Dactilitis

El uso de la corriente galvánica en medicina curativa puede adoptar la forma de simple galvanoplastia (con electrodos), baños galvánicos (baños hidroelectrolíticos) o ionogalvanización (introducción de sustancias medicinales mediante corriente eléctrica). Dado que pueden producirse efectos adversos (hipotensión, desmayos, así como lesiones cutáneas), el tratamiento sólo se realiza bajo prescripción médica.

Según la patología y la finalidad, el paciente coloca los miembros superiores y/o inferiores en tanques llenos de agua. La corriente se aplica a través de electrodos de carbono sumergidos en agua. Al pasar de un miembro al otro, la corriente estimulante provoca la polarización de los tejidos. El agua se convierte en un medio mediador entre los electrodos y el tegumento, y la corriente continua (galvánica) tiene efectos beneficiosos sobre el sistema nervioso, el aparato locomotor, el sistema cardiovascular y las afecciones dermatológicas. En general, se recomienda una serie de diez sesiones de 20 minutos dos veces al año.

– Trastornos del aparato locomotor: reumáticos (mialgias, tendinitis, tenosinovitis, bursitis, epicondilitis, periartritis, artrosis, artritis de diversas localizaciones, artritis reumatoide, espondilitis anquilopoyética en períodos de remisión).

Más Información
¿Sufro de dolor ardiente en el muslo qué puede ser?

Síndrome de Reiter

La espondilitis anquilosante (EA) es un tipo de artritis caracterizada por la inflamación a largo plazo de las articulaciones de la columna vertebral, normalmente en la zona en la que ésta se une a la pelvis[2]. En ocasiones, las zonas afectadas pueden incluir otras articulaciones como los hombros o las caderas. Pueden aparecer problemas oculares e intestinales, así como dolor de espalda[2]. La movilidad articular en las zonas afectadas suele empeorar con el tiempo[2][5].

Aunque se desconoce la causa de la espondilitis anquilosante, se cree que implica una combinación de factores genéticos y ambientales[2]. Más del 85% de los afectados en el Reino Unido tienen un antígeno leucocitario humano específico conocido como antígeno HLA-B27[6]. [Se cree que el mecanismo subyacente es autoinmune o autoinflamatorio[7]. El diagnóstico suele basarse en los síntomas, con el apoyo de pruebas médicas de imagen y análisis de sangre[2]. La EA es un tipo de espondiloartropatía seronegativa, lo que significa que las pruebas no muestran la presencia de anticuerpos del factor reumatoide (FR)[2].

Más Información
Auto:masaje para el esguince del ligamento lateral externo de la rodilla

No existe cura conocida para la EA.[2] Los tratamientos pueden incluir medicación, ejercicio, fisioterapia y, en casos excepcionales, cirugía.[2] Los medicamentos utilizados incluyen AINE, esteroides, DMARD como la sulfasalazina y agentes biológicos como los inhibidores del TNF.[2]

Espondilitis anquilosante

Antecedentes La sulfasalazina (SSZ) es un fármaco antiinflamatorio e inmunomodulador utilizado para tratar muchas enfermedades inflamatorias. Las bacterias del intestino metabolizan la SSZ en ácido 5-aminosalicílico activo y sulfapiridina inactiva. La sulfapiridina puede cristalizar en el riñón. Nuestro objetivo fue investigar la frecuencia de nefrolitiasis en pacientes diagnosticados de artritis reumatoide (AR), espondilitis anquilosante (EA) y que recibieron tratamiento con SSZ de forma retrospectiva.

Material y métodos Se analizaron retrospectivamente los expedientes de pacientes con EA y AR en la consulta externa de reumatología entre 2009 y 2018. Identificamos a los pacientes que se sometieron a ultrasonografía renal al menos seis meses después del inicio de SSZ. Ciento seis pacientes y 50 adultos sanos fueron incluidos en el estudio.

Resultados Solo ocho pacientes (6 AS, 2 RA) tenían nefrolitiasis en la ecografía, pero ninguno en el grupo control (p=0,046). En el análisis de regresión logística, no se encontró correlación entre el sexo, la edad, la vitamina D, la hormona paratiroidea y la excreción urinaria de calcio con el uso de SSZ (p>0,05).

Más Información
¿El supraespinoso afectado puede derivar en la lesión del braquioradial?

Artritis

Reimpresiones y autorizacionesSobre este artículoCite este artículoDeodhar, A., Chakravarty, S.D., Cameron, C. et al. A systematic review and network meta-analysis of current and investigational treatments for active ankylosing spondylitis.

Clin Rheumatol 39, 2307-2315 (2020). https://doi.org/10.1007/s10067-020-04970-3Download citationShare this articleCualquier persona con la que compartas el siguiente enlace podrá leer este contenido:Get shareable linkSorry, a shareable link is not currently available for this article.Copy to clipboard