Conducto linfático

El sistema linfático está formado por todos los vasos linfáticos y órganos linfoides. Por ejemplo, los ganglios linfáticos, el bazo y el timo, así como el tejido linfático del intestino delgado (placas de Peyer) y de la garganta (amígdalas adenoides, palatinas y tubáricas), por citar algunos, representan órganos linfáticos.

Por lo tanto, en lugar de representar un único órgano, el sistema linfático comprende una red circulatoria de vasos, tejido linfoide y células en todas las partes del cuerpo. Trabaja en estrecha colaboración con el sistema productor de sangre (hematopoyético) de la médula ósea, por lo que desempeña un papel vital en las respuestas inmunitarias para proteger al organismo de diversos patógenos. Además, la red de vasos linfáticos ayuda a transportar nutrientes y productos de desecho en el organismo.

El cuerpo humano produce unos dos litros de linfa al día. Este líquido de color claro a amarillo se forma cuando el plasma sanguíneo sale de los vasos sanguíneos capilares y llena los pequeños espacios (intersticios) entre y alrededor de los tejidos y células del cuerpo antes de ser recogido a través de los pequeños vasos linfáticos (capilares linfáticos).

¿Cuál es la función de los vasos linfáticos?

Los vasos linfáticos recogen y filtran la linfa (en los ganglios) a medida que sigue avanzando hacia vasos mayores llamados conductos colectores. Estos vasos funcionan de forma muy parecida a las venas: trabajan a muy baja presión y tienen una serie de válvulas que mantienen el líquido en una dirección.

¿Dónde están los vasos linfáticos?

Vasos linfáticos

Los capilares linfáticos se encuentran en todas las regiones del cuerpo excepto en la médula ósea, el sistema nervioso central y los tejidos, como la epidermis, que carecen de vasos sanguíneos. La pared del capilar linfático está compuesta por endotelio en el que las células escamosas simples se superponen para formar una válvula unidireccional simple.

Más Información
Puntadas dolorosas en la parte superior de la pierna izquierda: ¿A qué se deberá este dolor intermitente?

¿Cuáles son los cuatro vasos linfáticos?

Los troncos linfáticos se forman a partir de la unión de vasos colectores. Los nueve troncos principales, que drenan la linfa de las regiones que les dan nombre, son los troncos lumbar, yugular, subclavio y broncomediastínico, cada uno de los cuales se presenta en pares (izquierdo y derecho, para cada lado del cuerpo), y un único tronco intestinal.

Función del sistema linfático

El sistema linfático ayuda a protegernos de infecciones y enfermedades. Forma parte del sistema inmunitario del organismo. El líquido linfático pasa por los ganglios linfáticos. Una red de vasos linfáticos conecta los ganglios linfáticos entre sí. Hay ganglios por todo el cuerpo.

El líquido linfático fluye normalmente a través de una red de vasos linfáticos. Estos vasos linfáticos conectan con un grupo de ganglios linfáticos. Los ganglios actúan como un filtro. Atrapan o destruyen todo lo nocivo que el cuerpo no necesita.

El líquido linfático transporta los productos de desecho y las bacterias destruidas de vuelta al torrente sanguíneo. El hígado o los riñones los eliminan de la sangre. El cuerpo los expulsa junto con otros desechos corporales, a través de las deposiciones (caca) o la orina (pis).

Los ganglios linfáticos a veces atrapan bacterias o virus que no pueden destruir inmediatamente. Por ejemplo, cuando se tiene una infección. Cuando los ganglios linfáticos combaten la infección, suelen hincharse y doler al tacto.

A veces, las células cancerosas se extienden desde el lugar donde se originó el cáncer (el sitio primario) a otras partes del cuerpo. Pueden viajar por el cuerpo en la sangre o a través del líquido linfático. Cuando estas células cancerosas llegan a otra parte del cuerpo, pueden crecer y formar otro tumor. Esto se denomina cáncer secundario o metástasis.

Más Información
Tuve lesión por aplastamiento lumbar no traumático ¿Debe ser abordado quirúrgicamente?

Sistema linfático

Los vasos linfáticos (también conocidos como vasos linfáticos o linfáticos) forman parte del sistema linfático del cuerpo. El sistema linfático también incluye la linfa (el líquido que se encuentra dentro de los vasos) y los órganos linfáticos, como los ganglios linfáticos.

Junto con el resto del sistema, los vasos linfáticos ayudan a mantener el equilibrio de líquidos del organismo, absorben las grasas del tubo digestivo y proporcionan defensa inmunitaria contra microorganismos y enfermedades. El deterioro de estas funciones puede causar problemas como el linfedema y la propagación de células cancerosas.

Los vasos linfáticos son estructuras en forma de tubo que transportan líquido (llamado linfa) fuera de los tejidos para devolverlo a la circulación sanguínea. A diferencia de los vasos sanguíneos, que hacen circular la sangre en un sistema continuo de circuito cerrado, los linfáticos transportan el líquido en una sola dirección.

La vía linfática comienza con los capilares linfáticos, el tipo de vaso más pequeño. Los capilares linfáticos están formados por una sola capa de células superpuestas. Esta disposición permite que el líquido fluya hacia el interior del vaso, pero no hacia el exterior.

Vasos linfáticos deutsch

Vasos linfáticosCuando una persona piensa en el sistema circulatorio, inmediatamente le vienen a la mente imágenes de vasos sanguíneos que transportan gases, nutrientes y otras moléculas importantes por todo el cuerpo. Pero otro componente importante del sistema circulatorio es el sistema linfático. El sistema linfático está formado por una red de vasos linfáticos que discurren paralelos a los vasos sanguíneos que componen el sistema circulatorio. ¿Qué son los vasos linfáticos? ¿Qué son los vasos linfáticos? Los vasos linfáticos hacen referencia al sistema de ganglios y conductos que transportan linfa, lípidos alimentarios y vitaminas por todo el organismo. El sistema linfático transfiere algunos de estos fluidos y sustancias de vuelta al sistema circulatorio para su posterior procesamiento y transporte dentro del cuerpo humano. Además, el sistema linfático desempeña un papel esencial en la función inmunitaria humana, ya que ayuda a proteger al organismo de agentes patógenos como virus y bacterias.

Más Información
Entrenamiento interválico Tabata

Los vasos linfáticos más pequeños, conocidos como capilares linfáticos, están repartidos por todo el cuerpo y recogen la linfa de los tejidos circundantes. A continuación, los capilares linfáticos se unen a vasos linfáticos más grandes que transportan esta linfa a través de los ganglios linfáticos. Las sustancias extrañas, como las bacterias, viajan desde los capilares linfáticos, a través de los vasos linfáticos, hasta los ganglios linfáticos para ser neutralizadas por el sistema inmunitario. El resto de la linfa filtrada se transporta al sistema circulatorio a través del conducto torácico, que desemboca en la vena subclavia izquierda. Absorción de grasasOtra función importante del sistema linfático es ayudar en el proceso de absorción de grasas. En el sistema digestivo, los lípidos de la dieta, o quilo, se metabolizan a partir de los alimentos y se transportan al sistema linfático a través de los conductos galactóforos. Los lacteales son vasos linfáticos especiales que drenan una combinación de grasas, colesterol y ácidos grasos de los intestinos y transportan estas sustancias al sistema linfático mayor. Estas sustancias grasas se transportan en moléculas conocidas como quilomicrones, un complejo de lipoproteínas que contribuye a la formación de colesterol en el cuerpo humano.