Síntomas del reflujo del bebé

Es normal que los bebés vomiten o “escupan” leche después de comer. A veces se denomina “reflujo” o “reflujo gastroesofágico (RGE)”. Afecta aproximadamente a la mitad de los bebés menores de dos meses y suele desaparecer cuando cumplen un año1,2. Puede ser preocupante si tu bebé vomita repetidamente, por no hablar del estrés que le produce lavarse las manos.

Para la mayoría de los bebés, el RGE causa molestias leves y puede tratarse en casa con unos pequeños cambios en su rutina. Pero si las regurgitaciones (reflujo) son frecuentes y causan molestias importantes a tu bebé, pueden ser un signo de que padece una enfermedad más grave llamada enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Si crees que tu bebé padece ERGE, es importante que hables con tu médico de cabecera.

Este artículo explica qué es el reflujo infantil, cómo saber si tu bebé tiene reflujo, la diferencia entre reflujo, ERGE y reflujo silencioso, las posibles causas del reflujo, cómo ayudar a un bebé con reflujo y cuándo pedir ayuda a un médico.

El término médico completo para el reflujo del bebé es reflujo gastroesofágico (RGE). También se conoce como “reflujo”, “regurgitación”, “regurgitación” o “posesión “3,4. El reflujo no es lo mismo que el vómito. El reflujo no es lo mismo que los vómitos. La forma más fácil de distinguirlo es que, en el caso del reflujo, la leche se expulsa eructando o goteando sin esfuerzo, mientras que en el caso de los vómitos se puede ver cómo se tensan los músculos de la garganta del bebé.

¿Es doloroso el reflujo para los bebés?

Cuando el reflujo se vuelve doloroso y ocurre con frecuencia, se habla de “enfermedad por reflujo gastroesofágico” (ERGE). La ERGE es más grave que el reflujo leve cotidiano. La fuerte acidez estomacal puede irritar e inflamar el tubo digestivo, lo que resulta doloroso para el bebé y puede obligarle a tomar medicación.

Más Información
La posicio?n adecuada en el recie?n nacido: Explicación paso a paso

¿Cuánto dura el reflujo en los recién nacidos?

La mayoría de los lactantes superan el reflujo a los 18 meses de edad. Sin embargo, si su hijo padece ERGE, puede experimentar síntomas respiratorios como tos y asfixia. Incluso puede inhalar su propio contenido gástrico. Y esos síntomas y efectos secundarios pueden durar mucho más allá de su segundo cumpleaños.

¿Qué empeora el reflujo del bebé?

Algunos factores que contribuyen al reflujo infantil son comunes en los bebés y a menudo no pueden evitarse. Por ejemplo, estar tumbado la mayor parte del tiempo y una alimentación casi totalmente líquida. A veces, el reflujo infantil puede estar causado por afecciones más graves, como: ERGE .

Reflux deutsch

La posesión es cuando los bebés suben una pequeña cantidad de leche (normalmente una cucharadita) sin que parezca importarles (NHS start4life, 2019). La posesión es común en bebés menores de seis meses por razones fisiológicas completamente normales y no necesita medicación.

Aproximadamente la mitad de los recién nacidos padecen reflujo y no suele ser motivo de preocupación (Kwok, 2018; NICE, 2019). Casi nueve de cada diez bebés afectados están mejor a los 12 meses (Kwok, 2018; NHS, 2019; NICE, 2019). Esto se debe a que durante los primeros 12 meses del bebé, su sistema digestivo se desarrolla de forma natural y pasan más tiempo erguidos a medida que empiezan a sentarse (Tighe et al, 2014; NHS, 2019; NICE, 2019).

Muchos de los signos comunes del reflujo del bebé también pueden ser señales de que un bebé está angustiado por cualquier número de razones; por ejemplo, tiene hambre, necesita un abrazo o tiene frío. Por lo tanto, conviene recordar que, aunque hay algunos signos reconocibles de reflujo infantil, no se trata necesariamente de una enfermedad que deba medicarse. Los síntomas de un bebé con reflujo que no necesita medicación son:

Más Información
Qué es la Osteoporosis y como pueden ayudarte el Yoga y el pilates para tener huesos fuertes

Silent reflux baby deutsch

El reflujo es la expulsión de parte del contenido de la barriga del bebé hacia la boca. Es diferente del vómito, en el que los músculos del bebé se contraen con fuerza.El reflujo es frecuente y puede afectar hasta al 40% de los bebés.Suele producirse porque el conducto alimentario del bebé (esófago) aún se está desarrollando.Suele comenzar alrededor de las 8 semanas de vida y mejora a medida que crece, porque el anillo muscular de la parte inferior del esófago se desarrolla por completo. Esto impide que el contenido del estómago se escape.Signos y síntomas del reflujoEs posible que su bebé no muestre ningún signo de reflujo o que muestre los siguientes signos:No debe preocuparse por el reflujo si su bebé se alimenta bien, está contento y aumenta de peso con normalidad.Cuándo acudir al médico

No eleve la cabeza del bebé mientras duermeNo eleve la cabeza del bebé mientras duerme para tratar el reflujo. No eleve la cabeza de su bebé mientras duerme para tratar el reflujo, lo que a veces se denomina manejo posicional. Sigue los consejos sobre sueño seguro para reducir el riesgo de muerte súbita.

Datos sobre bebés

La Academia Americana de Pediatría (AAP) ofrece tres consejos de seguridad para dormir a los bebés con reflujo: Nota: Muchos de los factores que contribuyen al reflujo gastroesofágico en la infancia forman parte del crecimiento y desarrollo típicos, como un esófago corto en los recién nacidos que crecerá a medida que lo haga el bebé, junto con un músculo en la parte inferior que también es relativamente corto y no tan fuerte como lo será más adelante. El RGE suele comenzar a las 2-3 semanas de vida y alcanza su punto máximo a los 4-5 meses en los recién nacidos a término. El RGE suele mejorar mucho después de los 6 meses, una vez que el bebé aprende a sentarse; el esófago se alarga y el esfínter esofágico inferior funciona correctamente. 1. Volver a dormir, ¡incluso con reflujo! Aunque a los padres a menudo les preocupa que su bebé pueda vomitar y atragantarse mientras duerme boca arriba, ¡es un mito total! Los bebés tosen o tragan automáticamente el líquido que escupen o vomitan debido al reflejo nauseoso, que impide de forma natural que se produzcan atragantamientos. No hay pruebas de que los bebés sanos colocados boca arriba tengan más probabilidades de sufrir episodios de atragantamiento graves o mortales que los colocados boca abajo. Pero sí

Más Información
Electroterapia