Ejercicios de fisioterapia para la esclerosis múltiple

La rehabilitación de la esclerosis múltiple es un proceso que ayuda a una persona a alcanzar y mantener el máximo potencial físico, psicológico, social y profesional, así como una calidad de vida coherente con el deterioro fisiológico, el entorno y los objetivos vitales. La consecución y el mantenimiento de una función óptima son esenciales en una enfermedad progresiva como la EM.

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad inflamatoria crónica y desmielinizante del sistema nervioso central (SNC). Afecta principalmente a adultos jóvenes de entre 20 y 50 años, y a menudo se la conoce como “la gran lisiadora de los adultos jóvenes”.

La esclerosis múltiple se describió ya en 1822 en los diarios de un noble inglés y un ilustrador médico británico la describió en un libro de anatomía en 1858. El Dr. Jean Cruveilhier, médico francés, utilizó por primera vez el término “islas de esclerosis” para describir las zonas de tejido endurecido descubiertas en una autopsia. Sin embargo, fue el Dr. Jean Charcot en 1868 quien definió la enfermedad por sus características clínicas y patológicas: parálisis y los síntomas cardinales de temblor intencional, escaneo del habla y nistagmo, más tarde denominados tríada de Charcot. Utilizando estudios de autopsias, identificó zonas de placas endurecidas y denominó a la enfermedad esclerosis en placas.

¿Cuál es el tratamiento de rehabilitación de la esclerosis múltiple?

La fisioterapia puede incluir un programa de ejercicios, entrenamiento de la marcha y formación en el uso de ayudas para la movilidad (bastones, muletas, scooters y/o sillas de ruedas) y otros dispositivos de asistencia. El objetivo es fomentar la independencia y la seguridad, y lograr y mantener un funcionamiento óptimo.

Más Información
Postura corporal: 5 mentiras que te has creido sobre sus causas y tratamiento

¿Qué es la fisioterapia de la esclerosis múltiple?

Un fisioterapeuta trabaja con personas con EM para evaluar las dificultades físicas y ayudar a mejorar el movimiento y otras funciones del cuerpo. El ejercicio es una de las principales formas de hacerlo. La fisioterapia puede ser útil para ayudarte a encontrar ejercicios que se adapten a tus necesidades y capacidades específicas.

¿Cómo se diagnostica la EM y cuáles son sus síntomas?

El neurólogo buscará anomalías, cambios o debilidad en la visión, los movimientos oculares, la fuerza de las manos o las piernas, el equilibrio y la coordinación, el habla y los reflejos. Esto puede indicar si sus nervios están dañados de un modo que pueda sugerir la presencia de EM.

Evaluación de la esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple o EM está causada por daños en las fibras nerviosas del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal) que afectan al movimiento, la cognición y el comportamiento. La EM también se denomina trastorno autoinmune, ya que el sistema inmunitario ataca la mielina (vaina protectora) que rodea las fibras nerviosas, interrumpiendo las señales que viajan a lo largo de estas fibras, lo que provoca una pérdida de control muscular, equilibrio, coordinación, dificultad para caminar y cambios en el estado de ánimo.

Los síntomas pueden ser muy vagos, lo que dificulta el diagnóstico. Es posible que haya que realizar muchas pruebas para confirmar el diagnóstico, lo que puede llevar mucho tiempo. Si se sospecha de EM, el paciente será remitido a un neurólogo que le realizará un examen neurológico detallado que puede incluir imágenes de resonancia magnética (IRM), potenciales evocados o una punción lumbar.

Más Información
Disfunción de próstata: problemas músculo:esqueléticos asociados y tratamiento natural a utilizar

La EM está causada por la inflamación de las fibras nerviosas del cerebro y la médula espinal. Esta inflamación se produce porque los glóbulos blancos atacan la mielina que recubre las fibras nerviosas, que desarrollan unas cicatrices llamadas lesiones o placas.

Rehabilitación de la esclerosis múltiple

El objetivo de la rehabilitación es mejorar y mantener sus funciones, un componente esencial de la atención integral de la EM. Desde el momento del diagnóstico, los especialistas en rehabilitación ofrecen formación y estrategias diseñadas para fomentar la salud, el bienestar y el acondicionamiento general, reducir la fatiga y ayudarle a funcionar de forma óptima en casa y en el trabajo.

Si los síntomas empiezan a interferir con las actividades cotidianas, la rehabilitación puede abordar problemas de movilidad, cuidado personal, conducción, funcionamiento en casa y en el trabajo, y participación en actividades de ocio. Los expertos en rehabilitación también pueden evaluar y tratar las dificultades para hablar y tragar, y los problemas de pensamiento y memoria.

FisioterapiaLos fisioterapeutas evalúan y tratan la capacidad del cuerpo para moverse y funcionar, haciendo especial hincapié en la marcha y la movilidad, la fuerza, el equilibrio, la postura, la fatiga y el dolor. La fisioterapia puede incluir un programa de ejercicios, entrenamiento de la marcha y formación en el uso de ayudas para la movilidad (bastones, muletas, scooters y/o sillas de ruedas) y otros dispositivos de asistencia. El objetivo es fomentar la independencia y la seguridad, y lograr y mantener un funcionamiento óptimo. Además, la rehabilitación puede ayudar a prevenir complicaciones como el desacondicionamiento, la debilidad muscular por falta de movilidad y las contracturas musculares relacionadas con la espasticidad. La fisioterapia también puede incluir ejercicios del suelo pélvico para tratar los problemas urinarios y vesicales.

Más Información
Hipercifosis Dorsal: ¿Qué es? Causas: síntomas: diagnóstico y tratamiento o corrección por medio del Yoga

Tratamiento fisioterapéutico de la esclerosis múltiple pdf

La esclerosis múltiple es una enfermedad discapacitante que afecta al sistema nervioso central. En la actualidad, alrededor de un millón de estadounidenses padecen esta enfermedad. La esclerosis múltiple afecta a la mielina, que recubre y protege el sistema nervioso central. Una vez afectada esta parte, los nervios no se comunican entre sí con eficacia.

El neurólogo buscará anomalías neurológicas como debilidad en la visión, fuerza en manos y piernas, habla, reflejos y movimientos oculares. Esto puede ayudar a determinar si los nervios están lo suficientemente dañados como para sugerir la presencia de EM.

La resonancia magnética es una exploración indolora que utiliza ondas de radio potentes y campos magnéticos para producir imágenes detalladas de los órganos internos. La RM muestra si hay cicatrices o daños en la vaina de mielina de la médula espinal y el cerebro.

El médico le colocará electrodos (pequeños parches adhesivos) en la cabeza mientras observa diversos patrones de luz, lo que ayuda a monitorizar las ondas cerebrales. Esta prueba indolora muestra si su cerebro tarda más de lo esperado en recibir mensajes, lo que puede ser consecuencia de la EM.