Entrenamiento neuroplástico del tendón de Aquiles

El tendón de Aquiles une el grupo muscular de la pantorrilla al hueso del talón, y el aspecto inferior del tendón de Aquiles se conoce como inserción del tendón de Aquiles. Existe un elemento natural de compresión en el tendón a medida que se envuelve alrededor del hueso del talón, por lo que es esencial evitar doblar las rodillas sobre los dedos de los pies o dejar caer el talón por debajo del punto muerto si se desarrolla una tendinitis insercional del tendón de Aquiles. En la mayoría de los protocolos de rehabilitación para la tendinopatía insercional del tendón de Aquiles, no se deben realizar ejercicios por debajo del punto muerto.

Los ejercicios isométricos se utilizan principalmente para tendones muy doloridos a los que les resulta demasiado difícil llevar el tobillo por todo el rango. Históricamente, ha habido algunas pruebas de nivel moderado de que esto funciona bien como analgésico, pero algunos estudios lo han cuestionado. Sin embargo, clínicamente hemos encontrado que estos ejercicios son beneficiosos para las personas con dolor constante de la tendinopatía insercional del tendón de Aquiles.

Un estudio clásico de Alfredson et al., 1998, destacó la importancia de los ejercicios excéntricos para la tendinitis de Aquiles. Sin embargo, desde entonces, hemos descubierto que el fortalecimiento isotónico (a través de la amplitud) es igual de beneficioso y tiene un mayor cumplimiento, ya que sólo es necesario realizarlo 3 veces por semana. No obstante, compartiremos el ejercicio excéntrico a continuación.

¿Cuál es la mejor fisioterapia para la tendinitis de Aquiles?

Ejercicio suave.

Cargar el tendón (aplicarle peso o resistencia) mediante el ejercicio es beneficioso para la recuperación de la tendinopatía de Aquiles. Puede empezar realizando ejercicios suaves de fortalecimiento en posición sentada (por ejemplo, empujando y tirando de una banda elástica con el pie).

¿Qué hacen los fisioterapeutas para la tendinitis de Aquiles?

Tratamiento de la tendinitis de Aquiles con fisioterapia

Los ejercicios “excéntricos”, que desarrollan la tensión mientras se alarga el músculo, ayudan a recuperar la flexibilidad de la pantorrilla sin dolor. Los ultrasonidos, el hielo y la estimulación eléctrica alivian el dolor mientras el ejercicio favorece la curación.

Más Información
¿Qué ejercicios recomendáis para el dolor del piramidal izquierdo y derecho?

¿Qué tipo de ejercicio puedo hacer con tendinitis de Aquiles?

Otras actividades que pueden ayudarle a sudar (aumentar su frecuencia cardiaca durante periodos prolongados) son el ciclismo (especialmente el spinning), la natación y el yoga. Incluso caminar rápido puede ser adecuado, pero si te resulta demasiado doloroso, prueba a utilizar una plantilla en el talón (disponible en la mayoría de farmacias).

Prehab chicos aquiles

Al igual que el resto del SNS, nuestra prioridad número uno durante los últimos meses ha sido garantizar que todas las personas que necesitan atención urgente -no sólo las que padecen coronavirus- han podido recibirla cuando la necesitaban. Esto, unido a la necesidad de evitar contactos innecesarios para reducir la propagación del virus, ha supuesto que algunas citas no urgentes se hayan pospuesto, y que otras se hayan realizado de forma diferente utilizando la tecnología.

Nos estamos preparando para aumentar gradualmente algunos servicios presenciales importantes, pero solo cuando sea posible hacerlo de forma segura: el virus sigue circulando y no queremos poner en mayor riesgo a nuestros pacientes, al público o a nuestro personal. Gracias por su paciencia y comprensión en estos momentos difíciles.

El tendón de Aquiles es el tendón más grande del cuerpo y es el tendón común de los músculos de la pantorrilla (gastrocnemio, sóleo y plantar). Conecta los músculos de la pantorrilla con el hueso del talón. El tendón de Aquiles desempeña un papel importante en la marcha y la carrera. La tendinopatía o tendinosis del tendón de Aquiles es el tipo más común de lesión del tendón de Aquiles. Se caracteriza por un dolor más frecuente en la parte media del tendón, aunque también puede localizarse más en el calcáneo, pero es menos frecuente.

Rehabilitación del tendón de Aquiles

La tendinitis de Aquiles es una afección relativamente común causada por el uso excesivo del tendón de Aquiles. Por lo tanto, suelen padecerla quienes practican deportes que implican correr y saltar mucho.

Más Información
Ejercicios para la tercera fase de una tendinopatía cuadricipital

El uso repetitivo de los músculos de la pantorrilla y, por tanto, del tendón de Aquiles puede provocar desgarros microscópicos en el tendón. El cuerpo inicia entonces una respuesta inflamatoria para reparar estos desgarros. La respuesta inflamatoria inicial forma parte del proceso normal de curación; sin embargo, como las tensiones se repiten y la inflamación se prolonga, se produce un daño tisular local. Son muchos los factores que pueden contribuir a que una persona desarrolle una tendinitis de Aquiles, como cambios recientes en el entrenamiento (frecuencia, duración, intensidad, superficies de entrenamiento), tiempos de descanso reducidos, anomalías biomecánicas, calzado inadecuado y disminución de la flexibilidad muscular y de la amplitud de movimiento de las articulaciones.

La tendinitis de Aquiles causa dolor en la parte posterior del tobillo, justo por encima del hueso del talón. Normalmente, el dolor se desarrolla gradualmente. Al principio, puede que el tendón de Aquiles sólo duela después de hacer ejercicio. También puede haber rigidez o tensión en el tobillo. Estos signos iniciales de la tendinitis de Aquiles suelen ignorarse, ya que desaparecen al caminar o al aplicar calor sobre la parte posterior del tobillo. Sin embargo, si continúa agravando la tendinitis, la lesión puede empeorar y el dolor en el tendón puede hacerse más intenso y más frecuente, hasta estar presente todo el tiempo. Otros síntomas pueden ser:

Tendinopatía aquilea media deutsch

Principio de páginaFisio Penrith Tendinopatía de Aquiles de la porción mediaTratamiento de la Tendinopatía de Aquiles de la porción media en Sydney Muscle & Joint Phsyio Penrith¿Qué es la tendinopatía de Aquiles de la porción media? La tendinopatía de Aquiles de la porción media considera la tendinitis y la tendinosis de Aquiles bajo el mismo nombre de tendinopatía. La tendinopatía de Aquiles es un dolor localizado específico que limita la actividad. El dolor irritativo está precedido por un estresor mecánico excesivo, como la carga de tracción y/o el cizallamiento, que inicia cambios patológicos en el tendón. Esto se refiere a un ejercicio o actividad física que ha aumentado bruscamente y el tendón no tiene la tolerancia para el aumento repentino. Los ejemplos pueden incluir un aumento demasiado rápido del kilometraje de carrera, una persona sedentaria que realiza un recorrido a pie de 10 días durante un viaje al extranjero o el inicio de un nuevo trabajo que requiere caminar, levantar peso, etc.

Más Información
Corregir la cabeza adelantada: 3 ejercicios

Con el aumento de la carga en el tendón de Aquiles irritado, el tendón sufrirá cambios patológicos que pueden incluir proliferación de tenocitos con engrosamiento del tendón, neovascularización, adelgazamiento y desorganización de las fibrillas de colágeno, aumento de la deposición de grasa no colágena y alteración del movimiento de fluidos. Si no se controla la hipertermia que se produce durante el ejercicio, los tendones convertirán parte de la energía almacenada en calor y contribuirán al deterioro patológico provocando la muerte celular local. Los cambios tendinosos asociados al proceso patológico debilitan las propiedades mecánicas y materiales del tendón, lo que provoca una disminución de la rigidez y la resistencia del tendón y una transferencia de fuerza ineficaz. Esto puede justificar el uso de cargas mecánicas para aumentar potencialmente la rigidez del tendón. Este es un factor importante para nuestros fisioterapeutas de la Clínica Muscular y Articular de Sídney, porque influye en las intervenciones activas que se utilizan en el tratamiento de la tendinopatía del tendón de Aquiles de la porción media. La inflamación y la degeneración no suelen ser mutuamente excluyentes, sino que pueden coexistir en mayor o menor medida a lo largo de este proceso.