Nervio sensorial

El sistema nervioso está formado por neuronas, células especializadas que pueden recibir y transmitir señales químicas o eléctricas, y glía, células que proporcionan funciones de apoyo a las neuronas desempeñando un papel de procesamiento de la información complementario al de las neuronas. Una neurona puede compararse con un cable eléctrico: transmite una señal de un lugar a otro. La glía puede compararse con los trabajadores de la compañía eléctrica que se aseguran de que los cables vayan a los lugares correctos, mantienen los cables y retiran los cables que están rotos. Aunque la glía se ha comparado con los trabajadores, pruebas recientes sugieren que también usurpa algunas de las funciones de señalización de las neuronas.

Existe una gran diversidad en los tipos de neuronas y glía presentes en las distintas partes del sistema nervioso. Existen cuatro tipos principales de neuronas, y comparten varios componentes celulares importantes.

Los sistemas nerviosos de todo el reino animal varían en estructura y complejidad, como ilustra la variedad de animales que se muestran en la Figura 1. Algunos organismos, como las esponjas marinas, tienen un sistema nervioso más complejo que otros. Algunos organismos, como las esponjas marinas, carecen de un verdadero sistema nervioso. Otros, como las medusas, carecen de un verdadero cerebro y en su lugar tienen un sistema de células nerviosas separadas pero conectadas (neuronas) llamado “red nerviosa”. Los equinodermos, como las estrellas de mar, tienen células nerviosas agrupadas en fibras llamadas nervios.

Más Información
Auto:masaje para el músculo pectoral mayor y músculo pectoral menor

¿Cuáles son las estructuras de un nervio?

Tus nervios están formados por: Axones, grupos de fibras en forma de cuerda en el centro del nervio. Dendritas, ramificaciones que transportan impulsos eléctricos. Endoneurio, una capa de tejido conjuntivo que rodea los axones.

¿Cuáles son los 7 componentes principales del sistema nervioso?

Se suele considerar que el sistema nervioso central (definido como el encéfalo y la médula espinal) consta de siete partes básicas: la médula espinal, la médula, la protuberancia, el cerebelo, el mesencéfalo, el diencéfalo y los hemisferios cerebrales (Figura 1.10; véase también la Figura 1.8).

¿Cuáles son los componentes de una célula nerviosa?

Cada célula nerviosa está formada por el cuerpo celular, que incluye el núcleo, una fibra ramificada principal (axón) y numerosas fibras ramificadas más pequeñas (dendritas). La vaina de mielina es un material graso que recubre, aísla y protege los nervios del cerebro y la médula espinal.

Componentes del tejido nervioso

El sistema nervioso periférico está formado por los nervios que se ramifican desde el cerebro y la médula espinal. Estos nervios forman la red de comunicación entre el SNC y las partes del cuerpo. El sistema nervioso periférico se subdivide a su vez en sistema nervioso somático y sistema nervioso autónomo. El sistema nervioso somático está formado por nervios que van a la piel y los músculos y participa en las actividades conscientes. El sistema nervioso autónomo está formado por nervios que conectan el SNC con los órganos viscerales, como el corazón, el estómago y los intestinos. Interviene en las actividades inconscientes.

Más Información
Me duele la pierna derecha ¿Qué puedo hacer?

Un nervio contiene haces de fibras nerviosas, axones o dendritas, rodeados de tejido conjuntivo. Los nervios sensoriales sólo contienen fibras aferentes, largas dendritas de neuronas sensoriales. Los nervios motores sólo tienen fibras eferentes, largos axones de neuronas motoras. Los nervios mixtos contienen ambos tipos de fibras.

Cada nervio está rodeado por una vaina de tejido conjuntivo denominada epineurio. Cada haz de fibras nerviosas se denomina fascículo y está rodeado por una capa de tejido conjuntivo denominada perineuro. Dentro del fascículo, cada fibra nerviosa individual, con su mielina y neurilema, está rodeada por un tejido conjuntivo denominado endoneurio. Un nervio también puede tener vasos sanguíneos encerrados en sus envolturas de tejido conjuntivo.

Estructura neuronal

Los axones transmiten impulsos eléctricos. Los nervios se han considerado históricamente las unidades básicas del sistema nervioso periférico. Un nervio proporciona una vía común para los impulsos nerviosos electroquímicos denominados potenciales de acción que se transmiten a lo largo de cada uno de los axones hasta los órganos periféricos o, en el caso de los nervios sensoriales, desde la periferia hasta el sistema nervioso central. Cada axón, dentro del nervio, es una prolongación de una neurona individual, junto con otras células de sostén como algunas células de Schwann que recubren los axones de mielina. célula nerviosa y organización

Dentro de un nervio, cada axón está rodeado por una capa de tejido conjuntivo denominada endoneuro. Los axones se agrupan en conjuntos denominados fascículos y cada fascículo está envuelto por una capa de tejido conjuntivo denominada perineuro. Por último, todo el nervio está envuelto en una capa de tejido conjuntivo denominada epineurio. Las células nerviosas (a menudo llamadas neuronas) se clasifican a su vez en nervios sensoriales, motores o mixtos.

Más Información
Músculo pterigoideo interno o medial

Componentes del sistema nervioso

Una célula nerviosa (neurona) consta de un cuerpo celular grande y fibras nerviosas: una prolongación alargada (axón) para enviar impulsos y normalmente muchas ramificaciones (dendritas) para recibirlos. Los impulsos del axón cruzan una sinapsis (la unión entre dos células nerviosas) hasta la dendrita de otra célula. Cada gran axón está rodeado de oligodendrocitos en el cerebro y la médula espinal y de células de Schwann en el sistema nervioso periférico. Las membranas de estas células están formadas por una grasa (lipoproteína) llamada mielina. Las membranas envuelven firmemente el axón, formando una vaina de varias capas. Esta vaina de mielina se asemeja a un aislante, como el que rodea un cable eléctrico. Los impulsos nerviosos viajan mucho más rápido en los nervios con vaina de mielina que en los que no la tienen.