¿Es grave la pérdida de lordosis lumbar?

Reimpresiones y autorizacionesSobre este artículoCite este artículoWang, SJ., Zhang, SB., Yi, YY. et al. Estimación de la corrección ideal de la lordosis lumbar para prevenir la reintervención por enfermedad sintomática del segmento adyacente después de la fusión lumbar en personas mayores.

BMC Musculoskelet Disord 21, 429 (2020). https://doi.org/10.1186/s12891-020-03463-3Download citationCompartir este artículoCualquier persona con la que compartas el siguiente enlace podrá leer este contenido:Get shareable linkSorry, a shareable link is not currently available for this article.Copy to clipboard

¿Cuál es el mejor tratamiento para la lordosis lumbar?

Fisioterapia: El médico puede sugerirte ejercicios y estiramientos para fortalecer los músculos que rodean la columna vertebral. Los ejercicios no pueden reducir la curvatura ni curar la lordosis, pero los estudios han demostrado que son la mejor forma de reducir síntomas como el dolor de cuello o espalda.

¿Es necesario operar la lordosis lumbar?

La mayoría de los pacientes con algún tipo de lordosis no necesitarán cirugía ni tratamiento, salvo en los casos más extremos. A menudo, los pacientes se manejan con medicamentos como el paracetamol (Tylenol™), ibuprofeno (Advil™) o Naprosyn (Aleve™) tomados según sea necesario para las molestias ocasionales de la espalda.

¿Cuánto tiempo se tarda en corregir la lordosis lumbar?

La hipolordosis puede corregirse de forma no quirúrgica mediante ejercicios de rehabilitación y, si se hace correctamente, los síntomas pueden reducirse en 3-6 meses.

Significado de la pérdida de lordosis lumbar

Amy es una doctora de 52 años especializada en asma y alergias de Cynthiana, Kentucky. A lo largo de los años, ha sufrido problemas degenerativos de la columna vertebral y se ha sometido a múltiples operaciones, lo que la dejaba inclinada hacia delante e incapaz de mantenerse erguida. Con la cabeza inclinada hacia delante, caminar le resultaba difícil y doloroso. Amy utilizaba una bomba analgésica para aliviar los síntomas, pero los analgésicos interferían en su trabajo. Amy se sentía demasiado medicada para atender a los pacientes y pidió una excedencia para centrarse en su salud (lea la historia de Amy).

Más Información
Pares de nervios craneales

Amy también tenía problemas de debilidad muscular en las piernas (espasticidad) y problemas para levantar los pies. Tenía entumecimiento y hormigueo en los brazos y torpeza en las manos. Todo ello eran signos preocupantes de compresión de la médula espinal en el cuello (mielopatía). Su médico del dolor le instó a obtener una consulta en Mayfield Brain & Spine.

“Una vez que conocí al Dr. Bohinski, tuve fe en que era la respuesta correcta”, dijo Amy. “Él vio el problema global y no sólo 15 problemas más pequeños. Todos los que me miraban querían decir: ‘Oh, yo puedo arreglar ese nivel’. Nunca nadie me había dicho que podía arreglar todo mi problema”.

Hallazgos de resonancia magnética tras laminectomía

ResumenLa determinación de la alineación lumbopélvica es esencial para planificar la cirugía de deformidades de la columna vertebral en adultos y para garantizar resultados quirúrgicos favorables. En este estudio prospectivo se investigó la correlación entre la sección lumbar de la lordosis de la columna lumbar y el aumento de la incidencia pélvica en 324 adultos asiáticos con una edad media de 55 ± 13 años (intervalo: 20-80 años), de los cuales 115 eran voluntarios de sexo masculino y 209 de sexo femenino. Los participantes se dividieron en tres grupos en función de la incidencia pélvica (G1, G2 y G3 tenían una incidencia pélvica < 45°, 45-55° y ≥ 55°, respectivamente). Se determinó que la lordosis lumbar distal y proximal contribuía de forma diferencial al aumento de la incidencia pélvica, mientras que la relación de lordosis de los segmentos L3-L4 y L4-L5 permanecía constante en su mayor parte. La relación media de contribución de la lordosis segmentaria de L1 a S1 fue la siguiente L1-L2, 2,3%; L2-L3, 11,7%; L3-L4, 18,1%; L4-L5, 25,2%; y L5-S1, 42,7%. La incidencia pélvica tenía una correlación más fuerte con la lordosis lumbar proximal que con la lordosis lumbar distal. La relación entre la lordosis lumbar proximal y la lordosis lumbar distal fue del 37,8% en el G1, del 45,8% en el G2 y del 55,9% en el G3. Estos hallazgos sirven de referencia para futuras cirugías de corrección o fusión de la columna lumbar en adultos asiáticos.

Más Información
Hiperlordosis y Rectificación Lumbar ¿qué son y qué las causa?

Pérdida de lordosis lumbar radiografía

AntecedentesSe ha planteado la hipótesis de que determinados perfiles sagitales de la columna vertebral podrían aumentar el riesgo de desarrollar una hernia discal lumbar (HDL) [1]. Un perfil de la columna vertebral con baja lordosis lumbar “espalda plana” se ha asociado con un mayor riesgo de degeneración discal en los niveles L4-L5 y L5-S1, y por lo tanto potencialmente predisponer a estas personas a desarrollar un inicio temprano de la degeneración discal [2, 3].La clasificación más utilizada para la morfología de la columna vertebral es la clasificación Roussouly, que divide los subtipos de la columna vertebral en cuatro perfiles sagitales diferentes, como se ilustra en la Fig. 1 [4].

Más Información
Fortalece tus espalda para prevenir y solucionar los dolores

Tabla 1 Datos demográficos de la población de estudio. Porcentaje y (números absolutos)Tabla de tamaño completoCorrelación interobservador de las mediciones radiográficasUn análisis de la evaluación radiográfica reveló un alto nivel de acuerdo en las mediciones interobservador, con una baja variabilidad. Los coeficientes de correlación intraclase para las medidas pélvicas interobservador se situaron entre 0,75 y 0,95, lo que indica una concordancia excelente, como se observa en la tabla 2.