Clavícula

El hueso hioides es un hueso en forma de herradura situado en la línea media anterior del cuello, entre el mentón y el cartílago tiroides. En reposo, se encuentra a la altura de la base de la mandíbula por delante y de la tercera vértebra cervical (C3) por detrás. El hueso hioides es una estructura única en el cuerpo humano por muchas razones. El hueso hioides es el único hueso del ser humano que no se articula con ningún otro hueso, sino que sólo tiene uniones musculares, ligamentosas y cartilaginosas. Junto con los músculos que tiene unidos, el hueso hioides desempeña una serie de funciones fisiológicas, como la respiración, la deglución y el habla, además de otras dos funciones importantes: sostiene la lengua, que se sitúa por encima de él, y sostiene la laringe, que cuelga por debajo, sujetando estas estructuras entre sí para producir la variación. Normalmente, la rotura del hioides es el resultado de una estrangulación forzada (es decir, un atragantamiento). La posición del hueso hioides es una de las consideraciones importantes para la apnea obstructiva del sueño, ya que ancla la musculatura de la lengua para mantener permeable la vía aérea. En este artículo se tratan otras consideraciones clínicas, como la tendinitis de inserción del hueso hioides, el síndrome del hueso hioides y los síndromes de Eagle.

Músculo milohioideo

El hueso hioides (hueso lingual o hueso de la lengua) (/ˈhaɪɔɪd/[2][3]) es un hueso en forma de herradura situado en la línea media anterior del cuello, entre el mentón y el cartílago tiroides. En reposo, se encuentra entre la base de la mandíbula y la tercera vértebra cervical.

Más Información
Soy operada la vesicula y sufro de vértigos y mareos: ¿Qué me aconsejan?

A diferencia de otros huesos, el hioides sólo se articula a distancia con otros huesos mediante músculos o ligamentos. Es el único hueso del cuerpo humano que no está conectado a ningún otro hueso cercano. El hioides está anclado por músculos de las direcciones anterior, posterior e inferior, y ayuda en el movimiento de la lengua y la deglución. El hueso hioides proporciona sujeción a los músculos del suelo de la boca y la lengua por arriba, la laringe por abajo y la epiglotis y la faringe por detrás[cita requerida].

Los cuernos mayores se proyectan hacia atrás desde los bordes exteriores del cuerpo; son aplanados desde arriba hacia abajo y se estrechan hasta su extremo, que es un tubérculo óseo que conecta con el ligamento tirohioideo lateral. La superficie superior de los cuernos mayores es rugosa y cercana a su borde lateral, y facilita la fijación muscular. Los músculos más grandes que se unen a la superficie superior de los cuernos mayores son el hiogloso y el constrictor faríngeo medio, que se extienden a lo largo de toda la longitud de los cuernos; el músculo digástrico y el músculo estilohioideo tienen pequeñas inserciones delante de éstos, cerca de la unión del cuerpo con los cuernos. Al borde medial se une la membrana tirohioidea, mientras que la mitad anterior del borde lateral da inserción al músculo tirohioideo[cita requerida].

Más Información
Aponeurosis del abdomen

Cráneo & huesos

El hueso hioides es un hueso en forma de herradura que se encuentra en el cuello. Situado anteriormente entre la mandíbula y el cartílago tiroides, el hueso hioides protege el esófago y también facilita la amplia gama de actividad muscular necesaria para hablar y tragar. Es visible al extender el cuello.

El hueso hioides consta de un cuerpo central y dos pares de cornetes, denominados cornetes mayor y menor. Los cuernos mayores se proyectan hacia atrás desde el cuerpo y proporcionan una plataforma a la que se adhieren los músculos y ligamentos clave, incluidos los músculos estilohioideo y throhyoideo.

Los cuernos menores son dos eminencias más pequeñas que se proyectan superiormente hacia la unión entre el cornete mayor y el cuerpo y están unidos al cuerpo por tejido fibroso. Al igual que los cornetes mayores, los cornetes menores proporcionan una plataforma para la fijación de músculos y ligamentos, en concreto para el ligamento estilohioideo.

El hioides se osifica hacia el final del desarrollo fetal, comenzando en el cornete mayor antes de completarse en el cuerpo poco después del nacimiento. El cornete mayor y el cuerpo están unidos inicialmente por material fibroso, aunque éste se osifica hacia la mediana edad.

Hueso esponjoso

La localización del hueso hioides en los atlas y libros de texto de anatomía puede inducir a error, ya que suele reseñarse junto con los huesos del cráneo. La razón de ello radica en la nomenclatura anatómica heredada conservada hasta finales del siglo XX1, que asigna el hueso hioides como parte del viscerocráneo. En sentido estricto, el hueso hioides no es la parte estructural del cráneo, sino que es parte integrante de la laringe (al igual que los huesos sesamoideos son parte integrante del tendón del músculo). Sin embargo, la revisión terminológica anatómica más reciente2 asigna el hueso hioides y la mandíbula por separado de los huesos del cráneo en el capítulo definido como “los huesos extracraneales de la cabeza”.

Más Información
Hiper:diagnóstico del síndrome del piramidal

Debido a su fina forma de herradura, el hioides parece frágil. Sin embargo, la fractura aislada del hioides es muy rara y se produce en menos del 1% de todas las fracturas1. La razón es la gran movilidad del hueso y la localización segura justo debajo de la mandíbula. No obstante, la fractura es bastante frecuente en víctimas de estrangulación manual, con una incidencia de hasta el 50%2.