Tratamiento de la costocondritis

El síndrome de Tietze es una inflamación benigna de uno o varios cartílagos costales. Fue descrito por primera vez en 1921 por el cirujano alemán Alexander Tietze y posteriormente recibió su nombre. Se caracteriza por sensibilidad e inflamación dolorosa de la pared torácica anterior (frontal) en las uniones costocondral (costilla a cartílago), esternocostal (cartílago a esternón) o esternoclavicular (clavícula a esternón). El síndrome de Tietze afecta a las costillas verdaderas y tiene predilección por la 2ª y 3ª costillas, afectando comúnmente a una sola articulación.

En entornos como los servicios de urgencias, se calcula que entre el 20 y el 50% de los dolores torácicos no cardiacos se deben a una causa musculoesquelética[1]. A pesar de que las afecciones musculoesqueléticas como el síndrome de Tietze son un motivo frecuente de visitas a urgencias, con frecuencia se diagnostican erróneamente como angina de pecho, pleuresía y otras afecciones cardiopulmonares graves debido a su presentación similar. Aunque el síndrome de Tietze puede diagnosticarse erróneamente, las afecciones potencialmente mortales con síntomas similares, como el infarto de miocardio (ataque al corazón), deben descartarse antes de diagnosticar otras afecciones.

¿Es doloroso el síndrome de Tietze?

El dolor del síndrome de Tietze se extiende a veces al cuello, los brazos y los hombros. El dolor puede ser leve o intenso, sordo o agudo. Algunos dicen que se siente como si te clavaran un cuchillo.

¿Cuánto dura el síndrome de Tietze?

El síndrome de Tietze es una enfermedad autolimitada con un buen pronóstico. La mayoría de los pacientes informan de una resolución completa de los síntomas en 1 ó 2 semanas con un tratamiento conservador, pero se han notificado casos en los que la inflamación característica dura hasta un año. También son posibles las recidivas.

Más Información
Cómo elegir el calzado adecuado para tus pies

¿Cuánto tarda en desaparecer el dolor de la costocondritis?

La costocondritis suele desaparecer por sí sola en unos días o semanas. También puede durar varios meses. El tratamiento se centra en aliviar el dolor. Aplique compresas calientes o frías.

Dolor en el esternón

La costocondritis es una afección frecuente en los pacientes que acuden a la consulta del médico y al servicio de urgencias.1-4 También se conoce como síndrome costoesternal, condrodinia paraesternal o síndrome de la pared torácica anterior. La costocondritis se confunde a menudo con el síndrome de Tietze, un trastorno similar pero menos frecuente que consiste en la inflamación de un único cartílago costal, normalmente de la segunda costilla (tabla 1)2.

Recomendación clínicaCalificación de la evidenciaReferenciasSe recomienda realizar una electrocardiografía y una radiografía de tórax a los pacientes con sospecha de costocondritis mayores de 35 años o a cualquier paciente con signos y síntomas de enfermedad coronaria, infección u otras afecciones graves.C21, 22 El tratamiento de la costocondritis consiste en analgesia, reposo y tranquilización. En raras ocasiones se precisa fisioterapia o inyecciones combinadas de lidocaína (Xylocaine)/corticosteroides en las articulaciones costocondrales.C16, 17

La costocondritis es una afección autolimitada que se define como una inflamación de las uniones costocondrales de las costillas o de las articulaciones condroesternales, normalmente a varios niveles y sin hinchazón ni induración. El dolor se reproduce por palpación de los segmentos cartilaginosos afectados y puede irradiarse a la pared torácica.5

Ejercicios para el síndrome de Tietze

Scott J. Zashin, MD, está colegiado en medicina interna y reumatología. Fue profesor clínico voluntario de medicina interna en la University of Texas Southwestern Medical School de Dallas.

Más Información
Pericardio

La costocondritis y el síndrome de Tietze se asocian a dolor en la pared torácica. Aunque el dolor torácico no es un síntoma infrecuente, resulta cuando menos desconcertante. Ante el dolor torácico, la gente suele pensar en un infarto de miocardio. Pero hay otras afecciones que también se asocian al dolor torácico. Aparte de los problemas cardíacos, la costocondritis y el síndrome de Tietze, el dolor torácico puede incluso estar asociado a enfermedades pulmonares o gastrointestinales. El dolor también puede irradiarse al pecho con enfermedades de la columna cervical o torácica. Es imprescindible que una persona con dolor torácico sea evaluada inmediatamente y que se determine la causa.

Aunque la costocondritis y el síndrome de Tietze suelen considerarse nombres diferentes para la misma afección, hay una característica que los distingue. Tanto la costocondritis como el síndrome de Tietze están causados por la inflamación de las uniones costocondrales de las costillas o de las articulaciones condroesternales de la pared torácica anterior. Ambas afecciones se caracterizan por la sensibilidad de los cartílagos costales, que conectan el esternón y los extremos de las costillas. Sin embargo, en el síndrome de Tietze hay hinchazón local, mientras que en la costocondritis no hay hinchazón. Ésa es la principal diferencia.

Vértigo del síndrome de Tietze

El síndrome de Tietze es una enfermedad poco frecuente que cursa con dolor torácico, dolor en el hombro o el brazo e hinchazón. El dolor suele originarse en la zona comprendida entre dos costillas y puede ser rojo o caliente al tacto. La intensidad del dolor varía de leve a grave y puede interferir en las actividades cotidianas.

Más Información
¿Por qué realizar el método hipopresivo en el postparto?

El síndrome de Tietze afecta por igual a hombres y mujeres y es más frecuente en personas menores de 40 años. Aunque se desconoce la causa del síndrome de Tietze, algunos investigadores creen que puede estar relacionado con tos excesiva, vómitos, lesiones torácicas, ciertas infecciones o cirugía torácica.

El síntoma principal del síndrome de Tietze es el dolor torácico, que suele producirse en el esternón, la parte superior del pecho, en la zona entre las costillas dos y tres. El dolor agudo, sordo o punzante puede sentirse en los hombros y brazos, incluso cuando el origen del dolor está en la zona de las costillas.

Aunque el dolor del síndrome de Tietze suele comenzar en la zona entre las dos costillas, también puede aparecer en una zona más amplia del pecho, el cuello, los hombros y los brazos. Entre los síntomas menos comunes del síndrome de Tietze se incluyen los siguientes: