que pedir limosna a mis seres queridos en lugar de trabajar!”, dice Shelley de Houston, Texas, que tiene fibromialgia, enfermedad de Lyme y síndrome de fatiga crónica, y escribe un blog en Chronic Mom. “¿No soy la persona más afortunada del mundo?”.

Está bromeando, obviamente, pero lo dice desde un lugar de dolor real, de sentir que nadie -desde sus amigos hasta sus médicos- entiende realmente lo que es su enfermedad, y mucho menos lo que se siente al vivir con fibromialgia todos los días. A veces la gente piensa que, como no “parece enferma”, debe de estar exagerando sus síntomas. Peor aún, se la ha acusado de inventar o fingir su enfermedad.

Puede que la fibromialgia sea la enfermedad más común de la que nunca hayas oído hablar, a menos que la padezcas. Esta enfermedad crónica, caracterizada por un dolor generalizado en todo el cuerpo, afecta a más de 10 millones de personas sólo en Estados Unidos y entre el tres y el seis por ciento de la población mundial, según la Asociación Nacional de Fibromialgia. Hasta el 90 por ciento de los pacientes son mujeres. Todo esto viene a decir que, si padeces fibromialgia, no estás sola.

¿Cómo puedo mejorar mi calidad de vida con fibromialgia?

Haga ejercicio regularmente

El ejercicio regular de baja intensidad, como caminar o hacer ejercicios en aguas templadas, es uno de los mejores tratamientos para la fibromialgia. Ayuda a disminuir el dolor y la rigidez, reduce el estrés y puede aumentar la sensación de control sobre la fibromialgia. También es posible que duermas mejor.

Más Información
El doctor me dice que el dolor que tengo es facetario L4: L5 ¿Se cura?

¿Cuál es el tratamiento número uno para la fibromialgia?

Los tratamientos de primera elección para la fibromialgia son el ejercicio y los cambios en el estilo de vida. Los estudios demuestran que son muy eficaces. Los medicamentos pueden ayudar a reducir el dolor de la fibromialgia en un 30% en algunas personas. Funcionan mejor en combinación con terapias no farmacológicas.

¿Cuál es la nueva cura para la fibromialgia?

La fibromialgia no tiene cura, pero los avances recientes en medicación y estilo de vida pueden mejorar mucho la calidad de vida de las personas que la padecen.

Hallada una cura para la fibromialgia

Se desconoce la causa exacta de la fibromialgia, pero se cree que está relacionada con niveles anormales de ciertas sustancias químicas en el cerebro y cambios en la forma en que el sistema nervioso central (cerebro, médula espinal y nervios) procesa los mensajes de dolor que se transmiten por todo el cuerpo.

Cualquiera puede desarrollar fibromialgia, aunque afecta siete veces más a las mujeres que a los hombres. Suele aparecer entre los 30 y los 50 años, pero puede afectar a personas de cualquier edad, incluidos niños y ancianos.

No se sabe con exactitud cuántas personas padecen fibromialgia, aunque las investigaciones sugieren que podría ser una enfermedad relativamente frecuente. Algunas estimaciones sugieren que casi 1 de cada 20 personas puede estar afectada por la fibromialgia en algún grado.

Más Información
Tengo adormecimiento de mis manos y dolor: consecuencia de neuropatía diabética y túnel del carpo ¿Qué puedo hacer?

Una de las principales razones por las que no está claro el número de personas afectadas es que la fibromialgia puede ser una enfermedad difícil de diagnosticar. No existe ninguna prueba específica para diagnosticarla, y los síntomas pueden ser similares a los de otras afecciones.

Uno de los principales síntomas de la fibromialgia es el dolor generalizado. Puede sentirse en todo el cuerpo, pero puede empeorar en zonas concretas, como la espalda o el cuello. Es probable que el dolor sea continuo, aunque puede ser mejor o más intenso en distintos momentos.

Tratamiento de la fibromialgia

La fibromialgia es una afección que causa dolor en todo el cuerpo (también denominado dolor generalizado), problemas de sueño, fatiga y, a menudo, angustia emocional y mental. Las personas con fibromialgia pueden ser más sensibles al dolor que las que no la padecen. Esto se denomina procesamiento anormal de la percepción del dolor. La fibromialgia afecta a unos 4 millones de adultos estadounidenses, alrededor del 2% de la población adulta. Se desconoce la causa de la fibromialgia, pero puede tratarse y controlarse eficazmente.

La fibromialgia puede tratarse y controlarse eficazmente con medicación y estrategias de autocontrol. Puedes informarte sobre las estrategias de autocontrol en la sección titulada ¿Cómo puedo mejorar mi calidad de vida?

La fibromialgia debe ser tratada por un médico o un equipo de profesionales sanitarios especializados en el tratamiento de la fibromialgia y otros tipos de artritis, denominados reumatólogos. Los médicos suelen tratar la fibromialgia con una combinación de tratamientos, que pueden incluir:

Además del tratamiento médico, las personas pueden controlar su fibromialgia con las estrategias de autocontrol descritas a continuación, que han demostrado reducir el dolor y la incapacidad, para que puedan realizar las actividades importantes para ellas.

Más Información
Músculo oblicuo menor o interno

Historias de vida con fibromialgia

Cláusula de exención de responsabilidad sobre el contenido El contenido de este sitio web se ofrece únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, servicio, producto o tratamiento no respalda ni apoya en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario colegiado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía exhaustiva sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que pidan siempre consejo a un profesional sanitario registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Sanidad no asumirán responsabilidad alguna por la confianza depositada por cualquier usuario en los materiales contenidos en este sitio web.