Cómo solucionar la tendinitis del cuádriceps

Consideraciones para el diagnóstico diferencial.Hay muchas afecciones que provocan dolor y disfunción de la parte anterior de la rodilla durante la carga, por lo que los clínicos deben basarse en gran medida en su razonamiento clínico para identificar con precisión el origen del dolor. “Se cree que las estructuras más comúnmente implicadas en las presentaciones no traumáticas del dolor de rodilla son la articulación femororrotuliana y el tendón rotuliano; sin embargo, se desconoce la contribución de la almohadilla de grasa a la nocicepción y la incidencia de otros diagnósticos como la plica” (Rio et al, 2015a, p. 1). Cuando realice el diagnóstico diferencial, intente recordar que “las características distintivas del diagnóstico de tendinopatía rotuliana son el dolor localizado en el polo inferior de la rótula y el dolor relacionado con la carga que aumenta a medida que aumenta la demanda de los extensores de la rodilla, especialmente con actividades que requieren el almacenamiento y la liberación de energía de los tendones” (Malliaras, e al., 2015, p. 1-3).

¿Cuál es la forma más rápida de curar la tendinitis del cuádriceps?

El tratamiento de la tendinitis del cuádriceps consiste en descansar y aplicar hielo en la articulación, evitar las actividades que causan dolor y tomar antiinflamatorios sin receta cuando sea necesario. El médico también puede prescribir ejercicios de fisioterapia para estirar y fortalecer las piernas.

¿Cómo se cura la tendinopatía del cuádriceps?

Algunos tratamientos incluyen la modificación de la actividad (reducción del entrenamiento con saltos), masajes de tejidos blandos en la pierna, comprimidos antiinflamatorios como el ibuprofeno y ejercicios de fortalecimiento. En general, los ejercicios de fortalecimiento dirigidos al músculo cuádriceps mejoran el dolor del cuádriceps por encima de la rodilla.

Más Información
Mejora de PIES: Guía para principiantes que se inician en estos ejercicios

¿Es bueno caminar para la tendinitis del cuádriceps?

Está bien caminar con tendinitis del cuádriceps si no le causa dolor. Si intentas caminar con dolor, las posturas de cojera pueden empezar a causar dolor en otras zonas del cuerpo, como la cadera y la zona lumbar.

Cinta para la tendinitis del cuádriceps

Estudio de caso de un futbolista profesional del St. Pauli FC aquejado de una compleja patología en la estructura de la rodilla, que se sometió a tratamiento al tiempo que seguía entrenando y compitiendo. Este estudio de caso fue proporcionado por James Morgan, MSc. BHSc.(Physio) BSpLS, Jefe de Rehabilitación, Fisioterapia y Prevención del Sankt Pauli FC, 2ª Bundesliga, Alemania.

El examen del movimiento funcional, como la flexión de la rodilla en posición de pie sobre una pierna, fue suficiente para reproducir el dolor. El salto con una sola pierna era posible pero reproducía un dolor significativo. La amplitud pasiva del movimiento era completa, pero la provocación de dolor era significativa en la flexión de rodilla al final de la amplitud. La extensión resistida de la rodilla era dolorosa. La palpación de la inserción del tendón del cuádriceps en la rótula producía un dolor considerable. La ecografía reveló un grado significativo de calcificación y cambios degenerativos en el tendón del cuádriceps.

El paciente era un futbolista profesional de 22 años del St Pauli FC, 2ª Bundesliga, Alemania. En la exploración inicial, el jugador se quejaba de un dolor importante en la parte anterior de la rodilla desde agosto de 2021 durante los entrenamientos, durante los saltos y los movimientos de desaceleración y durante las actividades de la vida diaria, especialmente después de los entrenamientos y los partidos, como levantarse después de estar sentado y subir y bajar escaleras. No había traumatismo agudo aparente. El dolor empeoró gradualmente cada semana y se describió como 8/10 en la escala analógica visual después del entrenamiento.

Más Información
Aliviar el dolor de espalda: ejercicio de flexibilización

Ejercicios para la tendinitis del cuádriceps

Para garantizar que este programa sea seguro y eficaz para usted, debe realizarse bajo la supervisión de su médico. Hable con su médico o fisioterapeuta sobre qué ejercicios le ayudarán mejor a alcanzar sus objetivos de rehabilitación.

Tras una lesión o intervención quirúrgica, un programa de acondicionamiento físico le ayudará a retomar sus actividades cotidianas y a disfrutar de un estilo de vida más activo y saludable. Seguir un programa de acondicionamiento bien estructurado también le ayudará a volver a practicar deporte y otras actividades recreativas.

Flexibilidad: Estirar los músculos que se fortalecen es importante para recuperar la amplitud de movimiento y prevenir lesiones. Estirar suavemente después de los ejercicios de fortalecimiento puede ayudar a reducir el dolor muscular y mantener los músculos largos y flexibles.

Duración del programa: Debe continuarse durante 4 a 6 semanas, a menos que su médico o fisioterapeuta especifique lo contrario. Tras su recuperación, estos ejercicios pueden continuarse como programa de mantenimiento para la protección y salud de sus rodillas de por vida. Realizar los ejercicios dos o tres días a la semana mantendrá la fuerza y la amplitud de movimiento de las rodillas.

Más Información
Ejercicios para personas mayores orientados a mantener la movilidad de caderas y piernas

Ejercicios para el dolor del tendón cuadricipital

ResumenLas tendinopatías crónicas representan un problema importante en la práctica clínica de cirujanos ortopédicos deportivos, médicos del deporte y otros profesionales de la salud implicados en el tratamiento de atletas y pacientes que realizan acciones repetitivas. La falta de consenso en relación con las herramientas de diagnóstico y las modalidades de tratamiento representa un dilema de gestión para estos profesionales. Con esta revisión, el propósito del Comité de Ciencia Básica de la ESSKA es establecer directrices para comprender, diagnosticar y tratar esta compleja patología.

Los nuevos datos procedentes de investigaciones científicas básicas y traslacionales, junto con ensayos clínicos bien diseñados, mejorarán nuestra comprensión del origen de la tendinopatía e identificarán mejores opciones de tratamiento.

Acceso abierto Este artículo se distribuye bajo los términos de la licencia Creative Commons Attribution 4.0 International License (http://creativecommons.org/licenses/by/4.0/), que permite su uso, distribución y reproducción sin restricciones en cualquier medio, siempre que se cite debidamente al autor o autores originales y la fuente, se proporcione un enlace a la licencia Creative Commons y se indique si se han realizado cambios.