Liposarcoma

La artritis de rodilla es la inflamación y el deterioro del cartílago de la articulación de la rodilla. El cartílago es el revestimiento resbaladizo de los extremos de los huesos que sirve de amortiguador y permite que la rodilla se doble y se enderece con suavidad. El cartílago de la rodilla recubre el extremo del hueso del muslo (fémur), la parte superior de la tibia y la parte posterior de la rótula. Cuando el cartílago se desgasta, el espacio entre los huesos se estrecha. En la artritis avanzada, el hueso roza con el hueso y pueden formarse espolones óseos (protuberancias en el hueso).

La artrosis también se conoce como enfermedad articular degenerativa. Es la forma más común de artritis de rodilla y puede afectar también a otras articulaciones. Suele estar asociada al desgaste relacionado con el envejecimiento y progresa gradualmente con el tiempo. La degradación del cartílago provoca dolor e inflamación.

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunitario ataca el tejido sano de varias articulaciones del cuerpo, incluida la rodilla. Provoca la inflamación de la membrana sinovial, la cápsula que rodea la articulación de la rodilla. Las células inflamatorias liberan sustancias que, con el tiempo, descomponen el cartílago de la rodilla. La artritis reumatoide puede afectar a personas de cualquier edad.

¿Cuál es la causa de un bulto en el lateral de la rodilla?

La bursitis de rodilla es la inflamación o irritación de una o varias de las bursas de la rodilla. La bursitis de rodilla es la inflamación de un pequeño saco lleno de líquido (bursa) situado cerca de la articulación de la rodilla. Las bursas reducen la fricción y amortiguan los puntos de presión entre los huesos y los tendones, músculos y piel próximos a las articulaciones.

Más Información
Empieza por los cimientos: tus pies

¿Un bulto en la rodilla puede ser cáncer?

Resumen. La rodilla es la localización más frecuente de los tumores óseos malignos, así como de varios sarcomas de partes blandas. La presentación clínica de estas lesiones suele ser dolor e inflamación, a menudo asociados a una masa palpable. La evolución puede ser rápida o más indolente.

¿Debo preocuparme por un bulto en la rodilla?

Un bulto en la rodilla puede ser señal de lesión y requerir atención de urgencia. Puede ir acompañado de lesiones graves en la articulación.

Tasa de supervivencia del sarcoma de tejidos blandos

Tyler recuerda a una madre preocupada y a su hijo, que llevaba unos cinco días con un bulto en la espinilla. No tenía dolor, por lo que no fue necesario hacerle una radiografía (para descartar una fractura). Cuando se le preguntó si se había caído, el niño dijo que se había golpeado la espinilla con un cajón abierto de la cómoda un día antes de que su madre notara el bulto.

En general, dice Tyler, los síntomas preocupantes podrían ser un signo de una masa creciente de algún tipo. Lo más frecuente es que se trate de un tumor benigno que no requiere tratamiento. En casos más raros, los bultos pueden ser señal de cáncer. En Estados Unidos, cada año se diagnostican sarcomas óseos y de partes blandas a más de 2.000 niños. Las masas que crecen pueden requerir pruebas para descartar un cáncer.

Más Información
Contractura en la paletilla: la cual me hace doler el codo y además se genera calambres en la mano: ¿Qué puedo hacer?

Causas del sarcoma de tejidos blandos

Cláusula de exención de responsabilidad sobre el contenido El contenido de este sitio web se ofrece únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, servicio, producto o tratamiento no respalda ni apoya en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario colegiado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía exhaustiva sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que pidan siempre consejo a un profesional sanitario registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Sanidad no asumirán responsabilidad alguna por la confianza depositada por cualquier usuario en los materiales contenidos en este sitio web.

Síntomas del cáncer de tejidos blandos

Los tumores de partes blandas son crecimientos celulares que surgen casi en cualquier parte del cuerpo: en tendones, músculos, ligamentos, cartílagos, nervios, vasos sanguíneos, grasa y otros tejidos. Los pacientes suelen referirse a estas masas como bultos o protuberancias.

Más Información
Musculatura implicada en el pedaleo y estiramientos recomendados

Véanse las figuras 1 y 2. La figura 1 ilustra el aspecto de un paciente que presenta una masa benigna de tejido blando en el brazo. La figura 2 ilustra el aspecto de un sarcoma en el muslo. Obsérvese el gran tamaño de la masa junto con los cambios cutáneos suprayacentes en la figura 2. Haga clic en las imágenes para ampliarlas.

Los tumores de partes blandas pueden ser cancerosos o benignos. Se cree que las masas benignas son 10 veces más frecuentes que las cancerosas (denominadas médicamente sarcomas). Por lo general, estos tumores tienen una forma aproximadamente redonda, pero también pueden ser elípticos o alargados como una salchicha. Las masas de más de 5 cm (2 pulgadas) conllevan el mayor riesgo de ser malignas y merecen una evaluación médica.

Pueden ser firmes o blandas. Es más probable que las masas benignas duelan al tacto, como en el caso de un absceso. Los tumores benignos también tienden a crecer más lentamente, y muchos miden menos de 5 cm (2 pulgadas) en su punto más largo.