Culturista con parálisis cerebral

La parálisis cerebral afecta a las personas de distintas maneras y puede afectar al movimiento corporal, el control muscular, la coordinación muscular, el tono muscular, los reflejos, la postura y el equilibrio. Esta discapacidad dura toda la vida y es diferente para cada persona.

Aunque la lesión cerebral que la provoca no cambia con el tiempo, el desgaste que supone vivir con parálisis cerebral a menudo significa que las personas con PC experimentan cambios relacionados con la edad, como un aumento de la debilidad muscular y una disminución del equilibrio, mucho antes que las personas sin PC.

Parálisis cerebral heilung

La parálisis cerebral describe un grupo de trastornos que afectan a la capacidad de una persona para moverse y mantener el equilibrio y la postura. Está causada por una lesión cerebral o un desarrollo cerebral atípico que se produce en torno al nacimiento o al principio de la vida. En algunos bebés, los síntomas son evidentes poco después del nacimiento. En otros, el diagnóstico de parálisis cerebral se produce en la infancia tardía o en la primera infancia. La parálisis cerebral es una afección permanente, pero sus efectos suelen progresar con la edad.

Durante las visitas de bienestar de su bebé, el profesional sanitario estará atento a los primeros signos de parálisis cerebral, por ejemplo: Los niños sin parálisis cerebral también pueden mostrar algunos de estos signos. Pero si observa que su hijo presenta alguno de los síntomas anteriores, debe hablar con su pediatra. Si su hijo tiene parálisis cerebral, cuanto antes se lo diagnostiquen, más tiempo tendrá para saber cómo le afectará. Cada niño con parálisis cerebral tiene una combinación única de puntos fuertes y dificultades. Nadie puede predecir qué lugar ocupará su hijo dentro de este diagnóstico. Tener parálisis cerebral no significa que su hijo vaya a tener deterioro cognitivo. Sólo entre el 30 y el 50% de los niños con parálisis cerebral presentan algún nivel de deterioro cognitivo, de leve a grave. La esperanza de vida de las personas con parálisis cerebral es básicamente la misma que la de la población general, y la mayoría disfruta de una vida larga, plena y activa. La intervención precoz y el tratamiento adecuado de la parálisis cerebral pueden ayudar a su hijo a mejorar sus capacidades y aliviar sus síntomas.

Más Información
Me crujieron el cuello hace 10 semanas: ahora tengo dolor de ojo y mareos recurrentes

Parálisis cerebral leve

Cláusula de exención de responsabilidad sobre el contenido El contenido de este sitio web se ofrece únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, servicio, producto o tratamiento no respalda ni apoya en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario colegiado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía exhaustiva sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que pidan siempre consejo a un profesional sanitario registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Sanidad no asumirán responsabilidad alguna por la confianza depositada por cualquier usuario en los materiales contenidos en este sitio web.

Más Información
Animales de compañía: Beneficios terapéuticos desde la fisioterapia

Síntomas de la parálisis cerebral

La parálisis cerebral infantil (también parálisis infantil y parálisis cerebral, PCI, PC) describe una lesión cerebral en la primera infancia que puede provocar trastornos de la postura, el movimiento, la coordinación y el equilibrio. La capacidad de comunicación, aprendizaje, alimentación y sueño también puede verse afectada por este trastorno neurológico. El alcance de los trastornos depende de la localización y el tamaño de la lesión cerebral.

El término parálisis cerebral se compone de las dos palabras “cerebral” (del latín cerebrum = “cerebro”) y “paresis” (del griego “parálisis”). Como sinónimo del término parálisis cerebral infantil, también pueden utilizarse los términos parálisis cerebral, parálisis cerebral infantil, parálisis espástica o parálisis cerebral.

Más Información
¿Cómo repercute la disfunción de intestino delgado sobre el sistema Músculo:esquelético?

Si observa estos signos en su bebé o le preocupa el desarrollo de su hijo, póngase en contacto con un pediatra inmediatamente. Un diagnóstico relativamente precoz aumenta las posibilidades de intervención temprana.

Los músculos de los brazos y/o las piernas pueden verse afectados de distintas formas (rigidez muscular espástica). Aunque muchos niños sólo muestran síntomas leves, como una mano débil que tiene dificultades para agarrar y escribir, en los casos más graves puede producirse una parálisis espástica. Los pacientes gravemente afectados son a veces incapaces de moverse de forma independiente y requieren cuidados permanentes. Las dificultades motoras suelen ir acompañadas de alteraciones adicionales de los órganos sensoriales y de la comunicación, percepción y comportamiento relacionados.