Tiempo de recuperación de una prótesis de cadera 80 años

La cirugía de cadera incluye procedimientos como el resurfacing de cadera y el reemplazo total de cadera, ambos con el objetivo de reducir el dolor y mejorar la movilidad. Chris Boone, MD se especializa en cirugía ortopédica para el dolor de cadera, y nuestro equipo está aquí para ayudarle a entender qué esperar.

Cuando usted elige la cirugía de cadera, es normal tener preguntas. Aprender lo que sucede durante la cirugía puede ayudarle a sentirse seguro antes de entrar en la sala de operaciones, pero prepararse para la recuperación es tan esencial.

La operación de cadera es una intervención importante y la recuperación total puede llevar varios meses. Tómese su tiempo en las semanas previas a la operación de cadera para prepararse y preparar su casa. Los ajustes que realice ahora le facilitarán la vida cuando vuelva del hospital.

Busque una silla firme y con reposabrazos. Coloque cerca los objetos que querrá tener, como el ordenador, los mandos de la televisión y las revistas. Establecer una zona en su casa donde pueda pasar la mayor parte del día le permitirá centrarse en el descanso y la recuperación.

¿Qué 3 cosas deben evitarse después de una operación de prótesis de cadera?

No cruces las piernas por las rodillas durante al menos 6 u 8 semanas. No subas la rodilla por encima de la cadera. No te inclines hacia delante mientras estás sentado o al sentarte. No intentes coger algo del suelo mientras estás sentado.

¿Cuánto tiempo se tarda en caminar con normalidad tras una prótesis de cadera?

La mayoría de los pacientes de prótesis de cadera pueden caminar el mismo día o al día siguiente de la intervención; la mayoría puede reanudar sus actividades rutinarias normales en las primeras 3 a 6 semanas de recuperación de la prótesis total de cadera. Una vez que sea posible realizar actividades ligeras, es importante incorporar ejercicios saludables al programa de recuperación.

Más Información
Automasaje para el esguince o torcedura de tobillo

¿Qué es lo que más duele después de una operación de prótesis de cadera?

Puede experimentar algunas molestias en la propia región de la cadera, así como dolor en la ingle y en los muslos. Esto es normal a medida que su cuerpo se adapta a los cambios realizados en las articulaciones de esa zona. También puede haber dolor en el muslo y la rodilla, que suele asociarse a un cambio en la longitud de la pierna.

Prótesis de cadera metal sobre metal

Hacer ejercicio, mantener una dieta y un peso corporal saludables, tomar medidas para prevenir los coágulos sanguíneos y preparar su hogar para una movilidad reducida pueden contribuir a garantizar una recuperación satisfactoria tras la operación de prótesis de cadera.

La cirugía puede ser el paso más importante e intenso de cualquier plan de tratamiento, pero no es el único que conlleva un peso importante y riesgos particulares. El periodo de recuperación tras una intervención ortopédica suele implicar muchos pasos y procesos importantes que determinarán su salud y movilidad a largo plazo.

Este es el caso de la artroplastia total de cadera. Las prótesis de cadera se han convertido en un procedimiento habitual (en Estados Unidos se realizan más de 300.000 operaciones de prótesis total de cadera al año); y, desde los años 60, cuando se realizaron por primera vez estas operaciones, la seguridad de los procedimientos de prótesis de cadera ha aumentado de forma espectacular. Sin embargo, el éxito final de la intervención vendrá determinado por el éxito del proceso de recuperación.

Más Información
Flexibilidad y estiramiento global de espalda: glúteos y piernas

Los médicos y especialistas del Instituto Ortopédico Rothman utilizan los mejores métodos y equipos disponibles para promover una recuperación satisfactoria de la artroplastia total de cadera; le guiarán en cada paso del proceso de recuperación. Sin embargo, hay medidas para una recuperación sana y sin problemas que deben tomarse de forma independiente. Siga leyendo para conocer las medidas que puede tomar personalmente para mejorar su proceso de recuperación de la artroplastia total de cadera.

Flexión de cadera

El ejercicio regular para recuperar la fuerza y la movilidad de la cadera y la reincorporación gradual a las actividades cotidianas son importantes para una recuperación completa tras una artroplastia total de cadera. Su cirujano ortopédico y su fisioterapeuta pueden recomendarle que haga ejercicio durante 20 ó 30 minutos al día, o incluso 2 ó 3 veces al día durante la fase inicial de recuperación. Es posible que le sugieran algunos de los ejercicios que se muestran a continuación.

Esta guía puede ayudarle a comprender mejor su programa de ejercicios y actividades, supervisado por su fisioterapeuta y cirujano ortopédico. Para garantizar una recuperación segura, asegúrese de consultar a su fisioterapeuta o cirujano antes de realizar cualquiera de los ejercicios que se muestran.

Comience los ejercicios tan pronto como pueda. Puede empezarlos en la sala de recuperación poco después de la operación. Es posible que se sienta incómodo al principio, pero estos ejercicios mejorarán su recuperación y reducirán el dolor postoperatorio.

Poco después de la operación, podrá levantarse de la cama y ponerse de pie. Al principio necesitará ayuda, pero a medida que recupere fuerzas podrá ponerse de pie de forma independiente. Al realizar estos ejercicios de bipedestación, asegúrese de que se sujeta a una superficie firme, como una barra sujeta a la cama o a una pared.

Más Información
Lo que necesitas saber para estirar correctamente

Complicaciones de la prótesis de cadera

Las personas que se han sometido a una artroplastia de cadera deben tomar precauciones para proteger sus nuevas caderas. A continuación se ofrecen consejos y medidas de salvaguardia que pueden ayudar a aumentar la comodidad y disminuir el riesgo de luxación y otras lesiones.

Un andador o un bastón ayudan a evitar que una persona se caiga y se disloque o dañe la nueva cadera. Los andadores y los bastones también indican a los extraños que sean más precavidos. En general, es menos probable que los desconocidos en lugares públicos choquen, empujen o asusten a una persona que utiliza un bastón o un andador.

Algunos pacientes no quieren tomar analgésicos porque les preocupan los posibles efectos secundarios o temen la adicción. Estos pacientes pueden hablar con sus médicos, que pueden abordar sus preocupaciones y elaborar un plan de tratamiento del dolor que minimice los efectos secundarios y los riesgos.

Un fisioterapeuta puede ayudar al paciente a alcanzar determinados objetivos de rehabilitación. Por ejemplo, si la casa del paciente tiene muchas escaleras, el fisioterapeuta puede dar prioridad a preparar al paciente para subir y bajar escaleras. Si un paciente quiere nadar en estilo libre, el fisioterapeuta le enseñará ejercicios para preparar la cadera para la patada de aleteo.