Síndrome de Parsonage-turner

Entre las afecciones asociadas a la disfunción del nervio axilar se incluyen la fractura del húmero (hueso de la parte superior del brazo), la presión de yesos o férulas y el uso inadecuado de muletas. Otras causas son los trastornos sistémicos que provocan neuritis (inflamación de los nervios). Si la causa de la disfunción del nervio axilar puede identificarse y tratarse con éxito, existe la posibilidad de una recuperación completa. El grado de discapacidad varía. El problema más grave suele ser la debilidad del hombro.

La disfunción del nervio axilar es una forma de neuropatía periférica. Se produce cuando hay daños en el nervio axilar. Se trata del nervio que ayuda a controlar los músculos deltoides del hombro y la piel que lo rodea. Un problema en un solo nervio, como el axilar, se denomina mononeuropatía.Las causas habituales son:El atrapamiento crea presión en el nervio donde pasa por una estructura estrecha.El daño puede destruir la vaina de mielina que recubre el nervio o parte de la célula nerviosa (el axón). Los daños de ambos tipos reducen o impiden el movimiento de las señales a través del nervio.Las afecciones que pueden provocar una disfunción del nervio axilar son:En algunos casos, no se puede encontrar ninguna causa.

¿Qué nervio va del hombro al pulgar?

El nervio mediano se extiende desde la parte superior del brazo hasta el pulgar. En la muñeca, pasa por una estructura llamada túnel carpiano.

¿La neuropatía periférica causa dolor de hombro?

La neuritis braquial es una forma de neuropatía periférica que afecta al pecho, el hombro, el brazo y la mano. La neuropatía periférica es una enfermedad caracterizada por dolor o pérdida de función en los nervios que transportan señales hacia y desde el cerebro y la médula espinal (el sistema nervioso central) a otras partes del cuerpo.

Más Información
¿Se puede hacer deporte/pesas con un Quiste de Baker?

¿La neuropatía periférica afecta a los brazos?

La neuropatía periférica se desarrolla cuando se dañan los nervios de las extremidades del cuerpo, como las manos, los pies y los brazos. Los síntomas dependen de los nervios afectados. En el Reino Unido, se calcula que casi una de cada diez personas mayores de 55 años padece algún grado de neuropatía periférica.

Neuropatía sudoración

El entumecimiento suele ir acompañado de hormigueo o sensación de pinchazos. Puede afectar a pacientes de todos los tipos de cáncer. Esta falta de sensibilidad parcial o total puede desarrollarse en una o más partes del cuerpo, especialmente las manos, los pies, los brazos o las piernas.

La neuropatía periférica es un efecto secundario neurológico frecuente del cáncer y su tratamiento, especialmente la quimioterapia y otros medicamentos contra el cáncer. Esta afección suele causar entumecimiento, sobre todo en las extremidades.

Los terapeutas de rehabilitación oncológica utilizan terapias físicas y ocupacionales para sensibilizar las terminaciones nerviosas, reentrenándolas para que respondan normalmente a la estimulación. Estos médicos también educan a los pacientes sobre la seguridad y el conocimiento de las partes del cuerpo entumecidas para ayudarles a evitar lesiones al realizar tareas cotidianas. Las recomendaciones sobre equipos de adaptación, como andadores, bastones o sillas de ducha, también pueden ayudar a reducir el riesgo de caídas de los pacientes con los pies entumecidos.

Los médicos especialistas en el tratamiento del dolor pueden recomendar medicamentos de venta libre para el entumecimiento leve relacionado con el dolor, mientras que el dolor neuropático más intenso puede requerir la prescripción de analgésicos y/o tratamientos tópicos. Los bloqueos nerviosos o las bombas implantadas para el dolor también pueden ayudar a tratar los problemas subyacentes que causan el entumecimiento. Los médicos del equipo de tratamiento del dolor del CTCA® colaboran con otros médicos de apoyo para desarrollar un plan de tratamiento detallado y personalizado para cada paciente.

Más Información
Estiramientos de cuello o cervicales

Nervios dañados

El daño a un grupo de nervios, como el nervio cubital, se denomina mononeuropatía. Mononeuropatía significa que hay daño en un solo nervio. Las enfermedades que afectan a todo el organismo (trastornos sistémicos) también pueden causar daños aislados en los nervios.Las causas de la mononeuropatía incluyen:La neuropatía cubital también es frecuente en las personas con diabetes.La neuropatía cubital se produce cuando hay daños en el nervio cubital. Este nervio desciende por el brazo hasta la muñeca, la mano y los dedos anular y meñique. Pasa justo por debajo de la superficie de la piel, cerca del codo. Cuando el nervio se comprime en el codo, puede producirse un problema denominado síndrome del túnel cubital.Cuando el daño destruye la cubierta del nervio (vaina de mielina) o parte del propio nervio, la señalización nerviosa se ralentiza o se impide.El daño del nervio cubital puede deberse a:En algunos casos, no puede encontrarse ninguna causa.Síntomas

El objetivo del tratamiento es permitirle utilizar la mano y el brazo tanto como sea posible. Su médico encontrará y tratará la causa, si es posible. A veces, no se necesita tratamiento y usted mejorará por sí solo.Si se necesitan medicamentos, éstos pueden incluir:Su proveedor probablemente le sugerirá medidas de autocuidado. La terapia ocupacional o el asesoramiento para sugerir cambios en el lugar de trabajo pueden ser necesarios.La cirugía para aliviar la presión sobre el nervio puede ayudar si los síntomas empeoran, o si hay pruebas de que parte del nervio se está desgastando.Expectativas (pronóstico)

Más Información
La importancia del eje del intestino y el cerebro: Microbiota

Neuropatía de fibras grandes

Su médico de cabecera le preguntará por sus síntomas y es posible que le haga algunas pruebas para ayudar a identificar la causa subyacente. Es posible que le remitan a un hospital para que le vea un neurólogo (especialista en enfermedades del sistema nervioso).

Sólo algunas de las causas subyacentes de la neuropatía pueden tratarse. Por ejemplo, si tiene diabetes, puede ser útil controlar mejor el nivel de azúcar en sangre, dejar de fumar y reducir el consumo de alcohol.

Si no se trata la causa subyacente de la neuropatía periférica, puede correr el riesgo de desarrollar complicaciones potencialmente graves, como una úlcera en el pie que se infecte. Si no se trata, puede provocar gangrena (muerte del tejido) y, en casos graves, puede ser necesario amputar el pie afectado.

La neuropatía periférica puede afectar a los nervios que controlan las funciones automáticas del corazón y el sistema circulatorio (neuropatía autonómica cardiovascular). Puede necesitar tratamiento para aumentar la tensión arterial o, en casos raros, un marcapasos.

La neuropatía periférica causada por la diabetes tipo 1 o la diabetes tipo 2 se denomina polineuropatía diabética. Probablemente se deba a que los altos niveles de glucosa en sangre dañan los pequeños vasos sanguíneos que irrigan los nervios.