Vastus medialis aktivointi

Los ejercicios de fortalecimiento del músculo vasto interno son una excelente forma de mejorar la estabilidad y el funcionamiento de la rodilla, reducir el dolor de rodilla y disminuir el riesgo de lesiones en el cartílago. Esto altera la forma en que se mueve la rodilla, cómo se dirigen las fuerzas a través de la rodilla y ejerce una tensión excesiva en la parte interna de la rodilla.La gran noticia es que los ejercicios de fortalecimiento del vasto medial se pueden realizar fácilmente en casa o en el gimnasio sin necesidad de equipos especializados.

El músculo vasto medial es el más interno de los cuatro músculos cuádriceps que se encuentran en la parte anterior del muslo. La mayor parte del músculo vasto medial se encuentra justo por encima de la rótula, en la cara interna (medial) de la rodilla. Si aprieta los músculos del muslo, el vasto medial forma una protuberancia en la cara interna del muslo, a menudo denominada músculo de la lágrima. Esta parte del músculo se conoce como vasto medial oblicuo, también conocido como VMO o vasto medial oblicuo, ya que aquí las fibras musculares pasan oblicuamente a la rótula.

El músculo vasto medial en su conjunto trabaja con los demás músculos del cuádriceps para enderezar la rodilla y extender así la pierna. El músculo vasto medial es especialmente importante en las fases finales de la extensión de la rodilla, ya que contribuye al mecanismo de bloqueo de la articulación de la rodilla. La forma de la rodilla hace que, de forma natural, la rótula se deslice ligeramente hacia el lado exterior de la rodilla al doblar la pierna. Esto provocaría una fricción excesiva en el cartílago que recubre la parte posterior de la rótula y aumentaría el riesgo de luxación rotuliana.

Más Información
Neuritis intercostal

¿Cuál es la causa de una VMO débil?

¿Qué hace que la VMO sea débil? El VMO se debilita cuando no se activa tanto. Esto suele ocurrir cuando hay dolor o hinchazón en la rodilla. La inflamación dentro de la cápsula articular de la rodilla puede hacer que el cerebro detenga la activación muscular normal en el cuádriceps.

¿Cómo sé si mi VMO es débil?

Si alguna vez ha tenido un dolor persistente en el interior de la rodilla o una rodilla que parece doblarse o ceder, es muy probable que haya tenido alguna disfunción en el músculo VMO. La disfunción del VMO es muy común en corredores, excursionistas, ciclistas, atletas que practican deportes de salto y después de cualquier lesión de rodilla.

¿Cómo se refuerza un VMO débil?

VMO y aducción isométrica sentado: Siéntese en una silla o plataforma donde los pies cuelguen libremente. Coloque una pelota entre los muslos y apriétela para activar la VMO. Mantenga la contracción durante 10 segundos. De nuevo, siente tu VMO para asegurar su activación y aumenta la duración de la contracción a medida que te fortalezcas.

Ejercicios para el recto femoral

¿Has visto alguna vez a esos levantadores con un excelente par de cuádriceps y que tienen ese pequeño músculo en forma de lágrima justo encima de la rodilla? Es el músculo vasto medial, uno de los cuatro músculos que forman el cuádriceps. Y sí, a menudo se le llama “músculo de la lágrima”. Tener un músculo vasto medial desarrollado es esencial para la fuerza y la estética, pero también desempeña un papel primordial en el mantenimiento de una rodilla sana y sin dolor. Tener este músculo desarrollado es un verdadero signo de quien no se salta el día de piernas. En este artículo, repasaremos los:

Más Información
Periartritis Escapulohumeral: ¿Qué beneficios aportan las técnicas de fisioterapia en esta lesión del hombro?

Antes de adentrarnos en el vasto medial como músculo solitario, debemos verlo como un músculo más que compromete al cuádriceps. Esto se debe a que el vasto medial nunca trabaja solo y siempre está al unísono con estos otros músculos. Como ya se ha mencionado, el cuádriceps comprende en realidad cuatro músculos diferentes (quad=4) que funcionan juntos para manipular las piernas.

Los cuatro músculos se sitúan en la parte superior del muslo, encima del fémur. La función principal del cuádriceps es extender la rodilla. Sin embargo, también desempeña un papel en la flexión de las caderas, actuando principalmente llevando la pierna hacia arriba, lo que se observa durante el sprint. Esto hace que sea esencial el desarrollo de este músculo para el rendimiento atlético.

Vmo músculo

El vasto medial es un músculo situado en la cara interna del muslo, justo por encima de la rodilla. Junto con el recto femoral, el vasto intermedio y el vasto lateral, el vasto medial es uno de los cuatro músculos que forman el cuádriceps.

El dolor crónico de rodilla puede deberse al debilitamiento de los músculos del cuádriceps, en concreto del vasto medial. Fortalecer el vasto medial puede aumentar la estabilidad de las rodillas, reduciendo así el dolor de rodilla y previniendo nuevas lesiones.

Fortalecer el vasto medial no sólo nos ayuda a prevenir lesiones. Unos cuádriceps fuertes son esenciales para casi todos los movimientos atléticos: correr, saltar y correr a pulmón dependen de unos cuádriceps fuertes para la explosividad y la estabilidad. Entrene el vasto medial para maximizar su potencial atlético.

A casi todos nos gustaría tener unas piernas esculpidas y tonificadas. Aunque el aspecto físico depende en gran medida de nuestras elecciones dietéticas, también podemos desarrollar la musculatura de las piernas para mejorar el aspecto de nuestra mitad inferior. Sin más preámbulos, aprendamos a ejercitar el vasto medial.

Más Información
¿Cómo curar la ciática ?

Vasto medial oblicuo

El vasto medial es una parte importante del cuádriceps femoral, un grupo muscular de cuatro cabezas que envuelve la parte delantera del fémur y es responsable en gran medida del movimiento de las piernas.

El vasto medial puede ejercitarse con ejercicios pesados dirigidos al cuádriceps, como las estocadas y las extensiones de pierna en máquina, o rehabilitarse con extensiones de rodilla con banda de resistencia, que son sólo algunos ejemplos de los muchos ejercicios dirigidos a este grupo muscular concreto.

Sin embargo, incluso si está completamente sano y no tiene problemas de rodilla, entrenar directamente el vasto medial merece la pena, ya que se considera esencial para desarrollar unos cuádriceps estéticos y funcionales.

Además, los atletas y culturistas querrán trabajar esta parte del cuádriceps femoral en particular, ya que es esencial para mejorar el grosor y la simetría de los músculos de la pierna, así como para una variedad de movimientos atléticos como el sprint y el salto.

El vasto medial es un músculo esencial para prácticamente cualquier deporte atlético, en el que desempeñará un papel en la producción de energía de las piernas y la estabilización de la articulación de la rodilla durante los períodos de ejercicio de alta intensidad.