Guía de puntos gatillo

Los canales tendinosos son una red de tendones y músculos, y su descripción se basa en la observación presentada en el Huangdi Neijing Ling Shu. Sin embargo, el sistema miofascial es una serie ininterrumpida de tejido conjuntivo que se compone de capas que discurren en distintas direcciones. Se comparan las similitudes de estas vías, como una breve descripción del síndrome de dolor miofascial y su similitud con el trastorno de impedimento de la Medicina Tradicional China (MTC). Además, se discute el tratamiento de estas afecciones desde la perspectiva de la Medicina Tradicional China.Palabras claveCanal de tendones, Sistema miofascial, Síndrome miofascial, Trastorno por impedimentos, Síndrome Bi, Ventosaterapia, Gua Sha

Los canales tendinosos (SC) son una red tridimensional que, como su nombre indica, está formada por músculos y tendones de todo el cuerpo, y estos SC tienen puntos de convergencia que se describen como la inserción de los músculos. La descripción de los SC se basa en observaciones empíricas descritas en el Huangdi Neijing Ling Shu, donde se describen las estructuras anatómicas y funcionales del cuerpo humano. Cada SC está conectado al menos a otro SC, y esto tiene implicaciones para la regulación del Qi. Los CS desempeñan funciones estructurales, biomecánicas, integradoras y defensivas, ya que son responsables de mantener la homeostasis energética frente a influencias externas [1].

Más Información
Músculo cuadrado lumbar

Tono muscular

El conocimiento de la historia natural de la parálisis ayuda a perfilar la estrategia de desarrollo que seguirá el niño, el camino previsible en la construcción de las funciones, hacia el que la terapia debe poder medirse. Si comprendemos las reglas del proceso de autorreorganización, estudiando los comportamientos del pasado (historia natural) y del presente (diagnóstico funcional) podemos predecir razonablemente el comportamiento futuro (pronóstico funcional) y diseñar intervenciones terapéuticas.Las herramientas del equipo rehabilitador disponibles conjuntamente o asociadas en la intervención terapéutica se basan en la identificación e interpretación del signo son:

El objetivo de la rehabilitación funcional es realizar a la persona con sus diferencias y ayudarle a tomar conciencia tanto de sus posibilidades como de sus limitaciones.Aceptar el límite para el niño discapacitado significa renunciar a un futuro imposible de normalidad para creer en un presente de máxima autonomía, no sólo en términos motrices sino sobre todo en el desarrollo de una personalidad y un pensamiento propios (autodeterminación).

Reflejo de estiramiento

El músculo pterigoideo medial o “pterigoideo interno” es un músculo masticatorio pennado que tiene dos puntos de origen distintos. La cabeza profunda se origina en la superficie medial de la placa pterigoidea lateral del esfenoides. Una cabeza superficial más pequeña nace de la tuberosidad maxilar y de la apófisis piramidal del hueso palatino. Estas fibras están orientadas de forma posterior e inferior y comparten una inserción tendinosa en la superficie medial de la rama y el ángulo de la mandíbula en o cerca de la inserción del músculo masetero (cabestrillo pterigomasetérico). Funcionalmente, sus funciones principales son el cierre de la mandíbula (elevación mandibular), la desviación contralateral y, junto con los pterigoideos laterales, la protrusión de la mandíbula. La contracción de los músculos pterigoideo medial y pterigoideo lateral ipsilaterales produce un movimiento lateroexcursivo contralateral de la mandíbula con movimiento de traslación del cóndilo ipsilateral y movimiento de rotación del cóndilo contralateral o desviación contralateral [9, 20].

Más Información
Esguince o torcedura de tobillo: 29 vídeos sobre esta lesión

Fibras musculares intrafusales

Los siguientes materiales se ofrecen como un servicio a nuestra profesión. La copia y el archivo de estos materiales son gratuitos para los particulares. Sin embargo, no pueden venderse ni utilizarse en ningún grupo o empresa comercial sin el permiso por escrito de ACAPress.

Al comenzar este capítulo, convendría que el lector comprendiera subjetivamente la importancia de los sistemas motor y sensorial en la medida de lo posible. Un ejercicio para ello consiste en imaginar que ha perdido el conocimiento y que alguien le ha colocado en un sótano remoto, oscuro y vacío, lejos de cualquier fuente de sonido ambiental. Lo primero de lo que te das cuenta es de que eres un paralítico sensorial y motor total desde la caudad del cuello. No puede mover ni la punta de un dedo porque su sistema motor no funciona. Como no tiene sensibilidad, no sabe si está tumbado o atado en una silla. Su visión es normal, pero no hay luz. Su audición es normal, pero no hay sonido. Sus papilas gustativas funcionan, pero no hay nada que comer ni beber. Sus órganos olfativos funcionan, pero no hay olores detectables. Sólo le quedan el pensamiento y la memoria.

Más Información
Protrusión lumbar: ¿Qué lo causa?