Lupus y tratamiento con fecundación in vitro

El lupus afecta aproximadamente a 1,5-2 millones de estadounidenses y es diez veces más frecuente en mujeres que en hombres. De hecho, más del 90% de los estadounidenses diagnosticados de Lupus son mujeres y se calcula que una de cada 2000 mujeres padece Lupus[1].

El Lupus Eritematoso Sistémico (LES) es una enfermedad autoinmune crónica con exacerbaciones y remisiones características que afecta a múltiples sistemas orgánicos [2]. Puede afectar a la piel, las articulaciones, los riñones, el cerebro y otros órganos. Se desconoce la causa subyacente.

Muchas mujeres con LES presentan alteraciones menstruales que van de la amenorrea a la menorragia[4]. Las mujeres que reciben tratamiento anticoagulante por complicaciones trombóticas pueden experimentar menorragia. La amenorrea puede producirse como resultado del tratamiento con ciclofosfamida (CYC), que puede causar fallo ovárico, pero también como resultado de la propia enfermedad. La amenorrea en mujeres con LES también se asocia a anticuerpos anti-corpus luteum con niveles elevados de FSH, lo que sugiere una disfunción menstrual autoinmune relacionada con el LES[5]. Pasoto et al. (2002) descubrieron que el 53% de las mujeres adultas menores de 40 años con LES presentaban irregularidad menstrual en ausencia de agentes alquilantes[6]. Las mujeres con alta actividad de la enfermedad tenían más probabilidades de presentar alteraciones menstruales que las que tenían menos actividad.

¿El lupus causa infertilidad en las mujeres?

Lupus y embarazo

El lupus y algunos tratamientos del lupus pueden tener efectos a largo plazo sobre la fertilidad (su capacidad para quedarse embarazada y tener hijos). Un medicamento para el lupus llamado ciclofosfamida (Cytoxan®) puede causar infertilidad, pero no en todos los casos.

Más Información
Me duele donde comienza la columna: hasta el cuello a la izquierda y brazo ¿Qué puedo hacer para mejorar?

¿Puede el lupus eritematoso sistémico causar infertilidad?

El deterioro del sistema reproductor de las mujeres con LES puede deberse a la actividad de la enfermedad, a los autoanticuerpos y a los tratamientos citotóxicos iatrogénicos[7-8]. La alteración del sistema reproductor puede causar problemas que impidan el éxito de la fecundación y, por tanto, infertilidad.

¿Afecta el lupus a la calidad de los óvulos?

En el lupus, el sistema inmunitario puede atacar y destruir el cuerpo lúteo, lo que significa que el útero no se engrosa y que el óvulo no puede implantarse con éxito, por lo que se pierde el embarazo. Anticuerpos antiovocitos: Un ovocito es una célula de los ovarios que puede convertirse en un óvulo.

¿Puede el lupus atacar el útero?

Como muchos trastornos autoinmunitarios, el lupus (lupus eritematoso sistémico o LES) afecta de forma desproporcionada a las mujeres en edad fértil. El lupus es una de las más de 80 enfermedades autoinmunitarias que afectan a unos 23 millones de personas en EE.UU. y a casi 350 millones en todo el mundo. Si padece lupus u otra enfermedad autoinmune y está planeando tener hijos, lo más seguro es que piense en el futuro.

Hace años, se aconsejaba a las personas con lupus u otros trastornos autoinmunitarios que evitaran el embarazo. Se pensaba que era demasiado arriesgado para la madre y el feto. Eso ya no es cierto: en la mayoría de los casos, seguir las directrices de los expertos ahora disponibles puede hacer posible un embarazo satisfactorio. Estas directrices explican buenas prácticas para una serie de cuestiones de planificación familiar. A continuación, respondemos a varias preguntas frecuentes sobre fertilidad, embarazo, parto y lactancia.

Más Información
Entendiendo un poco más sobre Kinesio Taping

Antes, los médicos creían que el lupus activo interfería tanto en la fertilidad que el embarazo era improbable. Aunque este mito se desmintió hace tiempo, las personas con lupus pueden tardar más de lo esperado en quedarse embarazadas. Esto es más probable si se padece una enfermedad activa que requiere un tratamiento agresivo, o si se tienen ciertos anticuerpos (llamados anticuerpos antifosfolípidos) en la sangre.

Lupus y problemas ginecológicos

El lupus afecta aproximadamente a 1,5-2 millones de estadounidenses y es diez veces más frecuente en mujeres que en hombres. De hecho, más del 90% de los estadounidenses diagnosticados de Lupus son mujeres y se calcula que una de cada 2000 mujeres padece Lupus[1].

El Lupus Eritematoso Sistémico (LES) es una enfermedad autoinmune crónica con exacerbaciones y remisiones características que afecta a múltiples sistemas orgánicos [2]. Puede afectar a la piel, las articulaciones, los riñones, el cerebro y otros órganos. Se desconoce la causa subyacente.

Muchas mujeres con LES presentan alteraciones menstruales que van de la amenorrea a la menorragia[4]. Las mujeres que reciben tratamiento anticoagulante por complicaciones trombóticas pueden experimentar menorragia. La amenorrea puede producirse como resultado del tratamiento con ciclofosfamida (CYC), que puede causar fallo ovárico, pero también como resultado de la propia enfermedad. La amenorrea en mujeres con LES también se asocia a anticuerpos anti-corpus luteum con niveles elevados de FSH, lo que sugiere una disfunción menstrual autoinmune relacionada con el LES[5]. Pasoto et al. (2002) descubrieron que el 53% de las mujeres adultas menores de 40 años con LES presentaban irregularidad menstrual en ausencia de agentes alquilantes[6]. Las mujeres con alta actividad de la enfermedad tenían más probabilidades de presentar alteraciones menstruales que las que tenían menos actividad.

Más Información
Desde mayo padezco de lumbalgia intermitente: ¿Tendrá que ver con el bloqueo diafragmático?

Lupus y tratamiento de la fertilidad

El LES es una enfermedad multisistémica y autoinmune que puede influir en la fertilidad tanto masculina como femenina. La incapacidad para concebir puede atribuirse a varios factores que pueden actuar por separado o combinados: (i) mayor edad en pacientes con LES en comparación con controles sanos; (ii) infertilidad relacionada con la enfermedad; y (iii) infertilidad por tratamientos gonadotóxicos. Además, los factores psicosociales relacionados con la enfermedad pueden disminuir la fecundidad y asociarse a una infertilidad aparente. Se abren muchas vías terapéuticas para contrarrestar el daño reproductivo en el tratamiento del LES y para ayudar a la concepción una vez diagnosticada la infertilidad. Estos tratamientos pueden incluir la administración de análogos de la hormona receptora de gonadotrofina mientras reciben tratamiento con CYC, el uso de tecnologías de reproducción asistida, como la fecundación in vitro y la intervención psicosocial para promover una relación más saludable con su pareja. El conocimiento de cómo se producen estos problemas reproductivos y su prevención/tratamiento en pacientes con LES debería evitar la infertilidad irreversible, así como dar esperanza a los pacientes con LES con infertilidad.