Artritis reumatoide deutsch

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad autoinmune crónica (de larga duración) que afecta sobre todo a las articulaciones. La AR se produce cuando el sistema inmunitario, que normalmente ayuda a proteger al organismo de infecciones y enfermedades, ataca a sus propios tejidos. La enfermedad causa dolor, hinchazón, rigidez y pérdida de función en las articulaciones.

La AR afecta a las personas de forma diferente. En algunas personas, la AR comienza con una inflamación leve o moderada que afecta sólo a unas pocas articulaciones. Sin embargo, si no se trata o los tratamientos no funcionan, la AR puede empeorar y afectar a más articulaciones. Esto puede provocar más daños y discapacidad.

En ocasiones, los síntomas de la AR empeoran en “brotes” debido a un desencadenante como el estrés, factores ambientales (como el humo del tabaco o infecciones víricas), demasiada actividad o la interrupción repentina de la medicación. En algunos casos, puede no haber una causa clara.

La artritis reumatoide puede aparecer en cualquier articulación; sin embargo, es más frecuente en muñecas, manos y pies. Los síntomas suelen aparecer en ambos lados del cuerpo, siguiendo un patrón simétrico. Por ejemplo, si tiene AR en la mano derecha, también puede tenerla en la izquierda.

Diagnóstico de la artritis reumatoide

La artritis reumatoide (AR), así como la poliartritis crónica, es el tipo más común de enfermedades inflamatorias de las articulaciones. Produce dolor, rigidez, hinchazón e incluso pérdida de función de las articulaciones afectadas. La incidencia en la población mundial se estima entre el 0,5 y el 1%. En Alemania, la padecen unas 800.000 personas, el 70% de ellas mujeres. La edad más frecuente para el diagnóstico es entre los 35 y los 45 años. Sin embargo, la enfermedad puede aparecer ya a una edad mucho más temprana: en Alemania, entre 20.000 y 30.000 niños menores de 16 años padecen una forma de artritis reumatoide conocida como artritis idiopática juvenil.

Más Información
Descubriendo la bursitis olecraniana

La enfermedad suele manifestarse en articulaciones pequeñas, como las de las manos o las de los dedos situados más cerca de la mano. Una característica típica es también la propagación anatómicamente simétrica de la enfermedad, lo que significa que, por ejemplo, la mayoría de las veces se ven afectadas tanto la mano izquierda como la derecha. El curso de la enfermedad varía de un paciente a otro, es posible que la enfermedad sea sólo temporal -hasta 2 años- y luego remita sin más consecuencias. Por el contrario, una progresión de leve a moderada se caracteriza por el hecho de que la enfermedad avanza por fases, alternando entre fases con empeoramiento de los síntomas -las llamadas reagudizaciones- y fases en las que los síntomas desaparecen -las llamadas remisiones-. En el peor de los casos no hay remisiones, la enfermedad persiste durante muchos años y provoca un daño articular tan violento que puede dar lugar a una discapacidad grave del paciente.

Más Información
Los beneficios de un buen masaje son muchÍsimos: incluso si te lo das a ti mismo

Artritis reumatoide ernährung

La artritis reumatoide (AR) es un trastorno autoinmune de larga duración que afecta principalmente a las articulaciones[1]. Suele provocar calor, hinchazón y dolor en las articulaciones[1]. El dolor y la rigidez suelen empeorar tras el reposo[1]. Lo más frecuente es que afecte a la muñeca y las manos, y las mismas articulaciones suelen estar afectadas en ambos lados del cuerpo[1]. [La enfermedad también puede afectar a otras partes del cuerpo, como la piel, los ojos, los pulmones, el corazón, los nervios y la sangre[1], lo que puede provocar un recuento bajo de glóbulos rojos, inflamación alrededor de los pulmones e inflamación alrededor del corazón[1], así como fiebre y falta de energía[1]. A menudo, los síntomas aparecen gradualmente a lo largo de semanas o meses[2].

Aunque la causa de la artritis reumatoide no está clara, se cree que implica una combinación de factores genéticos y ambientales[1]. El mecanismo subyacente implica que el sistema inmunitario del organismo ataca las articulaciones[1], lo que provoca la inflamación y el engrosamiento de la cápsula articular[1], y también afecta al hueso y al cartílago subyacentes[1]. [El diagnóstico se basa principalmente en los signos y síntomas de una persona[2]. Las radiografías y las pruebas de laboratorio pueden confirmar el diagnóstico o excluir otras enfermedades con síntomas similares[1]. Otras enfermedades que pueden presentarse de forma similar son el lupus eritematoso sistémico, la artritis psoriásica y la fibromialgia, entre otras[2].

Más Información
Lesión axonal difusa

Artritis reumatoide: tratamiento

Cláusula de exención de responsabilidad sobre el contenido El contenido de este sitio web se ofrece únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, servicio, producto o tratamiento no respalda ni apoya en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario colegiado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía exhaustiva sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que pidan siempre consejo a un profesional sanitario registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Sanidad no asumirán responsabilidad alguna por la confianza depositada por cualquier usuario en los materiales contenidos en este sitio web.