Ejercicio de luxación de hombro

IntroducciónEl hombro, concretamente la articulación glenohumeral, en virtud de sus características anatómicas y biomecánicas es una de las articulaciones más inestables del cuerpo.1 La arquitectura ósea le confiere una gran amplitud de movimiento, pero en última instancia carece de estabilidad inherente. Por lo tanto, es una de las articulaciones del cuerpo que se luxa con más frecuencia, con una tasa de densidad de incidencia (IDR) estimada entre 23,9 y 26,9 por 100.000 personas-año en la población general.2 3 Las investigaciones que se centraron en subpoblaciones más pequeñas y de alto riesgo, como los atletas y el personal militar, mostraron una variación significativa en la IDR, que oscilaba entre 8,2 y 26,2 por 100.000 personas-año.4 5 Aproximadamente el 75% de las luxaciones glenohumerales de primera vez se producen durante algún tipo de actividad deportiva.6

7 Al analizar el espectro de edad de los pacientes que sufrieron luxaciones de hombro se identificó una distribución bimodal, en la que la mayoría de los pacientes eran adultos jóvenes que sufrieron lesiones de alta energía en el hombro. La segunda cohorte de pacientes era mucho mayor y sufrió lesiones de menor nivel de violencia. Curiosamente, el riesgo de recurrencia se correlacionaba significativamente con el mecanismo de la lesión, es decir, un mayor impacto, y la edad del paciente en el momento de la presentación, siendo el grupo de 16 a 30 años el que presentaba un riesgo especialmente alto.7 8

¿Cuáles son los síntomas de una luxación parcial de hombro?

¿Cuáles son los síntomas de una subluxación? Una luxación parcial de hombro puede causar dolor, inestabilidad de la articulación, debilidad del brazo, entumecimiento u hormigueo en el brazo e hinchazón. Cuando el húmero se desplaza de su sitio, puede dañar los músculos, tendones, ligamentos y vasos sanguíneos de la articulación del hombro.

Más Información
Discapacidad

¿Puede un hombro dislocado curarse solo?

Una de las preguntas más frecuentes es si las luxaciones de hombro desaparecen por sí solas. La respuesta es: no. A menos que el médico vuelva a colocar el húmero en su sitio, seguirá sintiendo dolor. Cuanto más tiempo se deje la lesión sin tratar, más daño se causará a los músculos y ligamentos circundantes.

¿Cuál es el tipo de luxación más doloroso?

Luxación de cadera. La luxación súbita de cadera es una urgencia médica cuando se produce en adultos. Es muy dolorosa y puede provocar hemorragias importantes en la articulación y los tejidos.

Luxación anterior del hombro

Una vez que un hombro se ha dislocado una vez, será propenso a dislocarse de nuevo en el futuro. Si los nervios, vasos sanguíneos, tendones y/o ligamentos que rodean el hombro están dañados, la articulación puede requerir una reparación quirúrgica.

Las luxaciones de hombro son frecuentes en deportistas que practican deportes de contacto, como el hockey y el baloncesto, y deportes en los que los deportistas se caen con frecuencia, como la gimnasia y el esquí alpino. Las luxaciones de hombro también suelen producirse en accidentes de tráfico y de otro tipo.

Normalmente, la cabeza del húmero se sale de la glenoides cuando se golpea el brazo mientras se mantiene extendido, como en la posición de bloqueo de un defensa de fútbol americano. Este tipo de luxación, en la que la bola del húmero es forzada hacia delante, se denomina luxación anterior.

En ocasiones, la cabeza del húmero puede ser empujada hacia atrás fuera de la glenoides debido a una caída sobre una mano extendida o a un golpe directo en la parte delantera del hombro. Este tipo de luxación se denomina luxación posterior.

Más Información
Cuello del fémur

Normalmente, la cirugía sólo se considera después de que haya fracasado un programa conservador de ejercicios. Si su hijo ha tenido luxaciones de hombro repetidas, o si la inestabilidad del hombro afecta a su capacidad para utilizar el brazo, la cirugía puede ser un tratamiento adecuado.

Subluxación del hombro

Una luxación de hombro se produce cuando la articulación del hombro se sale de su sitio. La articulación más comúnmente dislocada, el hombro, es una articulación esférica. La bola del húmero (el hueso largo de la parte superior del brazo) se une a la glenoides, que es la cavidad del hombro. Estas dos piezas encajan como una pelota de golf en un tee, lo que facilita que el hombro se vuelva inestable o se disloque.

Un hombro dislocado requiere atención médica inmediata si no se reduce o vuelve a su sitio por sí solo. Un médico examinará la lesión y ayudará a reducir el hombro a su sitio para evitar lesiones neurológicas. Los espasmos musculares y las contracturas alrededor de la articulación pueden dificultar esta operación y, en ocasiones, es necesario sedar al paciente para reducir la articulación.

La inestabilidad crónica requiere un plan de tratamiento continuo para ayudar a fortalecer los estabilizadores dinámicos del hombro, es decir, los músculos que rodean el hombro y los omóplatos, y reducir el riesgo de luxación. Su ortopedista trabajará estrechamente con usted para crear un plan de tratamiento que aborde su lesión y le ayude a alcanzar su objetivo. Las opciones de tratamiento incluyen:

Más Información
Tengo dificultad para respirar profundo y dolor de espalda: ¿Qué me recomiendan para poder respirar mejor?

Tratamiento del hombro dislocado

La articulación del hombro está formada por tres huesos: la clavícula, el omóplato y la parte superior del brazo. La parte superior del hueso del brazo tiene forma de bola. Esta bola encaja en una cavidad en forma de copa en el omóplato. Una luxación de hombro es una lesión que se produce cuando la bola se sale de la cavidad. Puede tratarse de una luxación parcial, en la que la bola sólo se sale parcialmente de la cavidad. También puede ser una luxación completa, en la que la bola está completamente fuera de la cavidad.

Cualquier persona puede sufrir una luxación de hombro, pero es más frecuente en hombres jóvenes, que suelen practicar deportes y otras actividades físicas. Los adultos mayores, especialmente las mujeres, también corren un mayor riesgo porque son más propensos a caerse.

Una luxación puede hacer que el hombro se vuelva inestable. Cuando esto ocurre, se necesita menos fuerza para dislocarlo. Esto significa que existe un mayor riesgo de que vuelva a ocurrir. Es posible que el médico le pida que siga haciendo algunos ejercicios para prevenir otra luxación.