Rom después de la cirugía acl

El ejercicio regular para restablecer la fuerza y la movilidad de la rodilla y la reincorporación gradual a las actividades cotidianas son importantes para la recuperación completa tras una artroplastia total de rodilla. Su cirujano ortopédico y fisioterapeuta pueden recomendarle que haga ejercicio durante 20 o 30 minutos al día, o incluso 2 o 3 veces al día; y que camine durante 30 minutos, 2 o 3 veces al día durante la fase inicial de recuperación. Es posible que le sugieran algunos de los ejercicios que se muestran a continuación.

Esta guía puede ayudarle a comprender mejor su programa de ejercicios y actividades, supervisado por su fisioterapeuta y cirujano ortopédico. Para garantizar una recuperación segura, asegúrese de consultar con su fisioterapeuta o cirujano antes de realizar cualquiera de los ejercicios que se muestran.

Comience los ejercicios tan pronto como pueda. Puede empezarlos en la sala de recuperación poco después de la operación. Es posible que se sienta incómodo al principio, pero estos ejercicios le ayudarán a acelerar la recuperación y a disminuir el dolor postoperatorio.

Poco después de la intervención, empezará a caminar distancias cortas en la habitación del hospital y a realizar actividades cotidianas. Esta actividad temprana ayuda a su recuperación y a que su rodilla recupere su fuerza y movimiento.

¿Cuánto tiempo hay que hacer ejercicios de rodilla después de una prótesis de rodilla?

Los ejercicios de fisioterapia que aprenda deben continuarse por su cuenta durante un mínimo de dos meses después de la intervención. Es posible que también le recomienden algunos ejercicios adicionales -como montar en bicicleta estática- después de este periodo para ayudarle a mantener la flexibilidad de la rodilla.

¿Qué no hacer tras una prótesis de rodilla?

No debes practicar esquí alpino ni deportes de contacto como el fútbol o el fútbol americano. En general, evite los deportes que requieran sacudidas, torsiones, tirones o carreras. Deberías poder realizar actividades de menor impacto, como senderismo, jardinería, natación, tenis y golf.

Más Información
Los músculos o grupos musculares más importantes a la hora de entrenar la fuerza

¿Es bueno caminar para la rehabilitación de la rodilla?

Caminar es una actividad de bajo impacto que no sobrecarga demasiado las rodillas y puede ayudar a fortalecer los músculos de esa zona. Empieza despacio e intenta caminar media hora de tres a cinco veces por semana.

Ejercicios de fortalecimiento de la rodilla

La artroplastia total de rodilla (RTR) suele ser la opción de tratamiento quirúrgico para la osteoartritis avanzada de la articulación de la rodilla. Durante la intervención, la articulación de la rodilla se sustituye por material artificial. La articulación de la rodilla está formada por el fémur (hueso del muslo), la tibia (hueso de la espinilla), la rótula (tapa de la rodilla) y el cartílago (normalmente desgastado a causa de la OA).El extremo del fémur se retira y se sustituye por una superficie metálica y la parte superior de la tibia se retira y se sustituye por una pieza de plástico que tiene un vástago metálico. Si la rótula también se ha degenerado, puede añadirse una pieza de plástico a la superficie posterior para crear una superficie articular más lisa.Indicaciones de la artroplastia total de rodillaContraindicaciones de la artroplastia total de rodillaAbsolutaRelativa

El diseño de los componentes, el método de fijación, la técnica operatoria (osteotomía, técnica del mecanismo extensor) y la calidad ósea afectarán a la rehabilitación perioperatoria. El implante puede retener el ligamento cruzado posterior (LCP), sacrificar el LCP o sacrificar el LCP con sustitución.

Rehabilitación de pacientes con implante híbrido de crecimiento interno frente a pacientes con implante de rodilla cementadoArtroplastia total de rodilla cementadaPosibilidad de soportar peso según se tolere (WBAT) con andador a partir del primer día postoperatorio.Artroplastia total de rodilla híbrida o de crecimiento internoPosibilidad de soportar peso sólo con andador durante las primeras 6 semanas. Las siguientes 6 semanas, comience a caminar con muletas y a soportar peso según lo tolere. Las preferencias del cirujano pueden ser diferentes.

Más Información
¿Qué puedo hacer para solucionar mi dolor de cervicales? Claves: consejos: tips y ejercicios

Recuperación de la rodilla

Su fisioterapeuta de cuidados intensivos también le hará hacer ejercicios de rodilla mientras esté en el hospital. Estos ejercicios ayudan a mejorar el ROM y la fuerza de la rodilla. También ayudan a mantener en movimiento los tobillos y las caderas. Esto facilitará el caminar.

Estos ejercicios son importantes para prevenir una enfermedad grave llamada trombosis venosa profunda (TVP). Se produce cuando un coágulo de sangre obstruye una vena grande. Se corre un riesgo especial si se está inmóvil durante un largo periodo de tiempo, como después de una intervención quirúrgica.

El objetivo de la fisioterapia domiciliaria es garantizar que pueda moverse con seguridad en su casa. Seguirá trabajando el ROM y la fuerza de la rodilla. Caminar y subir escaleras también pueden formar parte de la fisioterapia domiciliaria.

Se formará tejido cicatricial a medida que cicatrice la incisión. Su fisioterapeuta puede utilizar masajes y movilizaciones suaves del tejido cicatricial para ayudar a mejorar la movilidad de la incisión. Esto puede ayudar a que la piel y otros tejidos alrededor de la rodilla se muevan con mayor libertad.

Si puede desplazarse a un centro de fisioterapia, puede comenzar la fisioterapia ambulatoria. Allí seguirá mejorando el ROM de la rodilla. Debería poder doblar la rodilla hasta un ángulo de 90 grados al final de la segunda semana.

Fisiopedia prótesis de rodilla

Es posible que sienta los músculos de las piernas débiles después de la operación porque no los utilizaba mucho con sus problemas de rodilla. La cirugía corrigió el problema de la rodilla. Su programa de ejercicios en casa incluirá actividades para ayudar a reducir la hinchazón y aumentar el movimiento y la fuerza de la rodilla. Esto le ayudará a moverse con más facilidad y a volver a hacer las actividades que le gustan.

Más Información
6 variantes para estirar correctamente el músculo dorsal ancho

Después de la operación, tendrá la pierna y el pie hinchados. La hinchazón puede aumentar después de salir del hospital. Esto es habitual y debería desaparecer gradualmente. Es importante que intente mantener la hinchazón baja. Las actividades que se indican a continuación le ayudarán a controlar la hinchazón y el dolor.

Deslice la pierna operada hacia un lado, manteniendo la rótula apuntando hacia el techo. Vuelva a deslizar la pierna hasta la posición inicial. Puede utilizar una bolsa de plástico debajo del talón para facilitar el deslizamiento.

Doble la pierna no operada con el pie apoyado en la cama. Contraiga los músculos de la parte superior del muslo, endureciendo la rodilla. Eleve la pierna operada (unos 30 cm), manteniendo la rodilla recta. Mantenga esta posición durante 5 segundos. Baje lentamente la pierna y relájese.