TAC vs RMN

La tomografía computarizada (TC) toma imágenes del interior del cuerpo mediante rayos X desde varios ángulos. Un ordenador combina estas imágenes en una imagen tridimensional detallada. Esta imagen muestra las zonas anormales y los tumores.

Algunas personas reciben un colorante especial llamado medio de contraste antes de la exploración. Cuando se inyecta en la vena, el medio de contraste viaja por el torrente sanguíneo y ayuda a crear una imagen más clara de partes específicas del cuerpo. También puede administrarse en forma de líquido para tragar, dependiendo de la parte del cuerpo que deba explorarse.

Su médico puede sugerirle una PET-TC integrada. En este caso se combinan las imágenes de una tomografía computarizada (TC) y otra llamada tomografía por emisión de positrones (PET). La máquina realiza ambas exploraciones a la vez. Cuando se recomienda esta prueba, el médico puede obtener más información de las dos exploraciones juntas que de cualquiera de ellas por separado.

Puede hacerse un TAC en el centro de radiología u oncología radioterápica de un hospital. También puede hacérsela en un centro ambulatorio de diagnóstico por imagen. Un técnico radiólogo realiza la exploración. Un radiólogo de diagnóstico lee la exploración y decide qué significa.

¿Cuál es la diferencia entre tomografía y TC?

Tomografía significa imagen de un corte. Mientras que una radiografía puede mostrar bordes de tejidos blandos apilados unos sobre otros, el ordenador utilizado para una tomografía computarizada puede averiguar cómo se relacionan esos bordes entre sí en el espacio, por lo que la imagen de TC es más útil para comprender los vasos sanguíneos y los tejidos blandos.

¿Cuál es la diferencia entre tomografía y ecografía?

Las ecografías no suelen solicitarse para obtener imágenes de estructuras óseas. En cambio, el TAC puede proporcionar imágenes detalladas de tejidos blandos, huesos y vasos sanguíneos. Las ecografías se utilizan habitualmente en la atención prenatal y en otros procedimientos, como la extracción de cálculos biliares o renales.

Más Información
Vías aferentes o sensitivas

¿Para qué sirve una tomografía?

La tomografía computarizada suele denominarse TC. El TAC es un procedimiento de diagnóstico por imagen que utiliza una combinación de rayos X y tecnología informática para obtener imágenes del interior del cuerpo. Muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluidos los huesos, los músculos, la grasa, los órganos y los vasos sanguíneos.

Tomografía computarizada deutsch

La tomografía computarizada (TC) es un tipo de radiografía que crea imágenes tridimensionales de su cuerpo, incluidos huesos, órganos, tejidos y tumores. La máquina se desplaza circularmente a su alrededor y toma radiografías de cortes muy finos de su cuerpo para crear una imagen transversal.

El TAC proporciona vistas diferentes y mucho más detalladas que una radiografía bidimensional. Pueden utilizarse en lugar de una radiografía cuando el médico necesita ver los tejidos blandos del cuerpo, que no siempre aparecen en las radiografías.

Se puede explorar cualquier parte del cuerpo; las zonas más comunes son la cabeza, el tórax, el abdomen y la pelvis. El TAC también puede utilizarse para observar los huesos, los vasos sanguíneos, los tejidos blandos (por ejemplo, los músculos) y los órganos (por ejemplo, el cerebro).

Si necesita material de contraste para el TAC, la mayoría de los departamentos hospitalarios o consultas de radiología le pedirán que esté en ayunas (que no coma ni beba) antes de la cita. Recibirá instrucciones sobre el ayuno antes de la cita.

Durante la exploración, normalmente se tumbará boca arriba en una cama plana que pasa al escáner de TC. El escáner consiste en un anillo, como un donut, que gira alrededor de una pequeña sección de su cuerpo mientras usted pasa por él.

Más Información
Dorsales

Significado de la tomografía computarizada

La tomografía computarizada se conoce comúnmente como TC. Es un procedimiento de diagnóstico por imagen que utiliza una combinación de rayos X y tecnología informática para obtener imágenes del interior del cuerpo. Muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluidos los huesos, los músculos, la grasa, los órganos y los vasos sanguíneos.

El TAC es más detallado que las radiografías estándar. En las radiografías estándar, se dirige un haz de energía a la parte del cuerpo que se va a estudiar. Una placa situada detrás de la parte del cuerpo capta las variaciones del haz de energía tras atravesar la piel, los huesos, los músculos y otros tejidos. Aunque se puede obtener mucha información de una radiografía normal, no se dispone de muchos detalles sobre los órganos internos y otras estructuras.

En la TC, el haz de rayos X se mueve en círculo alrededor del cuerpo. Esto permite obtener muchas vistas diferentes del mismo órgano o estructura y proporciona muchos más detalles. La información radiográfica se envía a un ordenador que la interpreta y la muestra en dos dimensiones en un monitor. Las nuevas tecnologías y programas informáticos permiten obtener imágenes tridimensionales.

Tomografía computarizada wikipedia

Todas las imágenes de rayos X se basan en la absorción de los rayos X a medida que atraviesan las diferentes partes del cuerpo de un paciente. Dependiendo de la cantidad absorbida en un tejido concreto, como el músculo o el pulmón, una cantidad diferente de rayos X atravesará y saldrá del cuerpo. La cantidad de rayos X absorbida contribuye a la dosis de radiación que recibe el paciente. Durante la obtención convencional de imágenes por rayos X, los rayos X que salen interactúan con un dispositivo de detección (película de rayos X u otro receptor de imágenes) y proporcionan una imagen de proyección bidimensional de los tejidos del cuerpo del paciente, una “fotografía” producida por rayos X denominada “radiografía”. La radiografía de tórax (figura 1) es la exploración médica por imagen más habitual. Durante este examen, se graba en la película una imagen del corazón, los pulmones y otros órganos anatómicos.

Más Información
Articulación coxofemoral

En la actualidad, la mayoría de los sistemas de TC son capaces de realizar exploraciones “en espiral” (también denominadas “helicoidales”), así como exploraciones en el modo “axial”, antes más convencional. Además, muchos sistemas de TC son capaces de obtener imágenes de varios cortes simultáneamente. Estos avances permiten obtener imágenes de volúmenes anatómicos relativamente mayores en relativamente menos tiempo. Otro avance de la tecnología es la TC por haz de electrones, también conocida como EBCT. Aunque el principio de creación de imágenes transversales es el mismo que el de la TC convencional, ya sea de uno o varios cortes, el escáner EBCT no requiere ninguna pieza móvil para generar las “instantáneas” individuales. Como resultado, el escáner EBCT permite una adquisición de imágenes más rápida que los escáneres de TC convencionales.