Plantas de maceración

La fitoterapia (también herboristería) es el estudio de la farmacognosia y el uso de plantas medicinales, que constituyen la base de la medicina tradicional[1]. Gracias a la investigación farmacológica mundial, algunas hierbas medicinales se han convertido en remedios modernos, como el grupo de fármacos antipalúdicos denominado artemisinina, aislado de la Artemisia annua, una hierba conocida en la medicina china para tratar la fiebre[2][3]. [2][3] Existen pocas pruebas científicas de la seguridad y eficacia de las plantas utilizadas en la herboristería del siglo XXI, que por lo general no establece normas de pureza o dosificación[1][4] El ámbito de la medicina herbal suele incluir productos de hongos y abejas, así como minerales, conchas y ciertas partes de animales. La fitoterapia también se denomina fitomedicina o fitoterapia[5].

La paraherboristería describe las prácticas alternativas y pseudocientíficas de utilizar extractos de plantas o animales sin refinar como medicamentos no probados o agentes promotores de la salud[1][4][6][7] La paraherboristería se basa en la creencia de que conservar diversas sustancias de una fuente determinada con menos procesamiento es más seguro o eficaz que los productos manufacturados, un concepto para el que no existen pruebas[6].

Extracción por maceración

Tabla 2 Frecuencia de aparición de especies de plantas medicinales en diferentes hábitatsTabla de tamaño completoEnfermedades tratadas con especies de plantas medicinalesSe trató un total de 29 enfermedades con especies de plantas medicinales. Las enfermedades se agruparon en 10 categorías, entre las que predominaron los trastornos digestivos, la malaria y las infecciones de las vías respiratorias (Tabla 3). Las especies que trataron el mayor número de afecciones fueron Bidens pilosa, Mormodica foetida, Leonotis nepetifolia y Azadirachta indica (Tabla 1). Algunas enfermedades se trataron con una sola especie vegetal y en otros casos se utilizó una mezcla de partes de plantas de diferentes especies. Predominaron los preparados monoterapéuticos frente a los brebajes de hierbas. Por ejemplo, la ictericia se trataba con raíces de Vernonia lasiopas u hojas de Erlangea tomentosa; el asma con la planta entera de Euphorbia hirta, el prolapso rectal anal con hojas de Chenopodium murale, el estreñimiento con hojas de Vernonia amygdalina, la alergia con hojas de Erlangea cordifolia, la epilepsia con hojas de Sesbania sesban y el tubérculo de la raíz de Euphorbia tirucalli como antídoto.

Más Información
Tratamientos de fisioterapia tras una liposucción

Hierbas medicinales y sus usos

Tabla 2 Plantas medicinales y hierbas utilizadas por pacientes hipertensosTabla completaPlantas medicinales utilizadas para la hipertensiónLos participantes en este estudio informaron de que utilizaban diversas plantas medicinales para el tratamiento de la hipertensión. En la Tabla 2 se enumeran las diferentes terapias utilizadas para el tratamiento de la hipertensión. Según los informes, las plantas medicinales se han utilizado como planta única o como mezcla de plantas y hierbas. Las citas que figuran a continuación corroboran algunas plantas medicinales utilizadas para tratar la hipertensión y se enumeran en el Cuadro 2.

Más Información
Escoliosis ¿Qué es? Tipos y tratamiento

A partir de las citas de los participantes, se han descrito diversas plantas medicinales para tratar la hipertensión. Algunos participantes utilizaban una sola planta medicinal para tratar la hipertensión, mientras que otros utilizaban una combinación de plantas.Conocimientos y fuentes de plantas medicinales para la hipertensiónSe preguntó a los participantes hipertensos cómo habían adquirido sus conocimientos sobre plantas medicinales. La mayoría de los participantes indicaron que el conocimiento de las plantas medicinales se transmitía de generación en generación. Los participantes indicaron que sus fuentes de conocimiento sobre las plantas medicinales procedían de familiares, la comunidad, los médicos u otras fuentes, como se desprende de la cita del participante.

Métodos de extracción de plantas

La hidromorfona inyectable se utiliza para aliviar el dolor. La hidromorfona inyectable pertenece a una clase de medicamentos llamados analgésicos opiáceos (narcóticos). Actúa modificando la forma en que el cerebro y el sistema nervioso responden al dolor.

La hidromorfona inyectable se presenta en forma de solución (líquido) para inyectar bajo la piel, en una vena o en un músculo. Por lo general, se inyecta una vez cada 2 ó 3 horas, según sea necesario. Su médico puede ajustar su dosis de hidromorfona inyectable durante el tratamiento, dependiendo de qué tan bien se controle su dolor y de los efectos secundarios que experimente. Hable con su médico sobre cómo se siente durante el tratamiento con hidromorfona inyectable. Si ha usado hidromorfona inyectable durante más de unos días, no deje de usarla repentinamente. Si deja de usar la hidromorfona inyectable repentinamente, es posible que experimente síntomas de abstinencia, como inquietud; ojos llorosos; secreción nasal; bostezos; sudoración; escalofríos; dolor muscular, de espalda o de articulaciones; pupilas dilatadas; irritabilidad; ansiedad; debilidad; calambres estomacales; dificultad para conciliar el sueño o para permanecer dormido; náuseas; pérdida del apetito; vómitos; diarrea; respiración acelerada; o ritmo cardíaco acelerado. Su médico probablemente disminuirá su dosis gradualmente.Otros usos de este medicamento

Más Información
Síntomas: diagnóstico y tratamiento de una luxación de rótula