Calendario de recuperación de la fractura del 5º metatarsiano

Se presenta el caso de un varón de 50 años que acudió al servicio de urgencias (SU) con una fractura abierta del dedo gordo del pie derecho producida por un accidente con un cortacésped. El paciente fue sometido a cirugía podológica nocturna de urgencia para el tratamiento de la lesión traumática por aplastamiento. Se extirpó intraoperatoriamente toda la piel, los tejidos blandos y el hueso no viables, lo que finalmente dio lugar a una amputación parcial del hallux derecho con cierre primario. El objetivo de este caso clínico es poner de relieve los protocolos de tratamiento aceptados para el tratamiento de las lesiones abiertas por aplastamiento del pedal. Las fracturas abiertas son verdaderas urgencias podológicas y el retraso en el tratamiento aumenta el riesgo de que el paciente tenga un pronóstico más desfavorable.

Una fractura de pedal se considera “abierta” cuando el hueso fracturado queda inmediatamente expuesto a la atmósfera [1]. El mecanismo de lesión que causa dicha lesión suele ser el de un traumatismo de tipo aplastamiento a alta velocidad lo suficientemente potente como para penetrar en las capas del sistema tegumentario y causar dicha fractura. Estas lesiones son verdaderas urgencias podológicas que a menudo se acompañan de conminución ósea grave y/o degloving complejo de partes blandas y pueden constituir casos de politraumatismo en los que es imperativo realizar estudios primarios, secundarios y terciarios del paciente [2]. Los objetivos esenciales en el tratamiento de las fracturas abiertas giran en torno a la prevención de la infección, el establecimiento de la unión ósea y el restablecimiento de la función [1,3]. El tratamiento requiere un desbridamiento no excisional y/o excisional, profilaxis antibiótica y antitetánica, y estabilización de la fractura, todo lo cual desempeña un papel sinérgico en el intento de prevenir la sepsis, minimizar la discapacidad y promover la recuperación de la extremidad [4].

Más Información
Hernia discal lumbar y protrusión discal: Signos radiológicos

¿Cuáles son los síntomas de una fractura que no cicatriza?

Los síntomas de una fractura que no cicatriza con normalidad incluyen sensibilidad, hinchazón y un dolor agudo que puede sentirse en lo más profundo del hueso afectado. A menudo, el hueso no es lo bastante fuerte como para soportar peso, y es posible que no puedas utilizar la parte del cuerpo afectada hasta que el hueso se cure.

¿Las fracturas permanecen hinchadas?

La inflamación tarda varios días o semanas en desaparecer por completo, y la articulación del tobillo puede tardar meses en recuperarse por completo de la fractura.

¿Cuánto tiempo permanece hinchado el pie tras una fractura metatarsiana?

Dolor e hinchazón:

Puede tener dolor e hinchazón en el pie durante 3-6 meses después de la lesión. La hinchazón suele empeorar al final del día. Tomar analgésicos, elevar el pie y utilizar hielo o compresas frías le ayudará. Más información en la página siguiente.

¿Cuándo puedo correr después de una fractura del 5º metatarsiano?

Una caída o un golpe en el tobillo puede romper uno o varios de los tres huesos de la articulación del tobillo: el peroné, la tibia y el astrágalo. Rodar con el tobillo puede provocar la rotura de las protuberancias del extremo de la tibia y el peroné.

Más Información
¿Cómo se debe manejar la subida de leche brusca?

El tratamiento de un pie fracturado depende del lugar exacto y de la gravedad de la fractura. Un pie gravemente fracturado puede requerir cirugía para implantar placas, barras o tornillos en el hueso fracturado para mantener la posición adecuada durante la curación.Productos y ServiciosMostrar más productos de Mayo Clinic

Cuándo acudir al médicoAcuda al médico si hay una deformidad evidente, si el dolor y la hinchazón no mejoran con los cuidados personales o si el dolor y la hinchazón empeoran con el tiempo. Además, acuda al médico si la lesión le impide caminar.

¿Cuándo puedo conducir tras una fractura de metatarsiano?

ResumenLos problemas del pie diabético siguen siendo un problema grave, que ocupa un número considerable de días de cama en el hospital y es responsable de más del 80% de las amputaciones no traumáticas. El tratamiento de estos problemas requiere un enfoque multidisciplinar. La ulceración se produce debido a las complicaciones gemelas de la neuropatía y la isquemia. La pérdida de sensibilidad es el factor permisivo que permite la ulceración. Establecer la etiología de la ulceración, y si existe infección profunda, permite un tratamiento adecuado. El núcleo del tratamiento es no quirúrgico, reservándose el tratamiento quirúrgico para la infección profunda y la ulceración recurrente en presencia de deformidad fija. El pie de Charcot representa un reto particular por la extensión de la inflamación y la deformidad que se produce. El calzado protector y las plantillas son esenciales para prevenir la reulceración, que aún puede producirse.Palabras clave

Fig. 1Fig. 2Fig. 3Fig. 4Fig. 5Fig. 6Fig. 7Fig. 8Fig. 9Fig. 10Fig. 11Fig. 12Fig. 13Fig. 14Fig. 15Fig. 16Fig. 17Fig. 18Fig. 19Fig. 20Fig. 21Fig. 22Fig. 23Fig. 24Fig. 25Fig. 26Fig. 27Fig. 28Fig. 29Fig. 30Fig. 31Fig. 32Fig. 33Fig. 34Fig. 35Fig. 36Fig. 37Fig. 38Fig. 39Fig. 40Fig. 41Fig. 42Fig. 43Fig. 44Fig. 45Fig. 46Fig. 47Fig. 48Fig. 49

Más Información
Vasos linfáticos

Conducción tras fractura del 5º metatarsiano

Kumar, V, Pandit, HG, Liddle, AD, et al. Comparison of outcomes after UKA in patients with and without chondrocalcinosis: A matched cohort study. Knee Surg Sports Traumatol Arthrosc. 2015, mar 19. (publicación electrónica antes de impresión)

Pang, HN, Naudie, DD, McCalden, RW, MacDonald, SJ, Teeter, MG. Highly crosslinked polyethylene improves wear but not surface damage in retrieved acetabular liners. Clin Orthop Relat Res. 2014, Aug 13. (Epub ahead of print)

Patología Ortopédica de Bullough ofrece una amplia visión general de las lesiones óseas y de tejidos blandos e incluye numerosas radiografías y preparaciones histológicas. La claridad y el orden de su libro han servido de gran inspiración para la maquetación de este capítulo7.El artículo de patología ortopédica de inmersión de Papp et al. en J Bone Joint Surg Am es también muy útil como lectura complementaria para el examen21.