Productos para la incontinencia

Pregunte a su profesional sanitario si debe beber menos líquido durante el día. Sin embargo, no limite los líquidos hasta el punto de deshidratarse. Su profesional sanitario puede indicarle cuánto y cuándo beber, en función de su estado de salud, sus actividades y el clima local.

Para limitar las idas nocturnas al baño, puede dejar de beber unas horas antes de acostarse, pero sólo si se lo sugiere su médico. Limitar los alimentos y bebidas con cafeína, como el chocolate, el té, el café y las bebidas gaseosas, puede ayudar a reducir las pérdidas. También debe limitar las bebidas alcohólicas, que pueden aumentar la cantidad de orina que produce su cuerpo.

Aunque es posible que no le apetezca realizar actividad física cuando tiene IU, la actividad física regular es importante para controlar el peso y gozar de una buena salud general. Actividades como caminar, nadar, montar en bicicleta y bailar pueden mejorar su salud. Si le preocupa no tener un baño cerca durante la actividad física, busque un lugar con baños cercanos, como un centro comercial, un parque comunitario o un gimnasio local.

¿Se puede curar la incontinencia urinaria?

Si la incontinencia urinaria está causada por una afección subyacente, puede recibir tratamiento para esta afección junto con el tratamiento de la incontinencia. Primero se prueban los tratamientos conservadores, que no incluyen medicamentos ni cirugía. Entre ellos se incluyen: cambios en el estilo de vida.

¿Cuál es el tratamiento más eficaz para la incontinencia?

El mejor tratamiento para la incontinencia de urgencia es la terapia conductual en forma de ejercicios para los músculos del suelo pélvico. Los medicamentos, utilizados como complemento de la terapia conductual, pueden proporcionar beneficios adicionales.

¿Se puede tratar la incontinencia urinaria en casa?

Uno de los remedios caseros eficaces para curar la incontinencia urinaria es el ejercicio de Kegel. Se sabe que estos ejercicios flexibilizan los músculos que se utilizan para detener el flujo urinario. No sólo son útiles para tratar las primeras etapas de la incontinencia, sino también después de una reparación quirúrgica para tonificar el suelo pélvico con el tiempo.

Más Información
Sufro de acidez y reflujo: ¿Qué me recomiendan?

Incontinencia masculina

La incontinencia urinaria es una afección frecuente y a menudo embarazosa que provoca la pérdida involuntaria de orina. Aunque las mujeres son más propensas que los hombres a experimentar síntomas de incontinencia urinaria, ésta puede ser especialmente molesta para los hombres.

Ambos sexos pueden padecer incontinencia urinaria, pero sus experiencias pueden diferir. A menudo, los síntomas son similares, como el aumento de la frecuencia y la urgencia. Sin embargo, despertarse por la noche para orinar, lo que se denomina nicturia, es más frecuente en los hombres.

Los hombres tienen más probabilidades de sufrir incontinencia de urgencia que incontinencia de esfuerzo. Se produce cuando hay una necesidad imperiosa y repentina de orinar que no se puede retrasar ni posponer y que provoca pérdidas de orina. Alrededor del 80% de los hombres con incontinencia urinaria sufren incontinencia de urgencia, en comparación con el 31% de las mujeres.

La incontinencia de urgencia impone restricciones en el estilo de vida de una persona, por lo que muchos practican estrategias para ir al baño y limitan las reuniones sociales por miedo a sentirse avergonzados en público.

Los cambios estructurales en la zona del suelo pélvico pueden causar incontinencia urinaria. En el caso de los hombres, el cambio más común es el agrandamiento de la próstata, denominado hiperplasia prostática benigna. A medida que la próstata crece, puede causar necesidad frecuente o urgente de orinar, nicturia y muchos otros síntomas. Además, la cirugía de la próstata puede dañar el músculo del esfínter, lo que puede provocar incontinencia urinaria de esfuerzo. En las mujeres, el embarazo y el parto vaginal pueden dañar o debilitar los músculos del suelo pélvico.

Más Información
Fracturas de rótula: Clasificación: síntomas: diagnóstico y tratamiento en fisioterapia

Ejercicios del suelo pélvico

El tratamiento de la incontinencia urinaria dependerá del tipo de incontinencia que padezca. También dependerá de la gravedad de los síntomas, que pueden deberse a una enfermedad subyacente. El tratamiento no quirúrgico suele estar a cargo del médico de cabecera, junto con un asesor de enfermería especializado en incontinencia, un fisioterapeuta u otros profesionales de la salud relacionados con la incontinencia.

Entrenamiento de los músculos del suelo pélvicoLos músculos del suelo pélvico controlan el flujo de orina. Los músculos del suelo pélvico débiles o dañados pueden provocar incontinencia urinaria. Los músculos del suelo pélvico débiles o dañados pueden provocar incontinencia urinaria. El ejercicio de estos músculos puede fortalecerlos. Las mujeres que completan el entrenamiento de los músculos del suelo pélvico experimentan menos episodios de pérdidas. El entrenamiento de los músculos del suelo pélvico puede reducir la incontinencia en hombres tras una operación de próstata.Estimulación eléctricaSi no puedes contraer los músculos del suelo pélvico, la estimulación eléctrica puede ayudarte. Se introduce una pequeña sonda en la vagina en las mujeres o en el ano en los hombres. Una corriente eléctrica recorre la sonda. Esto ayuda a fortalecer los músculos del suelo pélvico mientras los ejercitas.Puede que la estimulación eléctrica te resulte difícil o desagradable. Pero puede ayudar a completar las contracciones de los músculos del suelo pélvico.Conos vaginalesLos conos vaginales pueden ser utilizados por las mujeres para ayudar con el entrenamiento de los músculos del suelo pélvico. Estas pequeñas pesas se introducen en la vagina y se sujetan con los músculos del suelo pélvico. Algunas mujeres consideran que los conos vaginales son incómodos o desagradables de usar. Pero pueden ayudar en casos de incontinencia urinaria de esfuerzo o mixta.

Más Información
¿Qué tratamiento puedo seguir para un desgarro del manguito rotador derecho?

Incontinencia urinaria

A partir del 16 de febrero, tendremos actualizaciones planificadas del sistema que pueden causar tiempos de espera más largos si usted está programando una cita por teléfono. También puede haber retrasos al llegar a las citas programadas o al ingreso, así como al interactuar con los servicios financieros para pacientes.

La incontinencia urinaria (IU) es la pérdida accidental de orina. Según la Asociación Nacional para la Continencia, más de 25 millones de estadounidenses adultos sufren incontinencia urinaria temporal o crónica. La IU puede producirse a cualquier edad, pero es más frecuente entre las mujeres mayores de 50 años. La incontinencia urinaria puede ser una afección temporal derivada de una enfermedad subyacente. Puede variar desde la incomodidad de ligeras pérdidas de orina hasta mojaduras graves y frecuentes.

La incontinencia urinaria no es un resultado inevitable del envejecimiento, pero es especialmente frecuente en las personas mayores. A menudo está causada por cambios específicos en el funcionamiento del organismo que pueden ser consecuencia de enfermedades, el uso de medicamentos y/o la aparición de una enfermedad. A veces es el primer y único síntoma de una infección urinaria. Las mujeres tienen más probabilidades de desarrollar incontinencia urinaria durante el embarazo y después del parto, o tras los cambios hormonales de la menopausia.