¿Cómo se dianostica la artrosis de cadera en radiografías? 2021

Otros estudios han empleado el WOMAC para examinar los síntomas de rodilla, pero de formas diferentes, como se muestra en la tabla 3[21-24]. No es posible realizar una comparación directa debido a la variación en la definición de paciente con dolor de rodilla positivo, pero a pesar de esta variación, en general no hay diferencias significativas en la puntuación de dolor WOMAC entre los pacientes con dolor de rodilla positivo con OA de rodilla radiográfica y los que no la tienen.Tabla 3 Comparación de las puntuaciones WOMAC entre estudios que emplean distintas definiciones de pacientes con dolor de rodilla positivo.Tabla completa

John Bedson.Información adicionalIntereses contrapuestosLos autores declaran que no tienen intereses contrapuestos.Contribuciones de los autoresJB y PC concibieron el estudio. JB diseñó y realizó el análisis. Todos los autores contribuyeron a la interpretación y redacción del artículo, siendo JB el principal responsable.Archivos de imágenes originales enviados por los autoresA continuación se muestran los enlaces a los archivos de imágenes originales enviados por los autores.

Este artículo se publica bajo licencia de BioMed Central Ltd. Se trata de un artículo de acceso abierto distribuido bajo los términos de la Licencia de Atribución Creative Commons (http://creativecommons.org/licenses/by/2.0), que permite el uso, distribución y reproducción sin restricciones en cualquier medio, siempre que se cite adecuadamente la obra original.

¿Cuáles son los signos radiográficos de la artrosis de cadera?

Las características radiográficas de la artrosis primaria incluyen la pérdida no uniforme del espacio articular, la formación de osteofitos, la formación de quistes y la esclerosis subcondral. Las radiografías iniciales pueden no mostrar todos los hallazgos. Al principio, es posible que sólo se aprecie un estrechamiento mínimo y no uniforme del espacio articular.

Más Información
Hormona tiroxina

¿Cómo se diagnostica la artrosis de cadera?

La resonancia magnética y la ecografía pueden ayudar a los médicos a diagnosticar casos leves de artrosis o a identificar problemas en los tejidos blandos de la articulación de la cadera, como un desgarro labral. Un médico también puede utilizar estas pruebas para evaluar si hay inflamación en la membrana sinovial.

¿Qué diagnóstico por imagen para la artrosis de cadera?

La ecografía ha demostrado ser una técnica de imagen valiosa en el diagnóstico y tratamiento de la osteoartritis de la articulación de la cadera.

Más información

El diagnóstico de la artrosis de cadera (OA) se basa en argumentos clínicos, y se obtienen imágenes médicas para confirmar el diagnóstico y descartar otras posibles fuentes de dolor. Las radiografías convencionales se recomiendan como modalidad de imagen de primera línea para investigar el dolor crónico de cadera. Deben obtenerse con una técnica rigurosa que incluya una radiografía anteroposterior (AP) de la pelvis. La elección de la vista lateral adecuada depende de la indicación clínica, siendo el falso perfil de Lequesne valioso en la evaluación de la OA. La resonancia magnética (RM) es más sensible para detectar derrames/sinovitis articulares, lesiones del cartílago, del labrum y de la médula ósea. Sin embargo, los cambios estructurales articulares son frecuentes en la población asintomática y ni las radiografías ni la RM han mostrado una buena correlación con el dolor y el deterioro funcional. La RM parece ser más adecuada que las radiografías como biomarcador para los ensayos clínicos que abordan la OA temprana. La ausencia de un biomarcador de RM validado de la OA temprana, junto con cuestiones relacionadas con la disponibilidad de máquinas y la repetibilidad del protocolo de RM, impiden el uso generalizado de la RM en ensayos clínicos.

Más Información
¿Qué es la Artrosis de rodilla o gonartrosis?

Resonancia magnética de cadera osteoartritis

La prevalencia de la enfermedad articular degenerativa (EAD) sigue aumentando, con más de 300 millones de individuos diagnosticados de osteoartritis (OA) de rodilla y cadera en 2017.1 La cadera es una de las articulaciones humanas más grandes y es el segundo lugar más afectado por la OA. La OA de cadera puede ser idiopática o secundaria a afecciones asociadas con la desviación de la anatomía normal de la cadera (como traumatismos, displasia del desarrollo de la cadera) y/o enfermedad sistémica con afectación de la articulación de la cadera.

Aunque no está claramente definida, la pre-OA se ha descrito como un proceso patológico modificable que no es detectable mediante imágenes radiográficas convencionales y que puede o no estar asociado a la presencia de dolor en la articulación afectada.2,3 En lo que respecta a la cadera, afecciones como el síndrome de pinzamiento femoroacetabular (SAF),4 la displasia del desarrollo de la cadera (DDH) y el deslizamiento de la epífisis capital femoral (SCFE) se han asociado a cambios degenerativos precoces en la cadera. Estos pacientes pueden ser completamente asintomáticos o presentar dolor y disfunción de la cadera sin evidencia de OA en las radiografías, la tomografía computarizada (TC) o la resonancia magnética (RM) realizadas con protocolos convencionales5. El diagnóstico preciso de la OA temprana es fundamental para el tratamiento personalizado de la enfermedad, especialmente a medida que los nuevos estudios de bases de datos de aprendizaje automático aclaran aún más los efectos nocivos de los antiinflamatorios no esteroideos (AINE).6

Clasificación radiológica de la artrosis de cadera

El diagnóstico de la artrosis de cadera (OA) se basa en argumentos clínicos, y se obtienen imágenes médicas para confirmar el diagnóstico y descartar otras posibles fuentes de dolor. Las radiografías convencionales se recomiendan como modalidad de imagen de primera línea para investigar el dolor crónico de cadera. Deben obtenerse con una técnica rigurosa que incluya una radiografía anteroposterior (AP) de la pelvis. La elección de la vista lateral adecuada depende de la indicación clínica, siendo el falso perfil de Lequesne valioso en la evaluación de la OA. La resonancia magnética (RM) es más sensible para detectar derrames/sinovitis articulares, lesiones del cartílago, del labrum y de la médula ósea. Sin embargo, los cambios estructurales articulares son frecuentes en la población asintomática y ni las radiografías ni la RM han mostrado una buena correlación con el dolor y el deterioro funcional. La RM parece ser más adecuada que las radiografías como biomarcador para los ensayos clínicos que abordan la OA temprana. La ausencia de un biomarcador de RM validado de la OA temprana, junto con cuestiones relacionadas con la disponibilidad de máquinas y la repetibilidad del protocolo de RM, impiden el uso generalizado de la RM en ensayos clínicos.

Más Información
Estiramiento de los músculos gemelo y sóleo: 4 cosas que debes saber