Capítulo 08 Trastornos del equilibrio de líquidos, electrolitos y ácido-base

El metabolismo óseo es un ciclo continuo de crecimiento y resorción ósea cuidadosamente orquestado por la relación dinámica entre osteoclastos, osteoblastos y una serie de influencias hormonales y reguladoras. Los niveles relativos de estas moléculas de señalización determinan si se produce un metabolismo óseo sano y equilibrado. Las alteraciones de este delicado equilibrio, en el que la resorción es mayor que el crecimiento, pueden debilitar la arquitectura esquelética y poner en riesgo el desarrollo de enfermedades crónicas y debilitantes como la osteoporosis.

La esclerostina, una proteína producto del gen SOST, inhibe la actividad de los osteoblastos mediante el antagonismo de la vía de señalización Wnt y desempeña un papel clave en el ciclo de crecimiento y resorción ósea. Los informes muestran que la expresión y/o los niveles circulantes de esclerostina son elevados en la osteoporosis, la pérdida ósea inducida por la inmovilización, la artritis reumatoide, el mieloma múltiple y las metástasis óseas, lo que la convierte en una diana terapéutica de gran interés para los campos de la investigación ósea y oncológica.1,2,3 Existen indicios de que los niveles de esclerostina también son elevados en la enfermedad renal crónica, lo que sugiere su relevancia también en el estudio de la insuficiencia renal.4,5

¿Qué trastornos metabólicos afectan a los huesos?

Las enfermedades óseas metabólicas incluyen la osteoporosis, la osteomalacia (raquitismo) y el hiperparatiroidismo. Estas afecciones pueden causar debilitamiento óseo, pérdida de hueso, fracturas frecuentes o retraso del crecimiento en los niños.

¿Cuál es el proceso metabólico en los huesos?

El metabolismo óseo es un ciclo continuo de crecimiento y reabsorción ósea cuidadosamente orquestado por la relación dinámica entre osteoclastos, osteoblastos y una serie de influencias hormonales y reguladoras. Los niveles relativos de estas moléculas de señalización dictan si se produce un metabolismo óseo sano y equilibrado.

¿Cuáles son las causas metabólicas de la osteoporosis?

Las enfermedades óseas metabólicas son anomalías de los huesos causadas por un amplio espectro de trastornos. En la mayoría de los casos, estos trastornos están causados por anomalías de minerales como el calcio, el fósforo o la vitamina D. Algunos de estos trastornos tienen una base genética.

Más Información
Enfisema pulmonar

Los cambios metabólicos en las lesiones y sus mediadores

ResumenMuchos estudios han demostrado que los cambios en el metabolismo causados por la diabetes pueden influir en el metabolismo óseo de forma que disminuyan la calidad y la resistencia del hueso. El riesgo de fractura es 6 veces y 2 veces mayor en pacientes con diabetes de tipo 1 y 2, respectivamente. Existen varios mecanismos por los que la diabetes puede afectar al hueso. El hecho de que algunos de estos mecanismos actúen de forma opuesta abre la puerta al debate sobre las vías por las que la diabetes afecta a los huesos. Por otra parte, el hueso no es un simple órgano que sólo recibe influencia de otros órganos, sino que es un órgano endocrino que al secretar agentes como la osteocalcina, la adiponectina y la visfatina pueden afectar a la sensibilidad a la insulina y al metabolismo. En este artículo intentamos evaluar brevemente los últimos hallazgos en esta materia.

AntecedentesLa osteoporosis es una enfermedad común del sistema esquelético caracterizada por la atenuación de la densidad ósea y el deterioro de la microestructura ósea normal. Todos estos cambios pueden conducir a un mayor riesgo de fractura [1]. Muchas de estas fracturas están relacionadas con el aumento de la morbilidad y la mortalidad que se observa en estos pacientes. En los últimos años se ha demostrado que la diabetes, como enfermedad común con una prevalencia cada vez mayor, se asocia a un aumento de la morbilidad y la mortalidad. Además, datos recientes han revelado que tanto la diabetes de tipo 1 como la de tipo 2 se asocian a un mayor riesgo de fracturas relacionadas con la osteoporosis [2]. Los cambios metabólicos inducidos por la diabetes afectan significativamente al metabolismo óseo y aumentan el riesgo de fractura seis veces en los pacientes diabéticos de tipo 1 y dos veces en los de tipo 2 [3]. Aunque muchos estudios han demostrado los efectos negativos de la diabetes sobre la calidad y la resistencia óseas, el debate sigue abierto [4, 5].Parte de esta discrepancia puede atribuirse a los mecanismos implicados. Existen varios mecanismos por los que la diabetes puede afectar al hueso (Tabla 1). Algunos de estos mecanismos actúan en direcciones opuestas. En este artículo intentamos repasar brevemente los mecanismos.Tabla 1 Resumen de los principales mecanismos por los que la diabetes afecta al huesoTabla completa

Más Información
Qué es la neurodinamia: para qué sirve y cómo funciona

Obesidad y salud ósea

Además de la prueba estándar de densidad ósea, nuestro centro puede realizar la puntuación ósea trabecular, la composición corporal, la evaluación de fracturas vertebrales y la gammagrafía ósea de evaluación de fracturas femorales atípicas. Dos tecnólogos a tiempo completo, certificados por la ISCD, realizan todas las exploraciones. Los pacientes pueden reunirse con un profesional de enfermería para revisar los resultados de las pruebas y discutir un plan de tratamiento que puede incluir calcio, vitamina D y programa de ejercicios y tal vez la medicación.

Nunca es demasiado tarde para reducir el riesgo de fractura. Son varios los factores que contribuyen al riesgo de fractura de una persona, y es necesario abordarlos conjuntamente para obtener el máximo beneficio. Muchos pacientes se sienten confusos sobre el impacto de estos factores en sus huesos. Este folleto pretende proporcionar información básica y directrices generales. Por favor, hable con su médico si tiene preguntas y para obtener información específica.

La osteoporosis es una enfermedad ósea que se caracteriza por huesos débiles con riesgo de romperse (fracturarse). Aunque la osteoporosis no causa síntomas, es importante tratarla. Los pacientes con osteoporosis corren el riesgo de romperse un hueso incluso con una pequeña fuerza ejercida sobre él, como tropezar en la acera. Los huesos sanos no deberían romperse si uno se cae de pie. Eso indica que hay un problema con la fuerza de sus huesos.

Más Información
Síndrome de uso excesivo: ¿Por qué se lesiona un tendón?

DETERMINAR LOS CAMBIOS EN EL METABOLISMO ÓSEO TRAS

AbstractPatients with the renal phosphate-wasting disease X-linked hypophosphatemia (XLH) and Hyp mice, the murine homolog of XLH, are characterized by loss-of-function mutations in phosphate-regulating endopeptidase homolog X-linked (PHEX), leading to excessive secretion of the bone-derived phosphotropic hormone FGF23. El defecto de mineralización en pacientes con XLH y ratones Hyp está causado por una combinación de hipofosfatemia y acumulación local de moléculas inhibidoras de la mineralización en el hueso. Sin embargo, el mecanismo por el cual la deficiencia de PHEX regula el metabolismo de las células óseas sigue siendo difícil de determinar. Aquí, utilizamos la metabolómica espacial mediante el empleo de imágenes de espectrometría de masas de resonancia de ciclotrón iónico con desorción/ionización de láser asistida por matriz (MALDI) de transformada de Fourier (MSI) de criosecciones óseas sin descalcificar para caracterizar los cambios metabólicos in situ en los huesos de ratones Hyp de una manera holística e imparcial. Encontramos cambios complejos en el metabolismo óseo de los ratones Hyp, incluyendo perturbaciones en el metabolismo de las pentosas fosfato, purinas, pirimidinas y fosfolípidos. Es importante destacar que nuestro estudio identificó una regulación al alza de varias vías bioquímicas implicadas en la producción intra y extracelular del inhibidor de la mineralización pirofosfato en la matriz ósea de ratones Hyp. Nuestros datos enfatizan la utilidad de la metabolómica espacial basada en MSI en la investigación ósea y proporcionan una visión holística in situ de cómo los cambios inducidos por la deficiencia de Phex en las vías bioquímicas de las células óseas están relacionados con el deterioro de la mineralización ósea.