Ejercicios de respiración asistida

El uso y los beneficios de la respiración profunda se remontan a antiguas tradiciones. Muchas disciplinas contemplativas como la meditación, el yoga, el tai chi y el qi gong integran este tipo de respiración en sus prácticas.

Antes de continuar, hemos pensado que te gustaría descargarte gratuitamente nuestros tres Ejercicios sobre el sentido y el valor de la vida. Estos ejercicios creativos, basados en la ciencia, te ayudarán a aprender más sobre tus valores, motivaciones y objetivos, y te darán las herramientas para inspirar un sentido de significado en las vidas de tus clientes, estudiantes o empleados.

También conocida como respiración yóguica, la respiración profunda es la regulación voluntaria de la respiración mediante el uso consciente y activo del diafragma para aumentar la entrada y salida de aire, así como para disminuir la frecuencia de cada ciclo respiratorio (Varvogli & Darvini, 2011).

El diafragma es el músculo que separa el abdomen y la cavidad torácica. Unido a la base de los pulmones, el diafragma rara vez se activa cuando se respira de forma inconsciente. Esto se traduce en un patrón respiratorio superficial que conduce a una ventilación deficiente y a una disminución de la eficiencia respiratoria.

¿Qué es la técnica respiratoria 4-7-8?

Cierra la boca e inhala tranquilamente por la nariz contando mentalmente hasta cuatro. Aguanta la respiración hasta la cuenta de siete. Exhale por la boca, emitiendo un sonido de silbido, mientras cuenta hasta ocho. Repite el proceso tres veces más hasta completar cuatro ciclos respiratorios.

¿Qué es la técnica respiratoria 4 4 4?

La respiración en caja, también conocida como respiración cuádruple, consiste en exhalar contando hasta cuatro, mantener los pulmones vacíos durante cuatro, inhalar al mismo ritmo y mantener el aire en los pulmones durante cuatro antes de exhalar y volver a empezar.

Más Información
Rutina de ejercicios para quitar el dolor del cuadrado lumbar

¿Cuál es la mejor posición para facilitar la respiración?

Tumbarse boca arriba puede dificultar la respiración. Cambiar de postura con regularidad (cada 30 minutos o 2 horas) ayuda a que el aire circule por todos los pulmones. Prueba a tumbarte boca abajo, de lado y sentado.

Tipos de ejercicios de respiración profunda

Los ejercicios de respiración profunda, a menudo denominados ejercicios de expansión torácica, tienen como objetivo introducir la mayor cantidad de aire posible en los pulmones para ayudar a desplazar las secreciones (flemas) que puedan estar presentes en el fondo de los pulmones y aumentar el volumen pulmonar.

Los ejercicios de respiración profunda forman parte del ciclo activo del ejercicio respiratorio y suelen realizarse en posición sentada. Se aconseja colocar las manos en la parte inferior de la caja torácica para sentir el aire que entra en la base de los pulmones, manteniendo los hombros inmóviles, con el objetivo de que las costillas se muevan lo máximo posible hacia arriba y hacia fuera.

El principal beneficio de los ejercicios de respiración profunda es permitir que el aire llegue hasta el fondo de los pulmones para ayudar a movilizar las secreciones; al eliminar las secreciones se reduce significativamente el riesgo de desarrollar una infección torácica. Otros beneficios son:

Los ejercicios de respiración profunda son beneficiosos en todos los pacientes respiratorios, no sólo para movilizar las secreciones, sino para mejorar en general la función pulmonar y prevenir la atelectasia (zonas de los pulmones en las que no se produce el intercambio gaseoso). Las afecciones respiratorias que pueden beneficiarse de los ejercicios de expansión torácica son:

Más Información
Ejercicios de rehabilitación para la readaptación deportiva tras una cirugía de hombro

El poder de la respiración

Los ejercicios sincronizados de respiración en pareja son mis prácticas en pareja favoritas. Simplemente intenta respirar al mismo tiempo que tu pareja. Un ejercicio de respiración sincronizada puede ayudarte a sentirte más conectado con tu pareja, mejorar tu estado de ánimo y crear sentimientos de apertura, gratitud, amor y paz.

Durante el trabajo de respiración, cambias intencionadamente tu patrón respiratorio. Cuando realizas ejercicios de respiración con tu pareja, estás participando voluntariamente en una práctica que reforzará vuestra conciencia mutua, mejorará vuestra relación y fortalecerá vuestro vínculo.

La respiración es el uso de técnicas y ejercicios respiratorios para controlar la respiración de forma consciente. La práctica regular de la respiración tiene numerosos beneficios para el bienestar mental, físico y espiritual, pero, al igual que ocurre con otras estrategias de bienestar, puede ser útil que alguien la practique contigo. Afortunadamente, respirar juntos tiene algunos beneficios específicos para tu salud y la salud de tu relación.

Además de mejorar tu relación, la respiración en pareja reduce el estrés, crea sentimientos de apertura, amor, paz, gratitud, claridad, comunicación y conexión. Ayuda a liberar bloqueos mentales, físicos y emocionales, controla el estado de ánimo, reduce el estrés y la sensación de ansiedad. Una práctica constante de la respiración puede incluso mejorar el sueño y reforzar el sistema inmunitario. ¿Qué mejor manera de demostrar amor a tu pareja y a ti mismo que realizar actividades que mejoren la salud y el bienestar?

Más Información
¿Qué puedo hacer para solucionar mi dolor de codo? Claves: consejos: tips y ejercicios

El poder de la respiración pdf

Respirar es algo que a menudo damos por sentado. Lo hacemos todo el día, todos los días, normalmente sin pararnos a pensar en ello. Pero aunque no necesitamos ser conscientes de cada una de nuestras respiraciones para vivir, hay una buena razón para prestar más atención a cómo inhalamos y exhalamos: ¡nuestros niveles de estrés!

Cuando estamos estresados, nuestro sistema nervioso simpático entra en modo de lucha o huida, haciendo que nuestro corazón bombee y alterando nuestro patrón respiratorio normal. Nuestra respiración se vuelve rápida, superficial y dificultosa. Aunque esta respuesta puede ser útil ante un peligro inminente, el estrés prolongado puede causar estragos en nuestra salud física y mental. Afortunadamente, la respiración profunda y el control de la respiración pueden combatirlo. Cuando se hace un esfuerzo consciente por ralentizar la respiración, se envía una señal al cerebro de que todo va bien. Al hacerlo, el sistema nervioso simpático se apaga y el sistema parasimpático -conocido como sistema de descanso y digestión- entra en acción, aliviando todas esas respuestas físicas e invitando a una sensación de relajación y calma.