Cuando un cerebro lesionado ignora medio mundo

La extirpación unilateral de todas las regiones primarias y contiguas del córtex visual en gatos produce un profundo déficit en su capacidad para orientarse a las señales visuales contralesionales (Sprague y Meikle, 1965; Sprague, 1966; Sherman, 1974, 1977; Wallace et al., 1989, 1990). Los animales se comportan como si no fueran conscientes de los objetos en el espacio visual contralateral a la lesión. Sorprendentemente, esta heminegligencia visual puede mejorarse con una segunda lesión en el colículo superior opuesto o en la cara anterior de la sustancia negra opuesta, pars reticulata (SNr). Cualquiera de las lesiones del mesencéfalo corta de forma efectiva las salidas cruzadas de los ganglios basales a través de aferentes nigrocoliculares en ruta hacia la SC ipsilateral a la corteza dañada (Wallace et al., 1989, 1990). Estas observaciones indican que la arquitectura neural ipsilesional restante tiene tanto la capacidad de detectar estímulos visuales como de seleccionar programas motores apropiados para responder a ellos en el hemicampo desatendido. Sin embargo, los procesos inhibitorios que emanan de los ganglios basales opuestos a través de las proyecciones nigrocoliculares cruzadas se lo impiden activamente.

¿Cuáles son las causas de la heminegligencia?

Los expertos creen que la heminegligencia sólo se produce cuando un ictus daña zonas específicas del cerebro. Por ejemplo, el lóbulo parietal del hemisferio derecho del cerebro está implicado en la conciencia del espacio a ambos lados del cuerpo, mientras que el lóbulo parietal izquierdo sólo gobierna el lado derecho.

¿Cuál es la diferencia entre negligencia y heminegligencia?

La heminegligencia es un trastorno de la atención en el que el paciente no se fija en su entorno, objetos o estímulos de un lado. Suele ocurrir en el lado izquierdo, lo que los clínicos denominan negligencia izquierda. Otros nombres para esta afección incluyen: negligencia unilateral o inatención hemispacial.

Más Información
Osteoporosis ¿Un déficit de Calcio?

¿Qué es la heminegligencia izquierda?

La negligencia izquierda (un tipo de negligencia hemispacial) se refiere a un trastorno de la atención que hace que una persona tenga dificultades para notar, atender y responder a estímulos en el lado izquierdo de su cuerpo. Suele producirse tras un daño en el hemisferio derecho del cerebro.

Marlene behrmann – heminegligencia espacial

aRusk Rehabilitation, NYU Langone Medical Center, Nueva York, NY, EE.UU.bNeurological Institute, Cleveland Clinic, Abu Dhabi, Emiratos Árabes UnidoscNeurocenter, Swiss Medical Network, Clinique Valmont, Montreux, Suiza

Dosificación del fármaco: Los autores y el editor han hecho todo lo posible para garantizar que la selección y dosificación de los fármacos expuestos en este texto se ajusten a las recomendaciones y prácticas vigentes en el momento de su publicación. Sin embargo, en vista de las investigaciones en curso, los cambios en la normativa gubernamental y el flujo constante de información relacionada con la farmacoterapia y las reacciones a los medicamentos, se insta al lector a consultar el prospecto de cada medicamento para comprobar si se han producido cambios en las indicaciones y la posología y si se han añadido advertencias y precauciones. Esto es especialmente importante cuando el agente recomendado es un fármaco nuevo y/o de uso infrecuente.

Descargo de responsabilidad: Las afirmaciones, opiniones y datos contenidos en esta publicación son responsabilidad exclusiva de los autores y colaboradores individuales y no de los editores ni de los redactores. La aparición de anuncios y/o referencias a productos en la publicación no constituye una garantía, aval o aprobación de los productos o servicios anunciados ni de su eficacia, calidad o seguridad. El editor y los redactores declinan toda responsabilidad por los daños personales o materiales derivados de las ideas, métodos, instrucciones o productos a los que se haga referencia en el contenido o en los anuncios.

Más Información
Qué es el microondas terapéutico: para que sirve y como funciona

Ejemplo de carrete: Hemineglect

La heminegligencia, también conocida como negligencia unilateral, negligencia hemispacial o negligencia espacial, es un trastorno frecuente e incapacitante que se produce tras una lesión cerebral y en el que los pacientes no son conscientes de los objetos situados a un lado del espacio. La negligencia es más prominente y duradera tras un daño en el hemisferio derecho del cerebro humano, sobre todo después de un ictus. Las personas con lesiones cerebrales en el hemisferio derecho no suelen ser conscientes de los objetos situados a su izquierda, lo que demuestra que descuidan los objetos situados hacia la izquierda.

El déficit puede ser tan profundo que los pacientes no son conscientes de objetos grandes, incluso personas, hacia su lado desatendido o contralesional – el lado del espacio opuesto al daño cerebral. Pueden comer sólo de un lado del plato, escribir en un lado de la página, afeitarse o maquillarse sólo del lado no desatendido o ipsilesional de la cara (el mismo lado del daño cerebral). Sus dibujos pueden no incluir elementos hacia el lado desatendido, por ejemplo al colocar los números en el dibujo de un reloj (Fig.1). Muchos pacientes no suelen ser conscientes de que tienen un déficit (anosognosia).

Más Información
¿Cómo puedo aliviar los dolores cervicales y de cabeza?

Negligencia y Heminegligencia

La heminegligencia, también conocida como negligencia unilateral, negligencia hemispacial o negligencia espacial, es un trastorno frecuente e incapacitante que se produce tras una lesión cerebral, en el que los pacientes no son conscientes de los objetos situados a un lado del espacio. La negligencia es más prominente y duradera tras un daño en el hemisferio derecho del cerebro humano, sobre todo después de un ictus. Las personas con lesiones cerebrales en el hemisferio derecho no suelen ser conscientes de los objetos situados a su izquierda, lo que demuestra que descuidan los objetos situados hacia la izquierda.

El déficit puede ser tan profundo que los pacientes no son conscientes de objetos grandes, incluso personas, hacia su lado desatendido o contralesional – el lado del espacio opuesto al daño cerebral. Pueden comer sólo de un lado del plato, escribir en un lado de la página, afeitarse o maquillarse sólo del lado no desatendido o ipsilesional de la cara (el mismo lado del daño cerebral). Sus dibujos pueden no incluir elementos hacia el lado desatendido, por ejemplo al colocar los números en el dibujo de un reloj (Fig.1). Muchos pacientes no suelen ser conscientes de que tienen un déficit (anosognosia).