¿La operación de menisco conduce a una prótesis de rodilla

Es posible que quiera opinar sobre esta decisión o que simplemente quiera seguir la recomendación de su médico. En cualquier caso, esta información le ayudará a comprender cuáles son sus opciones para que pueda hablar de ellas con su médico.

La rotura de menisco es una lesión frecuente de la rodilla. El menisco es un disco gomoso en forma de C que amortigua la rodilla. Cada rodilla tiene dos meniscos: uno en el borde exterior y otro en el borde interior. Los meniscos mantienen estable la rodilla equilibrando su peso. Un menisco roto puede impedir que la rodilla funcione correctamente.

Una rotura de menisco suele producirse al girar o torcerse, a menudo con el pie plantado mientras la rodilla está flexionada. Estos desgarros pueden producirse cuando se levanta algo pesado o se practica algún deporte. Con la edad, el menisco se desgasta. Esto puede hacer que se rompa con más facilidad.

Si es mayor, es posible que no sepa qué hizo para provocar la rotura. O puede que sólo recuerde haber sentido dolor después de levantarse de una posición en cuclillas, por ejemplo. El dolor y una ligera hinchazón suelen ser los únicos síntomas.

¿Es absolutamente necesaria la cirugía para una rotura de menisco?

Una vez que su médico le haya diagnosticado oficialmente una rotura de menisco, lo más probable es que primero le recomiende tratamientos no quirúrgicos. Sin embargo, si esos tratamientos no funcionan o tu lesión es demasiado grave, necesitarás cirugía.

¿Cómo puedo decidir si necesito operarme del menisco?

En última instancia, la decisión depende de usted y de su cirujano. Existen múltiples factores que determinan si una meniscectomía parcial o una reparación de menisco es adecuada para usted. Estos factores incluyen el tipo de rotura de menisco, la presencia de artritis o desgaste del cartílago, la edad y el nivel de actividad.

Más Información
Qué es el kinesiotaping: para que sirve y como funciona

¿Qué ocurre si no se opera de menisco?

Si no se trata, parte del menisco puede desprenderse y deslizarse dentro de la articulación. Puede ser necesaria una intervención quirúrgica para restablecer la función completa de la rodilla. Los desgarros de menisco no tratados pueden aumentar de tamaño y provocar complicaciones, como artritis.

¿Cuál es la forma más rápida de recuperarse de una operación de menisco?

Es posible que quiera opinar sobre esta decisión o que simplemente quiera seguir la recomendación de su médico. En cualquier caso, esta información le ayudará a comprender cuáles son sus opciones para que pueda hablar de ellas con su médico.

La rotura de menisco es una lesión frecuente de la rodilla. El menisco es un disco gomoso en forma de C que amortigua la rodilla. Cada rodilla tiene dos meniscos: uno en el borde exterior y otro en el borde interior. Los meniscos mantienen estable la rodilla equilibrando su peso. Un menisco roto puede impedir que la rodilla funcione correctamente.

Una rotura de menisco suele producirse al girar o torcerse rápidamente, a menudo con el pie plantado mientras la rodilla está flexionada. Estos desgarros pueden producirse cuando se levanta algo pesado o se practica algún deporte. Otras lesiones de rodilla, como la rotura de ligamentos, pueden producirse al mismo tiempo. Con la edad, el menisco se desgasta. Esto puede hacer que se rompa con más facilidad.

Los síntomas pueden ser dolor de rodilla, hinchazón o rigidez. Puede resultar difícil caminar. La rodilla puede resultar inestable o difícil de enderezar por completo. O puede tener la sensación de que la rodilla se “engancha” cuando se mueve.

Más Información
Nervios sensitivos

Empeora la rotura de menisco al caminar

Los desgarros de menisco pueden variar mucho en tamaño y gravedad. Un menisco puede partirse por la mitad, desgarrarse alrededor de su circunferencia en forma de C o quedar colgando de un hilo a la articulación de la rodilla. Un desgarro apenas perceptible puede resurgir años después, desencadenado por algo tan simple como tropezar con el bordillo de una acera.

Una rotura de menisco puede producirse cuando la rodilla se tuerce repentinamente mientras el pie está plantado en el suelo. También puede producirse lentamente, a medida que el menisco pierde elasticidad. En este caso, puede romperse una parte, dejando bordes deshilachados.

En el deporte, la rotura de menisco suele producirse de repente. Hasta 24 horas después pueden aparecer dolor intenso e hinchazón. Caminar puede resultar difícil. También puede sentirse dolor al flexionar o girar la rodilla. Un trozo suelto de cartílago puede atascarse en la articulación, haciendo que la rodilla se bloquee temporalmente, impidiendo la extensión completa de la pierna.

Por lo general, el médico le preguntará cómo se produjo la lesión, cómo se siente la rodilla desde que se lesionó y si ha tenido otras lesiones de rodilla. Es posible que le pregunte por sus objetivos físicos y deportivos para ayudar al médico a decidir cuál es el mejor tratamiento para usted.

Qué ocurre si no se repara una rotura de menisco

Es posible que necesite una operación de menisco si sufre una rotura grave de menisco. La rotura de menisco es una lesión de rodilla muy frecuente, que se produce al girar o rotar la rodilla, cargando todo el peso sobre ella. Al igual que ocurre con los esguinces de tobillo, los desgarros de menisco se clasifican según su gravedad. Por ejemplo, si la rotura de menisco es leve, lo que equivaldría a un grado 1 o 2, lo más probable es que no necesite cirugía. Sin embargo, si la lesión es más grave, de grado 3, es posible que el médico le indique las opciones quirúrgicas.

Más Información
Síndrome compartimental

Como se ha mencionado anteriormente, las personas necesitan cirugía de menisco para reparar su menisco roto que está demasiado dañado para sanar adecuadamente sin cirugía. Entonces, ¿cómo saber si se ha roto el menisco? ¿Cómo es posible que haya ocurrido? Bueno, un desgarro de menisco puede ocurrir al hacer cualquier tipo de actividad en la que se tuerce con fuerza la rodilla. Básicamente, este giro agresivo o cambio repentino de dirección mientras soportas peso sobre la rodilla puede lesionarla gravemente. Por ejemplo, las personas que practican deportes como el fútbol, el fútbol americano o el voleibol tienen un mayor riesgo de lesionarse el menisco. Sin embargo, no es la única causa. También puede romperse el menisco por correr, ponerse en cuclillas, arrodillarse o levantar algo muy pesado.