Tratamiento de la gota

OverviewLa gota es una forma común y compleja de artritis que puede afectar a cualquier persona. Se caracteriza por ataques repentinos e intensos de dolor, hinchazón, enrojecimiento y sensibilidad en una o más articulaciones, con mayor frecuencia en el dedo gordo del pie.

Un ataque de gota puede ocurrir de repente, a menudo despertando en mitad de la noche con la sensación de que el dedo gordo está ardiendo. La articulación afectada está caliente, hinchada y tan sensible que incluso el peso de la sábana sobre ella puede parecer intolerable.

Cuándo acudir al médicoSi experimenta un dolor repentino e intenso en una articulación, llame a su médico. La gota no tratada puede agravar el dolor y dañar la articulación. Acuda al médico inmediatamente si tiene fiebre y una articulación está caliente e inflamada, lo que puede ser un signo de infección.

CausasLa gota se produce cuando los cristales de urato se acumulan en la articulación, provocando la inflamación y el dolor intenso de un ataque de gota. Los cristales de urato pueden formarse cuando los niveles de ácido úrico en sangre son elevados. El cuerpo produce ácido úrico cuando descompone las purinas, sustancias que se encuentran de forma natural en el organismo.

¿Qué debo saber sobre la gota?

La gota se produce cuando los cristales de urato se acumulan en la articulación, provocando la inflamación y el intenso dolor de un ataque de gota. Los cristales de urato pueden formarse cuando hay niveles elevados de ácido úrico en la sangre. El cuerpo produce ácido úrico cuando descompone las purinas, sustancias que se encuentran de forma natural en el organismo.

¿Cuáles son las 10 principales causas de la gota?

10 alimentos que aumentan el riesgo de sufrir un brote de gota

Más Información
Alimentos perjudiciales para tu espalda: chocolate

Carnes de órganos, incluidos el hígado, las mollejas de callos, los sesos y el riñón. Anchoas. Sardinas. Vieiras.

¿A qué parte del cuerpo suele afectar la gota?

Cualquier articulación puede verse afectada por la gota, pero suele afectar a las articulaciones situadas hacia los extremos de las extremidades, como los dedos de los pies, los tobillos, las rodillas y los dedos de las manos. Los signos y síntomas de la gota incluyen: dolor intenso en una o más articulaciones. la articulación se siente caliente y muy sensible.

Enfermedad de gota

Si se produce demasiado ácido úrico o los riñones no lo filtran lo suficiente, puede acumularse y provocar la formación de pequeños cristales afilados en las articulaciones y alrededor de ellas. Estos cristales pueden hacer que la articulación se inflame (enrojezca y se hinche) y duela.

Con tratamiento, muchas personas pueden reducir sus niveles de ácido úrico lo suficiente como para disolver los cristales que causan la gota y, como resultado, no sufrir más ataques. Sin embargo, suele ser necesario un tratamiento de por vida.

La seudogota es una enfermedad similar a la gota, pero suele afectar primero a la articulación de la rodilla. Es una forma de artritis que causa dolor, rigidez, sensibilidad, enrojecimiento, calor e hinchazón en una o varias articulaciones, normalmente la rodilla o la muñeca.

Estos cristales suelen formarse dentro y alrededor de las articulaciones, posiblemente porque la temperatura en estas zonas es ligeramente inferior a la del resto del cuerpo. Si penetran en el espacio entre las articulaciones, los cristales pueden causar una inflamación dolorosa (enrojecimiento e hinchazón).

Un nivel elevado de ácido úrico en la sangre es el principal factor que aumenta el riesgo de padecer gota. Sin embargo, aún no se sabe por qué algunas personas con un nivel elevado de ácido úrico en la sangre desarrollan gota, mientras que otras con un nivel igualmente elevado no lo hacen.

Más Información
Tengo fusión lumbar l3:l4:l5 desde 2019: Ahora sufro de dolor irradiado desde mis glúteos: ¿Qué puede ser?

Tofos de gota

La gota es un tipo de artritis inflamatoria que provoca dolor e hinchazón en las articulaciones, normalmente en forma de brotes que duran una o dos semanas y luego se resuelven. Los brotes de gota suelen comenzar en el dedo gordo del pie o en una extremidad inferior. La gota se produce cuando se acumulan en el organismo niveles elevados de urato sérico, que pueden formar cristales en forma de aguja en la articulación y a su alrededor. Esto provoca inflamación y artritis de la articulación. Cuando el organismo produce demasiado urato o elimina demasiado poco, los niveles de urato se acumulan en el organismo. Sin embargo, muchas personas con niveles elevados de urato sérico no desarrollan gota.

Con un diagnóstico precoz, tratamiento y cambios en el estilo de vida, la gota es una de las formas de artritis más controlables. Muchas personas evitan los brotes de gota y pueden reducir la gravedad de sus síntomas, e incluso llegar a no tener gota.

Muchas personas desarrollan gota. Es más común en hombres que en mujeres. La gota suele aparecer en la mediana edad. Las mujeres no suelen desarrollar gota antes de la menopausia, por lo que tienden a desarrollar la enfermedad a una edad más tardía que los hombres. En raras ocasiones, las personas más jóvenes desarrollan la enfermedad; sin embargo, si lo hacen, la enfermedad tiende a ser más grave.

Pie de gota

La gota (/ɡaʊt/ GOWT[9]) es una forma de artritis inflamatoria caracterizada por ataques recurrentes de una articulación enrojecida, sensible, caliente e hinchada,[10][4] causada por la deposición de cristales de ácido úrico en forma de aguja conocidos como cristales de urato monosódico. [11] El dolor suele aparecer rápidamente, alcanzando su máxima intensidad en menos de 12 horas[7] La articulación de la base del dedo gordo del pie se ve afectada (Podagra) en aproximadamente la mitad de los casos[12][13] También puede provocar tofos, cálculos renales o daño renal[3].

Más Información
¿Cómo evitar algunas de las complicaciones que acompañan a las fracturas de clavícula?

La gota se debe a niveles persistentemente elevados de ácido úrico (urato) en la sangre (hiperuricemia)[4][7], que se producen por una combinación de dieta, otros problemas de salud y factores genéticos[3][4]. A niveles elevados, el ácido úrico se cristaliza y los cristales se depositan en las articulaciones, los tendones y los tejidos circundantes, dando lugar a un ataque de gota[3][4]. [3] La gota se da con más frecuencia en quienes beben cerveza o bebidas azucaradas con regularidad; consumen alimentos ricos en purinas, como hígado, marisco o anchoas; o tienen sobrepeso. 3][5] El diagnóstico de gota puede confirmarse por la presencia de cristales en el líquido articular o en un depósito fuera de la articulación. 3] Los niveles de ácido úrico en sangre pueden ser normales durante un ataque. 3].